Pasar al contenido principal

#C97BC9

Me encontré con Jesús de Nazaret

10 de noviembre de 2021
Imagen:

OAC

Amaya Martínez Gómez, más conocida como María del Himalaya

Vino a Colombia por tres semanas para dar su testimonio de conversión. Es laica, misionera de la caridad y de la misericordia.

Amaya tiene 47 años de edad, desde ese encuentro con Jesús de Nazaret hace 5 años, se llama María del Himalaya, así la conocen en los lugares donde va a contar su testimonio de vida y de conversión. De profesión enfermera y también fisioterapeuta.

Esta nueva misión en su vida, la consagra a los pies de la Virgen María y por supuesto a Jesús para poder lograr muchos frutos, a través de su historia.

Trabajó  por muchos años como enfermera en uno de los sitios más conocidos donde se realizan abortos, en España, donde es oriunda, en su tierra natal, en Bilbao. Allí recibía a las mujeres que llegaban para practicarse un aborto, preparaba las salas, asistía a los médicos y luego se encargaba de limpiar todo. La cultura de la muerte la rodeaba de noche y de día.

Un gran vacío, donde vive la gran mayoría de la humanidad

Trabajo que desarrolló por varios años. A la vez que vivía una vida matrimonial donde Dios No existió. Fue un amor imperfecto humano, que no tuvo frutos, que no fue real ni autentico. Aunque se había casado por la Iglesia católica, al paso de los años, se había convertido en atea, no creía en nada, era una mujer feminista, activista, por supuesto en favor del aborto y de la eutanasia, entre otros.

Su esposo, luego de 28 años de matrimonio, abandona el hogar y ella decide suicidarse pero, Dios lo impide a través de su perro, de su mascota. Lo relata de manera fría en su testimonio. “Fue algo sobrenatural para que no fuera capaz de hacerlo”. Asevera.

A la par de su vida matrimonial y profesional, María siempre ha sido una enamorada de la montaña, le gusta escalar, correr, exigirse físicamente. Antes de su conversión lo hacía para llenar también muchos vacíos que sentía en su corazón. Por el amor a las montañas, es el origen de su nuevo nombre, del Himalaya. Y, María, por ese encuentro que tuvo con Jesús.

Volví a nacer

Su vida transcurría en medio de comodidades, dinero, satisfacciones y metas por alcanzar, pero siempre, de vez en cuando, tenía una iluminación de conciencia, por momentos, pero que se iban de nuevo por todo lo que el mundo le ofrecía, estaba encadenada, de cierta forma. Siempre había un gran vacío en su existencia.

Un día, decide dejarlo todo y renunciar a este trabajo. Coincide con la llamada de un amigo que le pide como profesional sanitaria, si podía ayudar en Nepal, luego de un terremoto que acababa de suceder. María acepta.

Transitando por las calles de Nepal dos hermanas misioneras de la caridad la invitan para ir al día siguiente aun lugar, ella se niega, pero una voz interior que le impide conciliar el sueño esa noche, le reitera este llamado. Fue de esta manera que acepta ir y es la comunidad de las hermanas, llega justo a la hora de inicio de la sagrada eucaristía.

En ese momento, una voz penetra en sus oídos, una voz de hombre, es el Señor, que la recibe y le dice “Bienvenida a casa, cuanto haz tardado en amarme” Ella, cae de rodillas y durante muchas horas no para de llorar.  Hay una cruz con Jesús sacrificado en la capilla y desde allí sale esa voz. Tiene una iluminación de conciencia y toda su vida pasa como una película, a una gran velocidad, y es aquí en este momento donde la misericordia de Dios actúa, ella siente arrepentimiento, ve su pecado y clama a Dios el perdón.

Me di cuenta que soy una hija de Dios

Es Jesús de Nazaret, relata;” lo escucho, lo veo, lo siento, lo palpo allí en ese sitio. No sentí miedo, fue solo dolor al ver cada pecado de mi vida, cada atrocidad, viví la misericordia, la verdadera, y me di cuenta que tenía una gran misión”. Afirma.

Esto sucedió en el año 2017, desde hace 5 años María del Himalaya, va por el mundo, dando testimonio y mostrando la verdad a través de todas las miserias que ella vivió en su propia vida.

María del Himalaya es ahora una laica misionera de la caridad, por eso es nuestra invitada especial con su testimonio, a continuación:

Oficina Arquidiocesana de Comunicaciones
Invitado Especial: María del Himalaya Testimonio de conversión
Aumentar
Fuente
Disminuir
Fuente

Otros invitados