Pasar al contenido principal

#C97BC9

El Foyer de Charité, un pedacito del cielo en la tierra

2 de marzo de 2021
Imagen:

OAC

Los Foyers de Charité, son casas de retiros espirituales que nacieron en 1936, bajo el impulso de Marta Robin

Una laica francesa, quien actualmente se encuentra en proceso de Beatificación. Es una obra católica internacional, su misión esencial es proponer retiros espirituales abiertos a todos, creyentes o no. El primer Foyer de Charité en Colombia, lo fundó en la Diócesis de Zipaquirá en el año 1965, el padre Fernando Umaña Montoya, quien a propósito falleció a sus 85 años de edad, el pasado 21 de enero.

Ya existen 75 Foyers en todo el mundo. En el país se encuentran tres; el primero que se creó fue en Paipa, el segundo en la ciudad de Bucaramanga y el tercero en el municipio de Cogua, Cundinamarca.

La obra la hace Dios

El 31 de mayo de 1980, el padre Umaña inaugura la casa del Foyer definitiva, en el municipio de cogua, donde se cuenta con una capacidad para alojar a 150 ejercitantes, en una gran variedad de retiros espirituales como:

Retiros Fundamentales; o más conocidos como kerigmáticos, son de una semana y en silencio. Y, los retiros de Sanación interior, estos son abiertos para todas las personas sin importar su estado civil. Retiros para niños, de un día. Para Adolescentes, jóvenes y universitarios de un fin de semana. Retiros para novios. Familias nucleares, familias monoparentales, donde por una u otra razón falta alguno de los esposos y los retiros para músicos de cantos litúrgicos, que son de un día.

En esta época de pandemia generada por el COVID-19, todos estos retiros se han seguido realizando de manera virtual, por las diferentes plataformas digitales, pronto volverán a ser presenciales.

La casa del corazón de Jesús abierto a todos
 

En cada Foyer de Charité vive una comunidad de hombres y de mujeres reunidos alrededor de un presbítero, el  “Padre del Foyer”. Célibes o casados, los miembros de los Foyers comparten una vida sencilla y fraterna. Ponen en común sus bienes y sus competencias para hacer del Foyer, un lugar propicio para la recuperación espiritual de sus contemporáneos.

Los miembros de los Foyers de Charité eligen dedicar su vida a la evangelización, mediante su trabajo, su oración, su acogida. En Cogua- Cundinamarca, esta comunidad se reconoce con el mismo nombre del Foyer; Foyer de Charité, “Nuestra Señora del Paraíso”. Y es que realmente es un lugar donde se siente la presencia de Dios y La Virgen María.

Además de su estructura; un extenso terreno con una casa muy acogedora, se puede disfrutar de la naturaleza, se encuentra una capilla de oración en la montaña y una gruta que nos conduce a una imagen de la Virgen María. Es un lugar lleno de paz, armonía, fraternidad.

“El Foyer es un sitio especial para poder tener un encuentro personal con Dios a través de alguno de estos retiros espirituales. Aquí se siente la presencia del Señor,  su Gracia  está en todos los Foyers”. Afirma el padre Roberto Beltrán, quien está al frente del Foyer de Charité de Cogua- Cundinamarca, desde hace 10 años.

El padre Beltrán se ordenó para la Diócesis de Zipaquirá, y tuvo la fortuna de poder tener como director espiritual al padre Fernando Umaña por muchos años. Fue él quien además lo invitó para ayudarlo en esta labor como predicador de los retiros, y allí se quedó. Esta feliz porque tiene muy claro que la obra la hace es Dios.

A continuación entrevista con nuestro invitado especial, Roberto Beltrán Urrea, padre del Foyer de Charité de Cogua- Cundinamarca.

Oficina Arquidiocesana de Comunicaciones
Invitado Especial: Padre Roberto Beltrán Urrea
Aumentar
Fuente
Disminuir
Fuente

Otros invitados