Pasar al contenido principal

Colombia

#277518

"Es imperioso engendrar corazones que renueven los sistemas socioeconómicos y políticos": Mons.Urbina

11 de junio de 2021
Colombia renueva su consagración al Sagrado Corazón de Jesús
Encomendándose al Sagrado Corazón de Jesús, Colombia oró por la unidad, la reconciliación y la superación de la pandemia

Monseñor Óscar Urbina Ortega, arzobispo de Villavicencio y presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia, precisó que “lo que hoy vivimos en la nación es fruto de las decisiones de nuestro corazón humano”.

Durante la celebración eucarística en la que el país renovó su consagración al Sagrado Corazón de Jesús, el prelado agregó que “frente a lo que ya no aceptamos, se hace imperioso engendrar corazones nuevos que renueven los sistemas sociales, económicos, políticos (…) teniendo como centro la persona humana, su dignidad, valor y los métodos que permitan caminos de diálogo, respeto, escucha y construcción conjunta”.

Llamado a favorecer un desarrollo integral como nuevo nombre de la paz

Refiriéndose a los desafíos que afronta el país y a la realidad que vive el mundo a cuenta de la pandemia por COVID -19, el obispo pidió valentía y sensatez ante la inmensa tarea de procurar un corazón nuevo, que garantice una visión nueva, libertad profunda, sentido de justicia, respeto de los Derechos Humanos, solidaridad con los más desprotegidos y descartados y “la confianza que brota de reconocernos hermanos”.

“Todos somos responsables de esa inmensa tarea: los dirigentes del país, las diversas organizaciones y la educación, que no debe ser para un país ideal sino real (…) El mundo de justicia y paz que añoramos no puede ser creado solo con palabras y menos impuesto por fuerzas externas, debe ser fruto del trabajo de todos”.

En este propósito destacó el aporte de los jóvenes, a los que describió como “los mejores pedagogos”, cuya participación “es piedra fundamental en la construcción de una Colombia justa, fraterna y en paz (...) Los valores, que les ayudemos a descubrir, acompañarán sus decisiones que afectan no solo su vida personal, sino las políticas y estrategias necesarias para reconstruir la vida agobiada y doliente de nuestra sociedad".

Finalmente, el jerarca de la Iglesia Católica explicó que renovar este 2021 la consagración del país al amor de Cristo, simbolizado en su corazón, es signo de esperanza; por ello, “colocamos en el corazón mismo de Dios a niños, niñas, adolescentes y jóvenes, pues el futuro de nuestra sociedad depende de las opciones audaces y fundamentales que hoy tengamos con ellos".

"Que la fuerza de la Eucaristía, en los 119 años de la consagración al Sagrado Corazón de Jesús, nos convierta a todos en artesanos de paz".

A continuación, homilía completa

Homilía: Solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús 2021
Fuente:
OAC
Oficina Arquidiocesana de Comunicaciones
Aumentar
Fuente
Disminuir
Fuente

Noticias relacionadas