Pasar al contenido principal

Bogotá

#217016

Tienen en sus manos el tesoro de la vida

18 de septiembre de 2020
Médicos
Imagen:
CNN
El Arzobispo agradece el compromiso de los profesionales de la salud, personal administrativo, asistencial y de servicios generales durante la pandemia

La Eucaristía diaria de Cristovisión, presidida por el arzobispo Rueda, ha sido ofrecida por la Academia Nacional de Medicina, en cabeza de su Presidente, doctor Germán Esguerra, en acción de gracias por la vida y la dedicación de todo el personal de salud y afines, en este duro momento.

El arzobispo Luis José Rueda Aparicio dedicó emotivas palabras a quienes generosamente han ofrendado su vida por la atención a los pacientes, pero también por los más de 25 mil colombianos víctimas del COVID-19.

En un pasaje de la homilía dijo que a imitación de María, tienen en sus manos el tesoro de la vida.

Inició así la homilía: “Cristovision Está llegando hasta su casa con la Eucaristía.

Cristo Jesús sigue caminando por ciudades, por pueblos, por hospitales, por clínicas, por puestos de salud, por hogares donde se cuida al enfermo. 

Dice el evangelio que escuchamos hoy, que iba proclamando y anunciando la buena nueva del Reino. Recordemos que el anuncio central de Cristo es el reino. […]

Cristo fue pasando por distintos lugares encontrándose con enfermos que tenían enfermedades del cuerpo y del alma, porque generalmente las dos cosas van unidas y porque los seres humanos somos muy frágiles, nos enfermamos en el cuerpo y también nuestro estado de ánimo se enferma. El peor de los dolores que puede tener un ser humano es estar herido por el pecado, pero Jesús, el Señor vino, sanó enfermos de toda índole y les anunció el perdón de los pecados y lo vivió plenamente”

 

A las mujeres tanto profesionales como de servicios generales, dedicó una parte importante: “Lucas destaca en este capítulo 8, que un grupo de mujeres va con él y las nombra; un grupo de mujeres en distintos lugares nosotros encontramos en el evangelio la presencia femenina el rostro femenino de la iglesia naciente, de ese reino acogido con corazón de mujer y vivido y servido en la vida en el perdón y la reconciliación. E mayor de los rostros femeninos es ella, es la Santísima Virgen María,  ella fue la elegida, ella fue la primera, elegida para ser la madre del Salvador, para anunciar la vida, para traernos ese misterio de la humildad poderosa de Dios que se hace niño en el vientre de la Virgen María, que se deja acariciar por ella, que se deja criar por ella, que se deja conducir por ella: el Dios en manos de una mujer,  el reino en manos de una mujer, y después encontramos mujeres que acompañan la misión y la vida de Jesús, pero quiero decirle de manera especial a las mujeres que son profesionales de la medicina, profesionales de la enfermería, profesionales en servicios de salud en distintos lugares, que ustedes están cumpliendo una misión y no están solas”.

 Escuche aquí la homilía:

Audio file
Fuente:
Oficina Arquidiocesana de Comunicaciones
Oficina Arquidiocesana de Comunicaciones
Aumentar
Fuente
Disminuir
Fuente

Noticias relacionadas