Pasar al contenido principal

Bogotá

#217016

Nuestra Señora del Rosario nos acompaña en el caminar arquidiocesano

10 de Julio de 2020
Arzobispo
Con un Santo Rosario desde la parroquia de Nuestra Señora de Chiquinquirá, el Arzobispo celebra los 101 de haber sido declarada Reina y Patrona de Colombia

A las cinco de la tarde se cumplió la cita. Monseñor Luis José Rueda, arzobispo de Bogotá, inició el Santo Rosario en la vacía, pero siempre acogedora parroquia de Nuestra Señora de Chiquinquirá, encargada a los padres dominicos.

Con “Reina de Colombia”, como canto de entrada, se dio inicio a los misterios luminosos. Monseñor Rueda es tuvo acompañado de monseñor Pedro Salamanca, obispo auxiliar de Bogotá.

Monseñor Rueda invitó a los más de seis mil fieles que siguieron la celebración por los canales de la parroquia y de la Arquidiócesis, a continuar en este camino de evangelización personal y colectiva e integrarse al Nuevo Ritmo, tercer momento del Plan E.

¿Cómo es el templo?

El edificio comenzó a construirse en 1919, y la parroquia fue erigida el 20 de agosto de 1948; siendo su primer párroco Fray Juan Alonso Suárez O.P. El templo fue terminado e inaugurado en 1959. Desde entonces ha sido administrado por los Frailes Dominicos.

El templo es de un típico estilo gótico tardío, lo cual se puede constatar por los múltiples ornamentos tanto de la fachada como del interior. La conforma una planta de Cruz Latina, rodeada de múltiples capillas; la fachada está conformada por tres secciones, con tres puertas, ventanales laterales y un rosetón, el cual tiene en su frente la imagen de la Virgen de Chiquinquirá con San Andrés y San Antonio tal como aparece en el cuadro original; pese a que carece de torres, sí tiene varias Campanas automatizadas. Toda la construcción está formada por concreto y ladrillo, revestida de arenisca o piedra caliza.

Entrando al templo se encuentra sobre las puertas el sotacoro, las bóvedas de crucería de color azul, recuerdan a la Virgen María. La Nave Central se eleva 25 metros, al igual que el crucero (que no sobresale de la edificación ni ostenta ningún tipo de Cúpula o aguja), carece de tribunas o triforio. El claristorio mantiene ventanales góticos con pequeños rosetones también presentes en el crucero.

De las naves laterales sobresalen las capillas hexagonales con varios altares e imágenes, estas capillas contienen varios vitrales de origen checo. Al extremo de las Naves laterales se encuentran de lado derecho e izquierdo la capilla de San Martín y el Sagrario respectivamente.

Las gruesas columnas se elevan con infinidad de ornamentos dorados, blancos y azules. En el ábside se encuentra el Presbiterio, construido con madera policromada y detalles dorados, al igual que el altar y los demás muebles. El Retablo es coronado por una reproducción del cuadro original de la Virgen de Chiquinquirá.

Galeria

Fray Néstor Rojas, párroco, habló con El Catolicismo:

Fray Néstor Rojas desde la parroquia Nuestra Señora de Chiquinquirá
Aumentar
Fuente
Disminuir
Fuente

Noticias relacionadas