Pasar al contenido principal

#C97BC9

Retiros de Emaús: Servir, amar, actuar

8 de octubre de 2020
Imagen:

OAC

Martín Darío Neira y Amalia Filomena Ambrosio, es una pareja de esposos caminantes de Emaús, en Colombia.

Tienen 3 hijos y desde que cada uno hizo el retiro de Emaús en una parroquia de la arquidiócesis de Bogotá, su vida cambió. Hay un antes y un después.

“Era una mujer planeadora y controladora”; Yo, un” hombre egoísta y autosuficiente”, así se define cada uno de esta pareja, odontólogo y abogada; antes de conocer la  misericordia y el amor de Dios.

El servicio cambia la vida

Cada uno, en momentos diferentes en su existencia, acogió la invitación a vivir un fin de semana en un retiro de Emaús. Amalia Filomena, atravesando un cáncer de riñón, puso su mirada en Dios. Martín por su parte, al atravesar varios momentos difíciles dentro de su núcleo familiar, aceptó el día menos esperado, la invitación reiterativa a realizar este retiro y darse una oportunidad, o más bien, un gran regalo para su vida.

Los dos fueron casi que pioneros de la llegada de estos retiros de Emaús en la arquidiócesis de Bogotá hace ya 15 años. Y desde ese momento, todo cambió a su alrededor, en su vida personal, como pareja, como padres, como profesionales, como católicos y por supuesto como seres humanos

Breve reseña de los retiros de Emaús

Los retiros de Emaús se fundaron en el año 1978 en la arquidiócesis de Miami. Mirna Gallagher, directora de educación religiosa de la parroquia de St. Louis, con un equipo de mujeres, y bajo la supervisión del obispo de la diócesis y el párroco, el padre David G. Russell, iniciaron esta experiencia que se ha extendido a un número importante de países de habla hispana. 

En la arquidiócesis de Bogotá se iniciaron en el año 2006 con el retiro de hombres y en 2007 con mujeres, en las parroquias Santa Amelia y San Tarcisio. La parroquia Santa Bárbara de Usaquén llevo a cabo su primer retiro en 2008 y acogió a las personas que habían caminado con la Casa Eucarística en 2006.  Desde entonces se han convertido en una forma de hacer parroquia y han adquirido cada vez mayor acogida y aceptación. 

Los retiros pueden definirse como un encuentro personal con el Señor que pretende una renovación espiritual, basada en la lectura del Evangelio de San Lucas 24, 13-35 y en las experiencias y testimonios de carácter kerigmático que ayudan a develar la realidad del amor de Dios en la vida de los caminantes.

Este encuentro tiene carácter parroquial. Por ello, quienes los realizan son laicos vinculados a una parroquia y los destinatarios de la invitación a caminar en el retiro son miembros de la misma comunidad, de manera que el fruto del retiro se proyecte hacia la renovación de las comunidades parroquiales. La experiencia del retiro de Emaús es de carácter parroquial para mujeres y para hombres por separado. Los hombres no ayudan ni participan en el retiro de mujeres o viceversa.

El retiro está compuesto por testimonios, grupos para compartir, música y rituales. Se ofrece el sacramento de la reconciliación y la parte culminante del retiro es la celebración de la Eucaristía.

En la arquidiócesis de Bogotá cada vez se suman más las parroquias que acogen y realizan estos retiros para laicos, hombres y mujeres. Hoy nuestros invitados especiales, caminantes de Emaús, Amalia Filomena Ambrosio y Martin Dario Neira, son testimonio del amor de Dios vivo, en sus vidas:

Oficina Arquidiocesana de Comunicaciones
Invitados especiales: Amalia Ambrosio y Martín Neira
Aumentar
Fuente
Disminuir
Fuente

Otros invitados