Pasar al contenido principal

Navidad en el arte

18 de diciembre de 2020
navidad
Imagen:
La voz de Madrid
Celebrar el nacimiento de Jesús ha sido siempre de la mayor importancia entre quienes se confiesan cristianos

Sin embargo, muchos desconocen el por qué y el desde cuándo se celebra, además, según el culto cristiano al que se pertenezca el modo de celebración puede ser bien diferente.

Los evangelios son la fuente principal que toma la Iglesia para establecer la fecha del 25 de diciembre. Pero también entra la tradición y la historia, de ahí que surjan diversas interpretaciones y habrá quienes, con alguna razón, discrepen de la fecha navideña.

Veamos: “Aunque la fecha exacta del nacimiento de Jesús de Nazaret no se encuentra registrada ni en el Antiguo Testamento ni el Nuevo Testamento (Biblia), el 25 de diciembre ha sido significativo en los pueblos de la antigüedad que celebraban durante el solsticio del invierno en el hemisferio norte (desde el 21 de diciembre). La adopción de esa fecha se realizó siglos después, empezando por el testimonio de Sexto Julio Africano en el año 221 acerca de la fecha de nacimiento en Judea y el calendario litúrgico filocaliano de 354 después de Cristo”.

“En un tratado anónimo sobre solsticios y equinoccios se afirmó que ‘Nuestro Señor fue concebido el 8 de las calendas de abril en el mes de marzo (25 de marzo), que es el día de la Pasión del Señor y de su concepción, pues fue concebido el mismo día en que murió’. Si fue concebido el 25 de marzo, la celebración de su nacimiento se fijaría nueve meses después, es decir, el 25 de diciembre”. Wikipedia

De otra fuente: La tradición de celebrar la Navidad el 25 de diciembre esconde un significado especial para los cristianos. En la Antigüedad, este día se correspondía con la fiesta del Sol Invictus en Roma y con el solsticio de invierno en otras culturas como la céltica. El cambio que introducen los cristianos en la celebración de este día va hasta lo profundo del sentido de “celebrar”.

Ángel Barahona, Doctor en Filosofía, afirma en uno de sus textos que la naturaleza de los solsticios como fiesta era la del sacrificio y el pago de sangre. “Los solsticios reclamaban la sangre de miles de esclavos, vírgenes y primogénitos”, escribe Barahona. Además, añade que la relación del hombre con sus deidades en estas festividades funcionaba como un intercambio de bienes: “si lo doy a los dioses mi mejor cosecha, mi primogénito, mis esclavos… ellos me concederán mayores beneficios, a la vista de mi generosidad”.

Los sacrificios y una relación cambista con los dioses es lo que los cristianos sustituyen por la Navidad. ¿Y qué significa ese cambio? Explica el filósofo que Jesús viene a la historia de la humanidad como el nuevo Sol y nueva Luz. De hecho, añade, que podría entenderse el agradecimiento a los cristianos por esa modificación. El motivo, que por el 25 de diciembre Jesús no pide sacrificios de sangre, ni holocaustos porque viene a nosotros para proponer una forma de vida. En esa propuesta de Jesús está la del sacrificio solo de una cosa: el propio corazón, “porque amar requiere sacrificio, pero de uno mismo, no de vírgenes, esclavos o primogénitos”. Cope.es

“Fueron, sobre todo, los cristianos de Oriente los que reflexionaron acerca del misterio de la manifestación de Dios al mundo bajo la forma de una persona humana. Ahora bien, había varios modos de representar este acontecimiento: a) La posición herética (gnóstico Basílides) afirma que fue únicamente en el momento del Bautismo cuando el Cristo divino se manifestó temporalmente sobre la tierra en la persona de Jesús. b) La posición ortodoxa-católica enseña que Dios se manifestó realmente en la persona histórica de Jesús y, en este caso, la Palabra de Dios entra en el mundo en el momento de su Nacimiento.

Partiendo de estas concepciones teológicas, descubrimos los primeros rasgos de la fiesta cristiana de Navidad. Efectivamente, sabemos por Clemente de Alejandría que en el s.II se celebraba en Egipto (Alejandría) el día 10 o el 6 de enero el bautismo de Cristo. Éste es, hasta el momento, el primer origen conocido de la fiesta de Navidad”.

¿En qué momento y por qué causa se separó la fiesta del Nacimiento de la celebración de la Epifanía y se trasladó a una fecha particular, al 25 de diciembre? Este hecho parece que se produjo en Roma, entre el 325 y el 354. El 25 de diciembre, como aniversario del Nacimiento de Cristo, está atestiguado en Roma desde el 336; es posible que en un principio se celebrara, durante algún tiempo, la antigua fiesta de Epifanía en su forma original, mientras la nueva fiesta iba adquiriendo derecho de ciudadanía”. Gerardo Sánchez Mielgo, o.p.

El nacimiento de Cristo partió en dos la historia y ha sido fuente de inspiración en todas las artes:

La pintura se ha deleitado con el tema, desde los más antiguos mosaicos bizantinos hasta la actualidad, echemos un primer vistazo.

 

 

 

Audio file
Fuente:
Varias
Oficina Arquidiocesana de Comunicaciones
Aumentar
Fuente
Disminuir
Fuente

Noticias relacionadas