Pasar al contenido principal

Canciones dedicadas a la Virgen

3 de junio de 2021
Virgen
Imagen:
Sinopsis Films

Al concluir el mes mariano, te presentamos algunas canciones dedicadas a la Reina del Cielo, acompañadas de algunas reflexiones de la Lumen Gentium, constitución dogmática sobre la Iglesia del Concilio Vaticano II.

1. Madre del Silencio (Canto Católico)

“Así María, hija de Adán, al aceptar el mensaje divino, se convirtió en Madre de Jesús, y al abrazar de todo corazón y sin entorpecimiento de pecado alguno la voluntad salvífica de Dios, se consagró totalmente como esclava del Señor a la persona y a la obra de su Hijo, sirviendo con diligencia al misterio de la redención con El y bajo El, con la gracia de Dios omnipotente".  Lumen Gentium 56.

2. La esclava del Señor (Franklin Conil)

“Redimida de modo eminente, en previsión de los méritos de su Hijo, y unida a Él con un vínculo estrecho e indisoluble, está enriquecida con la suma prerrogativa y dignidad de ser la Madre de Dios Hijo, y por eso hija predilecta del Padre y sagrario del Espíritu Santo”. Lumen Gentium 53.

3. Contigo, María (Athenas)

“La Virgen Inmaculada, preservada inmune de toda mancha de culpa original, terminado el decurso de su vida terrena, fue asunta en cuerpo y alma a la gloria celestial y fue ensalzada por el Señor como Reina universal con el fin de que se asemejase de forma más plena a su Hijo”. Lumen Gentium 59.

4. Intercede (Son by Four)

“Uno solo es nuestro Mediador según las palabra del Apóstol: ‘Porque uno es Dios, y uno también el Mediador entre Dios y los hombres, el hombre Cristo Jesús, que se entregó a sí mismo para redención de todos’ (1 Tm 2, 5-6). Sin embargo, la misión maternal de María para con los hombres no oscurece ni disminuye en modo alguno esta mediación única de Cristo, antes bien sirve para demostrar su poder”. Lumen Gentium 60.

5. María (Verónica Sanfilippo)

"Mientras tanto, la Madre de Jesús, de la misma manera que, glorificada ya en los cielos en cuerpo y en alma, es imagen y principio de la Iglesia que habrá de tener su cumplimiento en la vida futura, así en la tierra precede con su luz al peregrinante Pueblo de Dios como signo de esperanza cierta y de consuelo hasta que llegue el día del Señor". Lumen Gentium 68.

Fuente:
ACI Prensa
Aumentar
Fuente
Disminuir
Fuente

Noticias relacionadas