Pasar al contenido principal
#007300

Papa Francisco aconseja rezar ante las decisiones importantes de la vida

18 de septiembre de 2023
Orar
Imagen:
InfoVaticana
El Papa Francisco recordó que sin oración “uno no se sostiene ni sabe a dónde ir” y aseguró que es “en la oración fiel y perseverante

Particularmente en la Adoración, cuando todo adquiere armonía, cuando uno capta más claramente sus objetivos”. En la mañana de este lunes 18 de septiembre, el Papa Francisco recibió en el Vaticano a los participantes en los encuentros promovidos por los Rogacionistas del Corazón de Jesús y las Hijas del Divino Celo, conocidos como la “familia del Rogate”, cuyo carisma se centra en la oración por las vocaciones y el testimonio de caridad. 

Al dirigirse a ellos durante la audiencia en el Palacio Apostólico del Vaticano, el Santo Padre destacó que la oración por las vocaciones está “en la raíz de vuestra misión específica en la Iglesia”.

Tomando el ejemplo de San Aníbal, el fundador de la Congregación, quien recibió la iluminación de su vocación ante el Santísimo, el Pontífice afirmó que “cuando uno se pone dócil y humilde ante Dios, recibe a menudo una comprensión concreta del sentido de su vida”.

Para el Papa Francisco, “es en la oración fiel y perseverante, particularmente en la Adoración, cuando todo adquiere armonía, cuando uno capta más claramente sus objetivos, encontrando en el Señor la fuerza y la luz para realizarlos según sus designios”.

Por ello, el Santo Padre remarcó que “sin oración, uno no se sostiene ni sabe a dónde ir” y enfatizó la importancia de mantener “un diálogo prolongado con el Señor cada día, y luego una invocación a Él antes de cada momento importante, de cada reunión, de cada decisión”. Según recordó el Papa Francisco, San Aníbal “se dio cuenta de que lo primero que había que hacer era rezar, ciertamente no para persuadir a Dios de que enviara pastores, como si no se preocupara de su pueblo, sino para dejarse sobrecoger cada vez más por la visceralidad de su amor paternal y maternal: para aprender, rezando, a ser sensible a las necesidades de sus hijos”.

Más tarde, el Santo Padre les invitó a ser “especialistas de Dios”, no tanto “como estudiosos de técnicas, estadísticas y teorías, por muy útiles que éstas sean también, sino más bien de esa sabiduría que se madura haciendo primero los ‘callos en las rodillas’ y luego ‘en las manos’. Ser especialistas, es decir, en las artes de la oración y de la caridad”. 

“Manos unidas ante Dios —continuó el Pontífice— y manos tendidas a los hermanos. Manos unidas y manos tendidas: así es como os convertís en especialistas de Dios. Esta es vuestra misión”. 

Por último, les animó a seguir mostrando la belleza “de una vida gastada por amor” y a ayudar a decir “sí” a todos los jóvenes a quienes el Señor llama y necesitan testigos creíbles y guías.

Fuente:
ACI Prensa
Oficina Arquidiocesana de Comunicaciones
Aumentar
Fuente
Disminuir
Fuente

Otras noticias

#007300
#397dff

Noticias relacionadas

#007300
#007300
#007300