Pasar al contenido principal
#397dff

El más grande es el que es servidor de sus hermanos

5 de noviembre de 2023
123

 

En este capítulo 23 San Mateo, nos refiere el extenso discurso de condena que Jesús pronuncia contra los líderes religiosos de Israel, con quienes ha chocado, no una, sino varias veces.

Ya a fines del siglo I los cristianos en la Palestina se enfrentaban con los fariseos, entonces los maestros reconocidos del judaísmo. Lo que estaba en disputa eran dos formas de entender la vida, la religión, la comunidad, la relación con Dios.

En la vida de la comunidad tienen que darse actitudes muy distintas a las de los escribas y los fariseos. Jesús pone al descubierto y critica cuatro vicios. La incoherencia: “No hacen lo que dicen”. Su doble moral: Imponen a la gente cargas insoportables, pero nada hacen por ayudarles. Su hipocresía: Se adornan con cintas y borlas por puro afán de figurar, por delirio de grandeza, y que la gente los llame maestros, pero no saben tratar a los demás como hermanos. Su vana ostentación: Su afán por los primeros puestos, y que los llamen “maestros”.

Jesús dibuja el rostro del verdadero discípulo, de la comunidad cristiana, de su Iglesia. El Señor Jesús es nuestro único Señor y Maestro y nosotros somos hermanos, y entre nosotros el más grande es el que es servidor de sus hermanos, el que está cerca de ellos y les ayuda a vivir la experiencia de un Dios Padre.

Dicho con otras palabras, el más grande es aquel que da ejemplo de una vida verdaderamente evangélica, que es humilde y sincero, que no vive pensando en su prestigio personal, sino en ser, vivir y trabajar como obrero y servidor del Reino de Dios.

Hermanos: la Buena Noticia de la Palabra de Dios nos invita este domingo a vivir en estado permanente de examen de conciencia. ¿Hay incoherencia, hay doble moral, hay mentira en nuestra vida cristiana, hay vacíos en el ejercicio de la fraternidad, en nuestra vocación de servicio a los hermanos, en nuestro testimonio cristiano?

Recemos hoy y mañana, todos los días, el Padre Nuestro llamando Padre solo a Dios, con conciencia de hijos, de discípulos, de hermanos, de servidores.

Ante los jefes religiosos de Israel Jesús pone todo el acento en los hechos: En lo que debemos ser y hacer, no en aparentar, no en buscar títulos y privilegios.

Padre Carlos Marín G.

Aumentar
Fuente
Disminuir
Fuente

Otras noticias

#217016
#397dff

Noticias relacionadas

#397dff
#397dff
#397dff