Pasar al contenido principal

Historias de vida

#66ff8e

El padre Rodrigo López Lamus T.C. : un ejemplo de dedicación y servicio a la comunidad

14 de marzo de 2023

Nacido en Ocamonte, una pequeña población cercana a Charalá, en el departamento de Santander, el 12 de julio de 1931, el padre Rodrigo fue bautizado, el 23 de septiembre de 1931, en la iglesia parroquial de su municipio.

Ingresó al noviciado en el Asilo San Antonio de Bogotá el 1º de febrero de 1949 y emitió sus votos temporales el 2 de febrero de 1949. Luego realizó su profesión perpetua en la misma fecha de febrero, pero en 1955. Fue ordenado como presbítero el 3 de noviembre de 1957 en la Capilla del Seminario Conciliar de la Arquidiócesis de la ciudad de Medellín.

 

23

 

Además de los estudios propios de la formación presbiteral como la filosofía y la teología, el padre Rodrigo adelantó la Especialización en Psicopedagogía Reeducativa en el Instituto Amigó de la ciudad de Medellín. También, realizó una Actualización en Derecho Canónico con la Conferencia Episcopal Panameña en Panamá y una licenciatura en latín, griego clásico y hebreo en Italia.

El padre Rodrigo prestó sus servicios en diferentes instituciones y comunidades de la Congregación. Como estudiante en la Granja Agrícola de Loyola – Madrid – Cundinamarca, en el año 1949, como educador en el Instituto Técnico San Rafael de Manizales entre los años 1950 y 1952 y continuó como educador en el Colegio de San Antonio de Bogotá desde el año 1953 a 1954.

Además, fue educador en la Escuela de Trabajo San José en Bello – Antioquia, desde 1955 hasta 1957, y ecónomo en la Escuela de Trabajo el Redentor de Bogotá, desde 1958 hasta 1961. Fue educador en el Seminario Seráfico San José, la Estrella – Antioquia, desde 1962 a 1964. Luego, en Italia fue formador de los seráficos en el Seminario Luis Amigó de Galátone durante el año 1965. Desde octubre de este mismo año hasta 1968, fue prefecto y estudiante dependiente del Superior Provincial de la Provincia de San Francisco de Asís.

 

34

En el año 1968, regresa a Colombia y retoma sus servicios como educador en el Colegio Seminario del Espíritu Santo de Bogotá hasta 1969. En ese mismo año, es elegido Vicario Provincial y presta sus servicios como tal hasta 1974. Durante este lapso de tiempo, proyectó su acción apostólica como superior y rector del Seminario Seráfico San José de la Estrella - Antioquia.

Al finalizar el año 1969, es elegido Vicario Provincial y presta sus servicios como tal, hasta 1974. Es en este mismo lapso de tiempo que proyecta su acción apostólica como superior y rector del Seminario Seráfico San José de la Estrella - Antioquia. Es elegido como Superior Provincial para el trienio comprendido entre 1974 y 1977, se traslada del Seminario a la nueva sede de la Curia Provincial en el barrio la Esmeralda en Bogotá.

Además, ocupó cargos como superior y director en la Escuela de Trabajo La Linda (hoy “Ciudadela Zagales”) de Manizales y en la Escuela Vocacional de Chapala en Panamá, cargo que ejercerá hasta el año 1983 . También se desempeñó como rector de la Escuela Agrícola San Pedro y como vicario parroquial en la comunidad del Colegio Seminario Espíritu Santo en Bogotá.

Como maestro de Novicios es destinado a la Escuela Agrícola San Pedro de Madrid – Cundinamarca, al noviciado de nuestra Señora de los Dolores, en donde permanecerá desde 1984 hasta 1989.  Como superior y rector, al finalizar su etapa como maestro de novicios, es destinado al Seminario Seráfico San José de la Estrella – Antioquia, permaneció en esta institución desde el año 1990 hasta 1995. Como superior y párroco es destinado nuevamente a la comunidad del Colegio Seminario Espíritu Santo y a la parroquia de San Bartolomé de Bogotá, desde 1996 hasta 1998.

Como ecónomo local, es traslado al Seminario Luis Amigó (Noviciado de Suba) en 1999 y allí permaneció hasta finales del año 2000. Como rector de la Escuela Agrícola San Pedro, retornó a Madrid – Cundinamarca en el 2001 y estuvo en este lugar a lo largo de ese mismo año; para ser trasladado, y ya definitivamente, a la comunidad del Colegio Seminario Espíritu Santo de Bogotá, -hoy comunidad Luis Arturo Nieto-, y en calidad de Vicario Parroquial, cargo que conservó hasta el día de su fallecimiento.

 

34

 

El padre López era ampliamente conocido y querido por su labor religiosa y su dedicación a la formación de jóvenes en su camino hacia el sacerdocio. Su vida ejemplar y su compromiso con los valores cristianos sirvieron como un ejemplo para muchas personas en la comunidad. Como confesor dedicado, el padre Rodrigo salvó muchas almas que hoy son su corona de gloria en el cielo. Su bondad y dominio constante de su propio carácter santandereano lo hicieron sabio y un auténtico sacerdote, amigo, hermano y abuelito bueno y cariñoso.

Falleció el pasado 6 de marzo a los 85 años. Su legado y su memoria perdurarán en la comunidad católica, donde siempre será recordado por su compromiso con la fe y su amor por los demás.

"En este templo donde el padre Rodrigo presidió innumerables eucaristías y celebró los sacramentos como pastor de esta comunidad de San Bartolomé, nos reunimos para ofrecerlo a Dios en acción de gracias después de cumplir su misión en su familia, en la congregación de religiosos Terciarios Capuchinos, en la parroquia y en medio de las personas que lo rodeaban. Poder recordar al padre Rodrigo con elocuente reconocimiento, admiración y gratitud, al amigo, al sacerdote autentico, al hermano, al abuelito bueno y cariñoso. Hacemos un elogio a su bondad, con la cual se motivó para hacer el “bien y éste bien hecho”, a su bondad fruto de un dominio constante y permanente de su propio carácter santandereano, cuyo dominio lo hizo sabio El padre Rodriguito, como cariñosamente lo llamábamos, deja en los corazones de muchos fieles imborrables huellas de fe, humildad, amor, alegría. Imposible olvidar su voz fuerte y sonora, leyendo la palabra de Dios y entonando los cantos en las celebraciones; su cálida sonrisa al saludar como una sincera expresión de cariño". Indicó el padre Manuel Antonio Parra Delgadillo, T.C. párroco en San Bartolomé. 

 

Fuente: Padre Manuel Antonio Parra Delgadillo, T.C

Aumentar
Fuente
Disminuir
Fuente

Otras noticias

#217016
#397dff

Otras historias de vida