Pasar al contenido principal

#66FF8E

Fiel sacerdote y gran formador

8 de octubre de 2021
El padre Luis Eduardo Trujillo C.J.M. falleció el pasado 29 de septiembre a los 85 años de edad, un presbítero comprometido con la formación de futuros sacerdotes

Nació en Carcasí (Santander, Colombia) el 29 de Julio de 1936, en el hogar formado por Emigdio y Rosa, matrimonio del cual nacieron seis hijos: cuatro hombres y dos mujeres. Constituían una familia de agricultores, de formación cristiana.

Sus estudios primarios los realizó en su pueblo natal y para el bachillerato ingresó al Juniorato eudista de San José de Miranda donde cursó los tres primeros años porque los tres últimos años de la secundaria los cursó en el Seminario Menor de Pamplona (S.N.).

En 1955 ingresó al Seminario Mayor de Pamplona para cursar los estudios eclesiásticos de Filosofía. En este mismo Seminario Mayor inició en 1958 los estudios de Teología. Al terminar el primer año decidió ingresar a la Comunidad de los Padres Eudistas y se dirigió a Bogotá, al Seminario Valmaría, donde el 6 de marzo de 1959 inició el año de Noviciado, terminado el cual es enviado al año de magisterio, durante 1960, al seminario menor de Santa Rosa de Osos (Ant.) dirigido en ese momento por los padres eudistas.

Regresó a Bogotá, al Seminario Valmaría, en 1961 para cursar los tres últimos años de Teología y continuar su formación eudista. Durante sus estudios de Teología, el 25 de julio de 1963, se incorporó definitivamente a la Congregación de Jesús y María, padres eudistas.

Terminada su formación sacerdotal y eudista fue ordenado Sacerdote en Málaga (Santander) el 17 de enero de 1965, por monseñor Héctor Rueda Hernández, en ese entonces arzobispo de Bucaramanga.

Más tarde, entre 1972-1974 fue a Roma para especializarse en Teología pastoral y litúrgica en el Ateneo San Anselmo de Roma. Esta especialización hizo que, en adelante, el Padre Trujillo, fuera siempre un connotado profesor de Liturgia en los seminarios mayores de Colombia dirigidos por los eudistas.

Vida pastoral

La vida ministerial del padre Luis Eduardo se llevó a cabo en los campos de misión de la Congregación eudista: seminarios menores, seminarios mayores y parroquias. Los seminarios menores de Santa Rosa de Osos, Cartagena, Floridablanca y Tocancipá fueron testigos de la entrega y compromiso del Padre Trujillo con su opción de vida como sacerdote y como formador de futuros sacerdotes.

En 1974, al regresar de Roma, fue enviado por sus superiores al Seminario Regional de la Costa Atlántica Juan XXIII en Barranquilla, como formador, profesor y ecónomo del seminario. Aquí permaneció durante 25 años, hasta 1999. Su servicio en la formación de presbíteros de la Costa Atlántica en este seminario gozó de la aceptación y el reconocimiento de todos: compañeros de comunidad, seminaristas, clero de las diócesis que conformaban el Regional. Luego, fue enviado al Seminario mayor de Cartagena para continuar en la misión de formador de buenos obreros del Evangelio.

Cuando terminó su labor como formador en los seminarios, por edad y por enfermedad, continuó trabajando en la viña del Señor en las parroquias eudistas de Bucaramanga y Usaquén. Allí se distinguió por su disponibilidad para atender a los feligreses, visitar los enfermos, colaborar con las líneas pastorales de las respectivas parroquias, formar con sus celebraciones y predicaciones buenos obreros del evangelio.

El último año y medio de su vida lo vivió en el Seminario Valmaría, sobre todo para vivir, en un ambiente seguro, los tiempos recios de la pandemia por COVID-19. No fue fácil para el Padre Trujillo el paso de la actividad pastoral a la calma y la tranquilidad del Seminario.

Repentinamente, en el último mes y medio, su salud se fue deteriorando velozmente hasta el desenlace final el 29 de septiembre de 2021. Celebró, asistido por el padre John Álvaro Herrera, ecónomo provincial, el sacramento de la unción de los enfermos y, minutos después, partió a la casa del Padre para celebrar su Pascua definitiva.

 “Lo recuerdo con mucho afecto y gratitud; por largos años estuvo con nosotros en el Seminario Regional de Barranquilla y nos dio un admirable testimonio; el Señor lo premie en la gloria de los fieles sacerdotes” indicó monseñor Carlos José Ruiseco, arzobispo emérito de Cartagena (Colombia).

 “Nos ha sorprendido la Pascua del padre Trujillo. Saben todos ustedes que fue el eudista más amado y admirado por el clero de la Costa formado en el Seminario Regional Juan XXIII. Para mí será siempre modelo de sacerdote. Fue mi director espiritual durante todos mis años de formación. Marcó mi ideal de servicio, mi amor a la liturgia y mi amor y respeto a la Iglesia. Para todos los eudistas mis sentimientos de condolencias y mi cariño de siempre” expresó el padre Agustín Villar, párroco de la Ermita del Cabrero, Iglesia de Nuestra Señora de las Mercedes (Cartagena, Colombia).

Agradecemos al Señor de la Vida el testimonio de este hermano nuestro quien, a lo largo de su vida fecunda en fidelidad, compromiso, servicio, coherencia, fraternidad, compartió con nosotros los afanes y las alegrías de la misión de formar a Cristo en todos los hermanos, especialmente en los futuros presbíteros.

Fuente: padre José Mario Bacci Trespalacios, CJM - Superior Provincial

Aumentar
Fuente
Disminuir
Fuente

Otras historias de vida