Pasar al contenido principal

Colombia

#277518

Bendición y relanzamiento de la ‘Línea de la Esperanza’

12 de julio de 2021
Línea de la Esperanza
Imagen:
Oficina Arquidiocesana de Comunicaciones

Con una solemne eucaristía en Acción de Gracias, se presentó la Línea de la Esperanza, un proyecto en favor de la cultura de la escucha y el diálogo, liderado por la la Arquidiócesis de Bogotá, a través del Centro para la Dimensión Social de la Evangelización. 

La línea telefónica +57 (1) 4842094 funcionará de lunes a viernes, de 10 de la mañana a 10 de la noche, y será atendida por tres profesionales en psicología clínica y asesoría familiar.  

Durante la Santa Misa, presidida por monseñor Luis José Rueda Aparicio, arzobispo de Bogotá y presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC) y concelebrada por monseñor Luis Manuel Alí Herrera, obispo auxiliar de Bogotá y secretario general de la CEC, y monseñor Jaime Mancera Casas, director de la Línea de la Esperanza y Vicario Episcopal de la Vicaria San José, se animó a la comunidad a hacer uso de este servicio.

Tres signos presentes en el Evangelio del día: la cruz, la acogida y el vaso de agua, orientaron la reflexión sobre los pilares del acompañamiento que se brindará.

La cruz, explicó monseñor Rueda, recuerda la fragilidad humana. “Todos tenemos cruces que dificultan nuestra vida y necesitamos alguien que nos ayude a llevarla. Ante esta realidad, en la Línea de la Esperanza se encontrará un Cirineo que “toma su cruz, que la valora y es capaz de ponerle el hombro para avanzar juntos”.

La acogida, expresa la responsabilidad y cercanía de este servicio.  “En la línea de la Esperanza usted será acogido como Cristo quiere. Habrá tiempo, disposición para escuchar su historia, su sufrimiento, para transmitirle una luz y para sembrar una semilla de esperanza en su corazón”.

Y, el vaso de agua nos recuerda que Jesús es quien calma nuestra sed, “Él es el vaso de agua que se nos ofrece y necesitamos ese vaso de agua de esperanza, de fortaleza, de alegría, de sabiduría en los momentos más oscuros, más resecos de nuestra vida”.

La Línea de la Esperanza, agregó, “quiere ser, para todos los que buscan el encuentro con Cristo, un vaso de agua fresca que puede salvar su vida, que puede sanar la resequedad no solo de su garganta sino de su alma, de su historia”.

 

Línea de la Esperanza - 12 de julio 2021


 

Aumentar
Fuente
Disminuir
Fuente

Noticias relacionadas