Pasar al contenido principal
#217016

Una histórica parroquia de nuestra Arquidiócesis 

1 de diciembre de 2022
banner

Ubicada en el barrio Belén, centro de la capital, la parroquia Nuestra Señora de Belén, que hace parte de la Vicaría Episcopal Territorial del Espíritu Santo, atiende a los barrios Lourdes, Guavio, Mirador y Nueva Santa Fe.

Historia

La historia de la parroquia Nuestra Señora de Belén data del año 1690, cuando inició como una pequeña ermita construida por el español Esteban Antonio Toscano. En 1942 el señor Esteban Antonio Toscano, en un sitio llamado el Pedregal, compró unas tierras y allí construyó, en la segunda mitad del siglo XVII, la ermita de Nuestra Señora de Belén, en donde entronizó un cuadro pintado al óleo cuyo tema dio su nombre a la pequeña capilla. Al morir el señor Toscano, la ermita se fue a la ruina.

Allí se refugió un mendigo quien abría las puertas por las noches a personas para que se abrigaran del frío. El, en ese entonces, presidente de la Real Audiencia de Santa Fe de Bogotá, Gil Cabrera y Dávalos, escuchó de la capilla y fue a conocerla. Quedó tan impresionado que decidió sacar de la ruina el lugar y embellecerlo.

De esta manera en 1699, el oidor contrató al escultor Salvador De Lugo para realizar las imágenes del nacimiento del Niño Dios. Además, la ermita fue ensanchada y para separar el presbiterio de la nave, se construyó un arco tallado y ornamentando con una ronda de ángeles y de animales.

El 24 de diciembre de 1700, con la presencia del presidente del Nuevo Reino de Granada, Gil Cabrera y Dávalos, y ante las personalidades del gobierno, del clero y la sociedad, el templo y las imágenes fueron bendecidas por el arzobispo Fray Ignacio de Urbina, quien esa noche celebró en la capilla la noche de Navidad. Desde entonces todas las Navidades se celebraron en la ermita con la presencia de las familias santafereñas.

En 1905 la iglesia fue encargada a la comunidad de los Monfortianos franceses y en 1909 el templo fue demolido por presentar varias fallas estructurales. La construcción del nuevo templo fue concedida al arquitecto y padre monfortiano Juan Bautista Arnaud. El 8 de junio de 1910, con la asistencia del presidente de Colombia, Ramón González Valencia, se bendijo un nuevo presbiterio. El 12 de marzo de 1942 el arzobispo Ismael Perdomo creó en Bogotá nuevas parroquias y una de ellas fue Nuestra Señora de Belén, cuyos párrocos son nombrados desde entonces por la Arquidiócesis de Bogotá, dentro de los padres monfortianos.

 

Actualidad

Actualmente, se encuentra como su párroco el padre Oswaldo Jaramillo Osorio, S.M.M., . En cuanto a la comunidad explica el padre Jaramillo que existe mucha pobreza y necesidad: “Esta zona es muy necesitada, hay mucho inquilinato, viven muchas familias, migrantes. Es una zona que alberga muchos vendedores ambulantes, porque estamos muy cerca al centro de Bogotá. Hay mucha pobreza, hay habitantes de calle y muchos adultos mayores, por eso una de las necesidades es brindarles algo de comida a ellos”

 

4

 

La parroquia cuenta con varios programas sociales, que benefician a la población más vulnerable del sector. Se cuenta con un comedor para personas de la tercera edad y habitantes de calle, que funciona desde hace más de 20 años los días sábados, allí se sirven más de 200 almuerzos y también se cuentan con jornadas de recreación y salud. “Ellos llegan los sábados a las 10 a.m. toman un refrigerio, que ellos lo toman como desayuno y mientras esperan el almuerzo están con un grupo de laicos, haciendo dinámicas o actividades recreativas”.

 

1

 

5

 

También, los días miércoles, en la tarde, se les brinda un chocolate con pan y en ocasiones con un tamal, allí asisten unas 60 personas. Este programa lleva más de 50 años.

 

5

 

Con los niños y jóvenes del sector se ha retomado un proyecto de banda marcial. Este proyecto inició en el año 1994 y estuvo hasta el 2011. "Estamos retomando desde hace un mes este proyecto, porque nos dimos cuenta que muchos de los muchachos que formaron parte de la banda marcial ahorita son muy buenos profesionales, porque la banda les enseña disciplina, cumplimiento y responsabilidad”. En este momento se cuenta con la participación de 25 jóvenes y son formados por un profesor gracias a un convenio con el Instituto Distrital de las Artes (IDARTES).

 

6

 

Otro programa muy importante que tiene la parroquia es la asistencia mensual con mercados a unas 200 familias del sector. “La parroquia asigna un mercado a cada familia, más o menos por un valor de 90 mil pesos y ellos nos colaboran con 20 mil pesos, que es la base para el mercado. Ahorita en navidad vamos a beneficiar unas 400 familias, todo esto se consigue con donaciones de personas que me conocen y saben mi acción pastoral”.

El padre Jaramillo, se siente feliz de volver a estar en esta parroquia, ya que había estado en el año 1993 al 2000. “Yo me siento muy contento, porque esta zona yo creo que fuera de mi casa en Manizales es donde más he vivido. Estuve acá siete años en el Seminario, luego siete años como párroco. Ahora vuelvo y encuentro mucha gente nueva o encuentro muchos jóvenes que van creciendo, pero me da la alegría de saber que los papás les han hablado de mí y me saludan como si me conocieran hace muchísimo tiempo”. 

Parroquia Nuestra Señora de Belén: Una histórica parroquia de nuestra Arquidiócesis
Aumentar
Fuente
Disminuir
Fuente

Otras noticias

#217016
#007300

Noticias relacionadas

#217016
#217016
#217016