Pasar al contenido principal

Historias de vida

#66ff8e

Silvio Herrera, el sacerdote que quiso ser médico pero resultó siendo cirujano de almas

17 de febrero de 2023
OAC
El 17 de febrero de 1963, un domingo, a las 10:00 a.m. fue ordenado en Bogotá, por monseñor Emilio De Brigard

El primer sacerdote de la comunidad Asuncionista en Colombia; el padre Silvio Herrera Herrera. El padre Silvio nació en Santa Rosa de Cabal (Caldas), el 19 de junio de 1935, hijo de Juan Antonio Herrera y Julia Rosa Herrera García. Habiendo terminado sus estudios humanísticos en el Instituto Nacional Francisco José de Caldas de Santa Rosa con la obtención del titulo de bachiller en 1955, ingresó a la facultad de Medicina de la Universidad Nacional en 1956.

1

Fue allí donde, llevado por el deseo de una comprensión más profunda de los problemas humanos, descubrió su vocación al sacerdocio

Poco después de ingresar a la comunidad Asuncionista, de reciente existencia en Colombia, fue enviado a Chile a cursar sus estudios de Filosofía y Teología en la Universidad de “Chile”.

De regreso al país, el primer sacerdote asuncionista colombiano, prosiguió sus estudios en la Universidad Javeriana y se dedicó de forma paralela a la docencia en el colegio de esta comunidad; El “Emmanuel d'Alzón” y a la obra del seminario asuncionista. Permaneció como rector en el colegio desde el año 1999 hasta el año 2005.

2

Se le reconoce también por una obra invaluable en estas aulas, ser el autor del himno de los Dalzonianos: “Como el amor a Jesucristo nos hace solidarios con todo lo que El más ama, su iglesia, la humanidad; por tal razón aparece el himno fuertemente cargado de contenido social: "por el bien de la Patria y sus hijos","por la dicha de un mundo mejor", "Solidarios con todos los hombres en sus triunfos y penas y amor". Enfatizó el padre Silvio, al precisar alguna frases del himno del colegio creado por él, en entrevista concedida a los estudiantes de grado 11 en el año 1988.

Grandes retos y logros pastorales

El padre Silvio no solo inspiró el himno del colegio, también creó el Departamento de la Juventud de la Conferencia Episcopal de Colombia, donde por primera vez realizó un trabajo intenso con la pastoral juvenil en todo el país.  

En el mundo de la educación fue llamado en el año 1978, para trabajar por la enseñanza religiosa escolar, la presencia de la Iglesia en la educación básica en los colegios del Estado, desde la CEC. Fue así como se formó en educación y aprendió junto a los obispos colombianos sobre la educación religiosa en los colegios confesionales y seculares. 

00

Luego, trabajó de esta manera con el Ministerio de Educación por 20 años, siendo su cargo Supervisor Nacional de Educación y miembro del comité Nacional de la Confederación Nacional Católica de Educación- CONACED. También ocupó el cargo de Director del departamento de Educación del Secretariado Permanente del Episcopado Colombiano -SPEC, lo mismo que la dirección del departamento de Cultura.

3

Acompañamiento a enfermos y guía para las familias

Antes de dedicar su vida al servicio de Dios y de la Iglesia el padre Silvio soñó con ser médico, pero Dios lo condujo a salvar almas, porque allí desde la pastoral de la salud acompañó a pacientes terminales muchas veces, y tuvo innumerables experiencias a través del sacramento de la unción de los enfermos, al ser testigo de que, al imponer los Santos Óleos, algunos pacientes se les prolongaba su vida por muchos meses o años. Además, pudo palpar la diferencia entre  un enfermo terminal creyente y un paciente que no “cree en Dios”. 

Pero su bondad infinita frente a los enfermos de clínicas y hospitales que él solía visitar, iba más allá; ya que el “apostolado de la oreja” es otra gran virtud que lo caracteriza, al ser un excelente confesor.

4

Así mismo, la pastoral familiar también fue una de sus prioridades, dentro de su labor pastoral activa. Ayudó por más de 10 años a las familias a través de los “Equipos de Nuestra Señora”, donde trabajó y guió a las parejas en su vida y caminar espiritual.

¡Realmente es un hombre lleno de Dios!

El padre Silvio Herrera Herrera en la actualidad, es sacerdote emérito, cumple 60 años de servicio sacerdotal y 88 años de edad el próximo 19 de junio, se encuentra con mucha fragilidad en su salud y pasa sus días en la casa de los padres Asuncionistas, en el sector de Niza, al norte de la ciudad.

7

En esta etapa de su vida y dentro de su cotidianidad; recibe terapias médicas, visitas de familiares, amigos, conocidos, feligreses, ex alumnos del colegio “Emmanuel d'Alzón”, entre otros. Sigue siendo un lector imparable, es pausado, claro, sonriente, respira paz, tranquilidad y un bienestar infinito ante el deber cumplido. Gracias padre Silvio por tanto amor y entrega al Señor y por ser un vivo testimonio de un pastor que ayudó, guió y levantó a las ovejas del rebaño que Dios colocó en su camino.

Solo gratitud al padre Silvio Herrera Herrera, por estos 60 años de vida sacerdotal, Gracias por parte de la Iglesia en Colombia, de la arquidiócesis de Bogotá y de la comunidad Asuncionista .

10

A continuación video de entrevista para el Catolicismo con el padre Silvio Herrera el 16 de septiembre del año 2019: 

Oficina Arquidiocesana de Comunicaciones
Invitado Especial: Padre Silvio Herrera Herrera
Aumentar
Fuente
Disminuir
Fuente

Otras noticias

#217016

Otras historias de vida