Pasar al contenido principal
#ff0000

Sacerdotes de Bogotá a retiro espiritual

24 de julio de 2023
Imagen:
OAC

Como es usual desde hace muchos años, las próximas dos semanas, los sacerdotes de la Arquidiócesis de Bogotá, realizarán sus ejercicios espirituales. Encabezados por su pastor, Luis José Rueda Aparicio y orientados por el predicador, José Mario Bacci Trespalacios, obispo de Santa Marta, los levitas dedicarán cinco días para intensificar su oración, fortalecer su vocación de servicio e incrementar su sentido de pertenencia a la Arquidiócesis, así como al colegio de presbíteros.

Los ejercicios espirituales siempre han tenido un valor muy particular en la Iglesia católica y se consideran una herramienta que, bien aprovechada, puede dar pie a crecimientos personales y comunitarios en muchos sentidos.

La vida de los sacerdotes hoy en día está sometida a fuertes tensiones tanto desde afuera como desde adentro de la Iglesia. A medida que la sociedad colombiana, especialmente en las grandes ciudades, pero también en el campo y los pueblos, se ha ido secularizando en forma intensa, el quehacer pastoral y la razón misma del sacerdocio han entrado en una prueba de fuerza que quizás era impensable hasta hace unos pocos años. Tal vez en este nuevo entorno es que se han hecho más visibles algunas crisis sacerdotales.

La Iglesia sabe que cuando las dificultades llaman a su puerta el único medio válido para superarlas es volver, una vez más, su mirada al Divino Fundador. Y en este sentido los retiros espirituales son un momento especialmente importante. Son ocasión de entrar en oración, de hacer contacto reposado con la Palabra revelada, de examinar con transparencia el camino recorrido para perseverar en el bien obrar y llamar a conversión lo que no es propio de los pastores de Dios. Y son también ocasión de encuentro fraterno entre los presbíteros y sentirse parte de un colegio que por más de 400 años ha tenido sobre sus hombros la bella y exigente tarea de hacer presente a Dios en la ciudad y el campo.

Los fieles laicos también pueden unirse a los ejercicios espirituales de sus sacerdotes a través de la oración. En gran medida el sacerdote encuentra la alegría de su vocación en la respuesta entusiasta del pueblo santo. Cuenta con la oración de su gente, de las comunidades, cuenta con su apoyo en las tareas pastorales y también en sus dificultades. Digamos, entonces, que los ejercicios espirituales del clero de la Arquidiócesis de Bogotá tienen que ser un momento de gracia para los pastores y para las comunidades a ellos encomendadas.

Confiemos en Dios que sabrá inspirar al predicador caribeño para que sus palabras fortalezcan, iluminen, inspiren a los sacerdotes y los hagan crecer como personas consagradas que lo han dejado todo para servir a Dios en sus hijos e hijas. Y que los frutos se puedan ver pronto en cada comunidad cristiana de Bogotá.

Oficina Arquidiocesana de Comunicaciones
Fuente:
Dirección-El Catolicismo
Aumentar
Fuente
Disminuir
Fuente

Otras noticias

#007300
#397dff