Pasar al contenido principal

Colombia

#277518

Urgente llamado sobre la situación de las comunidades indígenas del municipio de Murindó (Antioquia)

17 de marzo de 2021
Comunicado
En rueda de prensa, representantes de indígenas y la Iglesia católica hacen un llamado urgente sobre la situación humanitaria en comunidades Indígenas

El miércoles 17 de marzo en la sede de la Conferencia Episcopal,  se realizó una conferencia de prensa en la que participaron monseñor Luis José Rueda arzobispo de Bogotá y primado de Colombia, monseñor Juan Carlos Barreto, obispo de Quibdó y monseñor Hugo Alberto Torres, obispo de Apartadó, quienes presentaron un comunicado sobre la situación humanitaria en comunidades Indígenas del municipio de Murindó (Antioquia).

En el encuentro también participaron Amelicia Santacruz representante legal de la organización indígena en Antioquia y Germán Valencia, representante de la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC).

Dicho comunicado surge de la misión humanitaria y pastoral en el municipio de Murindó (Antioquia), del 7 al 11 de marzo, en el contexto de las informaciones sobre algunas afectaciones recientes y graves a las comunidades indígenas de este municipio.

Durante el diálogo con las comunidades se constató la intensificación de la disputa territorial entre el ELN (Ejército de Liberación Nacional) y las AGC (Autodefensas Gaitanistas de Colombia), lo cual ha agudizado la crisis humanitaria para las 2.200 personas que hacen parte del Cabildo indígena de este municipio.

Allí presentaron algunos hallazgos encontrados:  Tanto el ELN como las AGC, en su disputa territorial, han cometido graves violaciones al derecho internacional humanitario y han afectado los derechos humanos de sus habitantes. Los grupos armados luchan por obtener el control de las rutas del narcotráfico, la implantación y recolección de cultivos de uso ilícito y el posicionamiento geoestratégico frente a los megaproyectos priorizados en esta zona. .

Sobre la mayoría de las comunidades pesan amenazas de desplazamiento por parte del ELN.  Después de cinco semanas de confinamiento, apenas empiezan a llegar las primeras ayudas humanitarias. Las comunidades se sienten solas e indefensas para afrontar estas grandes dificultades.

Así mismo, también realizan un llamado urgente al estado, a la fuerza pública y a los grupos armados. Para las comunidades indígenas afectadas por la violencia y el abandono histórico del Estado colombiano son urgentes las siguientes respuestas: la intervención estatal garantizando derechos sociales, la ayuda humanitaria urgente, el desminado territorial y la protección colectiva que les permita gozar de tranquilidad en sus entornos culturales.

 A la Fuerza Pública se le exige un distanciamiento total de actores ilegales para que se garantice su labor de protección. - A todos los organismos del Estado, incluyendo el gobierno nacional, la gobernación de Antioquia, la alcaldía de Murindó y los órganos de control y judicialización se les exige el cumplimiento de sus compromisos constitucionales y la intervención adecuada y oportuna en esta coyuntura y en las situaciones estructurales que se viven en la región.

A los grupos armados les hacemos un llamado a la conciencia con el objetivo de que reconozcan que su accionar es absolutamente nocivo para la población civil. Mientras avanzamos en procesos sólidos de paz, deben observar el derecho internacional humanitario y no deben afectar el discreto goce de derechos humanos que tienen las comunidades

El comunicado es firmado por: La Diócesis de Apartadó, Cocomacia, el Cabildo Mayor de Murindó y la Coordinación Regional del Pacifico Colombiano

Urgente llamado sobre la situación de las comunidades indígenas del municipio de Murindó (Antioquia)
Descargue el comunicado acá 
Aumentar
Fuente
Disminuir
Fuente

Noticias relacionadas