Pasar al contenido principal

#66FF8E

Un sacerdote íntegro que solo pensó y trabajó en función de los demás

14 de septiembre de 2021
De esta forma será recordado el padre Alirio Cuevas Mojica, sacerdote de la Arquidiócesis de Bogotá, quien partió al encuentro con el Padre el 6 de septiembre de 2021.

El padre Alirio nació en la ciudad de Bogotá el 24 de agosto de 1958, en la familia conformada por Pablo Cuevas Manrique y Rosa Elena Mojica. Tuvo seis hermanos. Culminó sus estudios secundarios en INEM Santiago Pérez de Bogotá. Siempre sintió el llamado al sacerdocio y por eso ingresó al Seminario Cristo Sacerdote en La Ceja (Antioquia), donde terminó sus estudios de filosofía en 1980. Posteriormente, se trasladó a Bogotá al Seminario Mayor para concluir su formación en teología en 1984. 

Fue ordenado presbítero el 3 de agosto de 1985 en Bogotá por monseñor Mario Revollo Bravo para el servicio de la Arquidiócesis de Bogotá. Desde su ordenación, el padre Cuevas tuvo un constante trabajo pastoral, iniciando como párroco en  Santa Inés y los Sagrados Corazones de Jesús y María en 1985. Luego, fue nombrado en San León Magno y el Señor de la Columna, como párroco en 1986. Y, un año después en 1987 es nombrado como párroco en Nuestra Señora del Ave María.  

En 1988 es nombrado como Capellán del Colegio Nacional Clemencia Caycedo. Para 1998 llega como párroco en Santa María Soledad. Posteriormente, en 2006 es nombrado párroco en San Rafael Arcángel, donde estuvo cinco años, después fue trasladado a la parroquia San Tarsicio en 2011 y finalmente llega a la parroquia de Santa Ana en 2014, allí ocupó los cargos de administrador, párroco y actualmente como su vicario parroquial. 

El padre Alirio Cuevas Mojica, falleció el pasado 6 de septiembre luego de luchar contra una enfermedad. Será recordado como un  gran sacerdote, íntegro que solo pensó y trabajo en función de los demás,  enemigo de reconocimientos y figuraciones, pero con un gran sentido humano de ayudar al otro y acercarlo a Dios. Un sacerdote entregado a su ministerio  y a la comunidad. 

Monseñor Luis José Rueda Aparicio, arzobispo de Bogotá y presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia,  en la eucaristía de exequias del padre Alirio envío un mensaje de fortaleza a la familia del padre Alirio “Pido a la Santísima Virgen María que fortalezca a toda la familia Cuevas Mojica, que hoy ve cómo un miembro de su familia, un ungido de Dios, un elegido en el seno de su hogar, es llamado a la eternidad. Que Ella consuele a quienes quedamos peregrinando y que reciba a este sacerdote con todas sus luchas por el Reino, por el Evangelio en la Iglesia”. 

Así mismo, monseñor Rueda recordó a todos los sacerdotes que se han despedido este año: “Despedir a un hermano sacerdote se nos ha vuelto en este año muy frecuente, ha sido un tiempo para entregar, para terminar la ruta de los peregrinos del altar y de la predicación de la palabra de distintas edades.

El prelado, también, recordó a todos los sacerdotes que se han despedido en este tiempo: “Por distintos motivos ha sido un año donde le hemos entregado a Jesucristo, Sumo y Eterno Sacerdote, la vida de varios presbíteros, tal vez como en ningún otro año, tal vez como en ninguna otra época, y esto nos une como familia sacerdotal con toda la familia humana ante la fragilidad, que ahora es más notoria a nuestra conciencia”. 

 

Aumentar
Fuente
Disminuir
Fuente

Otras historias de vida