Pasar al contenido principal

Bogotá

#217016

Estamos llamados a ponerle el Nuevo Ritmo a la Paz en Bogotá y en Colombia

14 de septiembre de 2020
Encuentro
El pasado sábado 12 de septiembre se realizó el Encuentro Arquidiocesano: Un Nuevo Ritmo por la Paz transmitido por redes sociales

El objetivo del Encuentro fue vivir una experiencia de encuentro de la familia arquidiocesana, dentro del contexto de la Semana Nacional por la Paz. Por eso,  se vivió una jornada entorno a la paz desde una perspectiva eclesial, por medio de un diálogo entre dos invitados invitados y el señor arzobispo monseñor Luis José Rueda Aparicio.

Los presentadores  oficiales del Encuentro Arquidiocesano fueron monseñor Alejandro Díaz, formador del Seminario Conciliar de Bogotá y Catherin Flórez de la Vicaría Inmaculada Concepción. La jornada tuvo momentos de oración, musicales y por su puesto de reflexión y discernimiento entorno a la paz

Como invitados centrales estuvieron: monseñor Luis José Rueda Aparicio, arzobispo de Bogotá y primado de Colombia, monseñor Héctor Fabio Henao director del Secretariado Nacional de Pastoral Social, monseñor Jaime Mancera, vicario episcopal de la Dimensión Social de la Evangelización de la Arquidiócesis y Clara Rojas abogada de le Universidad el Rosario y ex representante a la Cámara por Bogotá.

El tema principal del conversatorio fue los aprendizajes que nos ha dejado la cuarentena, desde qué enfoques podríamos iluminar todo lo vivido y propuestas de acciones puntuales para abordar y construir la paz en la ciudad de Bogotá.

Monseñor Luis José Rueda fue quien inició las intervenciones haciendo énfasis en la fragilidad humana “Creo que la pandemia nos ha dejado una lección muy grande a nosotros de los frágiles que somos, de los vulnerables, somos demasiado frágiles. Estamos iniciando la era de la vulnerabilidad, de la fragilidad, de reconocer nuestra finitud, de reconocer que nosotros nos necesitamos. Ha dicho el Papa vamos en la misma barca y que nosotros que necesitamos la vida profesional, necesitamos de los médicos, mire como estamos necesitando en este momento de toda la parte del sector médico y desde allí empieza la paz”. Por otra parte monseñor Rueda también hizo hincapié en la violencia de los últimos meses en  nuestro país “En los últimos meses, el mes pasado mes de agosto y en este mes, hemos tenido tantos signos de muerte y han muerto muchos jóvenes, entonces como que cuando nos acercábamos al pico máximo de la pandemia, nos fuimos también acercando a un pico muy grande, muy fuerte de muerte, de homicidios,  de atentados contra la vida.  Fueron como dos picos simultáneos y esos dos picos nos tienen sacudidos a todos pero estamos llamados a la esperanza y estamos llamados a ponerle el Nuevo Ritmo a la Paz en Bogotá y en Colombia”.

Por su parte Clara Rojas enfatizó tres puntos principales que ha tenido de aprendizaje durante la pandemia, primero a nivel interior, “Creo que hemos aprendido a entender la importancia de auto cuidarnos, ya sea en lo físico porque requerimos una alimentación balanceada, porque requerimos hacer ejercicio, porque requerimos también dormir correctamente para estar bien de salud y poder afrontar ese desafío, pero también una salud emocional y por su puesto el tema espiritual, ya que  hemos tenido tiempo para reflexionar, para entender que hay un ser superior para acercarnos nuevamente a ÉL”. Segundo a nivel familiar “Hemos entendido la importancia de las relaciones familiares, ha sido un tiempo de reencuentro en muchas familias, lo cual es muy valioso, porque estamos rescatando también ese espacio familiar”. Y el tercer nivel que plantea es el dinamismo de la vida “La vida es muy dinámica, es cambiante y que a veces estamos como estáticos y resulta que nos llega a una nueva realidad, que creo que hemos venido afrontar tanto de la mejor manera posible. En la medida en que tomamos conciencia de que no sólo estamos nosotros, a pesar de que a veces nos podamos sentir solos en este aislamiento, la realidad es que no lo estamos,  gracias a este relacionamiento a través de las redes sociales y por supuesto en este caso con la Iglesia”.

Por su parte monseñor Henao, planteó la necesidad de replantearse la relación con Dios y la creación “Vemos en las noticias los mares que están recuperado la vida, la fauna, que ahora ha empezado a respirar a raíz de la cuarentena que ha habido en todo el mundo. Uno se da cuenta que es necesario replantearse la relación con Dios creador y con la creación, lo que el Papa llamó tanto el cuidado de la creación.  Así mismo, resaltó la unidad de toda la humanidad en una sola familia  “Somos una sola familia humana, la pandemia ha golpeado a todos a todos los sectores, a todas las naciones sin distinciones y nos ha enseñado, esa figura de la barca, estamos todos en una misma barca y aquí esa elección de que somos parte de una gran familia humana ha sido muy contundente muy fuerte.”

Participaron activamente en el Encuentro Arquidiocesano: Un Nuevo Ritmo por la Paz, en  nuestras redes sociales (YouTube y Facebook) tanto de la Arquidiócesis como de las parroquias en publicación cruzada mas de 30 mil personas.

Reviva acá el Encuentro Arquidiocesano: Un Nuevo Ritmo por la Paz:

 

 

Encuentro Arquidicesano, Un Nuevo Ritmo Para la Paz
Aumentar
Fuente
Disminuir
Fuente

Noticias relacionadas