Pasar al contenido principal

Bogotá

#217016

Matrimonio entre colombianos y extranjeros: realidad pastoral acompañada y orientada por la Iglesia en Bogotá

9 de septiembre de 2022
Matrimonio entre colombianos y extranjeros: realidad pastoral acompañada y orientada por la Iglesia en Bogotá
Imagen:
kozinartcatering.com

Las dinámicas de la sociedad actual interconectada y marcada por crecientes flujos migratorios ha influido en distintos aspectos de la vida y de las relaciones humanas, entre ellos, el establecimiento de vínculos afectivos, muchos de los que se consolidan en el sacramento del matrimonio.

Esta realidad es acompañada y orientada por la Iglesia católica, entendiendo las particularidades de estas parejas, cuya cultura, modos de vida y motivaciones requieren encontrarse de manera honesta y clara ante el paso que desean dar.

La orientación pastoral se convierte, entonces, en herramienta fundamental de discernimiento ante el Sacramento del Matrimonio, que tiene tres características principales: unidad (entre hombre y mujer), indisolubilidad, y sacramentalidad.

En la Arquidiócesis de Bogotá, este acompañamiento se adelanta a través de las vicarías, de manera articulada con las parroquias.

El padre Omar Enrique Cristancho Gómez, párroco en Santa María del Cedro y delegado en la Vicaría Padre Misericordioso para la tarea de acompañar a las solicitudes de licencias matrimoniales que hacen los colombianos que se unen con extranjeros, compartió con El Catolicismo en qué consiste el servicio brindado; la ruta de atención; el acompañamiento pastoral integral proporcionado; y diversos aspectos entorno a esta realidad pastoral.

 

o

 

“Es un acompañamiento muy interesante porque tienes la oportunidad de acercarte a personas de otras culturas, que vienen de otros países, que tienen otros idiomas, que vienen con historias y una situación religiosa particular.

En ocasiones, a diferencia de los matrimonios, en general, entre colombianos, en donde los contrayentes son bautizados, pasa que los extranjeros o extranjeras que vienen no conocen la fe cristiana o si la conocieron y fueron bautizados, luego se alejaron; entonces, este es un espacio de diálogo muy bonito, una oportunidad para poder entrar en el corazón de cada uno de los contrayentes y saber por qué se casan según el rito católico, qué motivaciones hay”, explicó el sacerdote.

“Estamos hablando más o menos de un mes de trabajo, que va desde el estudio de la documentación, las entrevistas a los novios, las entrevistas a sus testigos, la publicación de las proclamas – los avisos de cara al matrimonio -, la constatación de que hay verdadera conciencia y libertad. Luego de esto se entrega la licencia matrimonial”.

 

Ruta de atención y acompañamiento pastoral

 

“En cualquier parroquia de nuestra vicaría les van a decir que deben acercarse a la parroquia de Santa María del Cedro, preguntar por el padre Omar Cristancho y en la primera atención que se tiene en el despacho se le entrega el listado de los documentos que ellos deben recoger para constatar su situación civil. En el caso de los extranjeros es muy importante que acrediten el estado de soltería y los documentos que tienen que ver con su identificación como personas bautizadas”.

Sumado a los requisitos civiles, el padre Cristancho enfatizó en que no se trata solamente de un proceso de preparación para el matrimonio, sino que, en algunas oportunidades, se convierte también en un momento de preparación para la fe y para el bautismo.

“Realmente aquí lo que nos interesa detectar en los contrayentes, especialmente que no son católicos, es su capacidad para aceptar y respetar la fe católica, y que los hijos puedan ser formados en los valores cristianos”.

Esta impronta aplica para las solicitudes de licencia matrimoniales en general. En la Vicaría Padre Misericordioso se recibe un promedio de 100 - 150 solicitudes anuales, indicó el sacerdote.

 

¿Han aumentado los matrimonios entre nacionales y extranjeros?

 

Sí, esto se debe a muchas razones, hoy en día estamos interconectados, este mundo ya se volvió una gran aldea global, en la que con facilidad puedo contactarme con personas de otros países e iniciar una historia sentimental con una persona de otra nación.

También existen las aplicaciones para encontrar pareja, algunas dirigidas específicamente a personas católicas.

Hace unos 40 años era curioso casarse con alguien de otro país, existían muchas dudas y mitos. Este país ha sido siempre predominantemente católico y abrir las puertas a otros países a otras culturas, no siempre con la misma tradición católica, generaba muchos prejuicios en torno al contrayente extranjero, pero hoy día es común encontrarnos con ese tipo de matrimonios.

 

País de origen frecuente del novio/a extranjero

 

En cuanto al género, en su mayoría los extranjeros son varones, provenientes, en un porcentaje significativo, de Venezuela, Estados Unidos, Europa – en especial de España, Francia, Italia, Alemania.

Estas parejas, algunas se quedan otras se van. En general, la mayoría se casan en Colombia. También existe el caso en el que tramitan la licencia en este país para contraer matrimonio fuera; en estos casos, lo que hacemos es entregar la licencia, la fotocopia de todos los documentos que la soportan, para que se tenga la seguridad que el trámite se hizo con la regularidad que corresponde.

A continuación, el padre Omar Enrique Cristancho Gómez amplia el tema:

Matrimonio entre colombianos y extranjeros: realidad pastoral acompañada y orientada por la Iglesia
Oficina Arquidiocesana de Comunicaciones
Aumentar
Fuente
Disminuir
Fuente

Noticias relacionadas