Pasar al contenido principal

Bogotá

#217016

A la Iglesia no la detiene ni la pandemia

4 de Junio de 2020
A la Iglesia no la detiene ni la pandemia

Los párrocos bogotanos sortean esta dura prueba de diferentes maneras, unos celebran virtualmente vía Facebook Live; otros hacen las catequesis por Zoom; algunos,…

La parroquia de San Juan de Ávila, ubicada en la Vicaría Episcopal Territorial de Padre Misericordioso, atiende pastoralmente a un amplio sector del norte bogotano. Casas, edificios, conjuntos residenciales, comercio, bancos, colegios, jardines infantiles, ancianatos; tal vez no queda sector social que no se haga presente entre Cedritos y Contador. Ese es el escenario pastoral.

El padre Carlos Calero está pastoreando esta comunidad hace unos cinco años y aunque es un hombre tranquilo y pausado, lleva un motor imparable dentro. En su comunidad parroquia no ha quien llegue y salga sin oficio ni compromiso. Hay grupos de para el servicio de todos.

Al empezar este año tenía previsto hacer unos arreglos al templo para hacerlo más funcional, más bello y más seguro. Con el correr de los días se presentó la cuarentena por el Covid 19 y toda Bogotá quedó en pausa. Sin embargo, el padre Calero decidió aprovechar la soledad y el silencio para seguir adelante con la obra, pensando que cuando se pueda volver a abrir el templo, estará más hermoso y funcional para su comunidad.

Aumentar
Fuente
Disminuir
Fuente

Noticias relacionadas