Pasar al contenido principal

#C97BC9

Evangelizar a las familias desde la virtualidad

6 de abril de 2021
Imagen:

OAC

La Coordinación de la evangelización de la familia de la arquidiócesis de Bogotá

No ha dejado de acompañar a las familias y sus realidades en este tiempo de pandemia generado por el COVID.-19, todo lo contrario, se ha fortalecido. 

Esta coordinación arquidiocesana de evangelización de la familia es uno de los proyectos fundamentales dentro del Plan de Evangelización de la Arquidiócesis. En el año 2020, en esta situación de pandemia, la realidad cambió estructuras y se pasó de un acompañamiento y formación presencial, a un trabajo con herramientas y plataformas digitales, que han sido todo un éxito.

Y es que este acompañamiento no es solo para familias con muchos años de casados, también es para parejas en sus inicios de matrimonio, los que se encuentran en la etapa de noviazgo, para solteros, parejas o familias que pasan por alguna crisis y/o padres separados y que están a cargo de sus hijos.

Amoris laetitia (“La alegría del amor”)

Recordemos que el viernes 19 de marzo de 2021, se celebró la solemnidad de San José y comenzó el año de la “Familia”, un tiempo especial convocado por el papa Francisco, para profundizar en la pastoral familiar, en el quinto aniversario de su exhortación apostólica post sinodal Amoris Laetitia.

Amoris laetitia (“La alegría del amor”) se escribió después de dos sínodos de los obispos dedicados a la familia. Es uno de los documentos más largos de la historia papal, consta de una introducción y nueve capítulos, que reflexionan sobre los desafíos al matrimonio y la vida familiar.

Este año fue convocado por el Santo Padre “para madurar los frutos de la exhortación apostólica postsinodal y hacer a la Iglesia más cercana a las familias de todo el mundo, puestas a prueba este último año por la pandemia”. Aunque se le llama un “año”, la celebración de Amoris laetitia durará en realidad unos 15 meses ya que finalizará el 26 de junio de 2022 con la décima edición del Encuentro Mundial de las Familias en Roma.

El prefecto del Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida, cardenal Kevin Farrell,  indicó que el año se organizó para apoyar a las parejas y familias en todo el mundo que atraviesan un momento de crisis, de situación de pobreza o soledad, y “necesitan atención pastoral, necesitan dedicación”.

“Muchas familias necesitan que se les ayude a descubrir en los sufrimientos de la vida el lugar de la presencia de Cristo y de su amor misericordioso. Este año, por tanto, es una oportunidad para acercarse a las familias, para que no se sientan solas ante las dificultades, para caminar con ellas, escucharlas y emprender iniciativas pastorales que las ayuden a cultivar su amor cotidiano”, aseguró.

Señaló que “la pandemia ha tenido consecuencias muy dolorosas para millones de personas. Pero es precisamente la familia, aunque duramente castigada en muchos aspectos, la que ha mostrado una vez más su rostro de ‘custodia de la vida’, como custodio fue San José”.

La familia”, aseguró, “sigue siendo para siempre la ‘custodia’ de nuestras relaciones más auténticas y originales, las que nacen en el amor y nos hacen madurar como personas”.

De esta manera, en la realidad de una ciudad capital como Bogotá, la arquidiócesis, a través de esta coordinación de evangelización de la familia, también brinda espacios de encuentro con los animadores de evangelización a través de la virtualidad para promover la vida familiar y su misión, la educación de los hijos, y mostrar las bondades del matrimonio y acompañarlas en crisis.

Para ampliar más el tema nos acompaña como invitada especial, Diana Marcela Suárez, Secretaria General, Centro de Comunión y Participación, Vicaría de Evangelización de la arquidiócesis de Bogotá, a  continuación:

Oficina Arquidiocesana de Comunicaciones
Invitado Especial: Diana Marcela Suárez
Aumentar
Fuente
Disminuir
Fuente

Otros invitados