Pasar al contenido principal

Bogotá

#217016

Cristo está con nuestras cruces

2 de abril de 2021
CRUZ
Imagen:
OAC
En la simbólica Plaza de Bolívar, en el centro de la ciudad, Viernes Santo de 2021, a las 9:00 de la mañana, monseñor Luis José Rueda Aparicio

Los obispos auxiliares monseñor Pedro Salamanca y Luis Manuel Alí, el párroco de la Catedral Primada, padre Jorge Marín, presbíteros y diáconos de la arquidiócesis de Bogotá, celebraron el Viacrucis; tradición piadosa de la Iglesia Católica.

El arzobispo cargó la cruz; catorce estaciones, ofrecidas, meditadas, paso a paso como caminó Jesús antes de su pasión y muerte. “Una cruz muy pesada, afirmó monseñor Rueda, pero que el Señor nos ayuda a cargarla, nos consuela, nos da alivio y sobre todo nos brinda esperanza, en medio de tantas cruces que llevamos en nuestras vidas”. Aseveró.

CRUZ 1

En este viacrucis se oró y reflexionó para poder descubrir como Cristo tomó la cruz para darnos la salvación. Él toma cada día la cruz de nuestras comunidades, se hace solidario con nuestras cruces, ya que solos no podemos soportar el peso de la cruz. Él asumió nuestros sufrimientos, nuestras luchas y sigue entregando su vida por toda la humanidad.

En este viacrucis realizado para todo el país se pidió además para que podamos ser solidarios y fraternos con todos aquellos que trabajan y luchan junto a nosotros, para conseguir el alimento diario.

“Jesús es condenado a muerte”. En esta primera estación se pidió por la vida humana, para que Dios tenga misericordia de los niños abortados, de hombres y mujeres asesinados, de los ancianos y enfermos abandonados. Que la vida humana sea acogida, agradecida y defendida como un regalo de amor.

CRUZ 2

“Jesús carga con la cruz a cuestas”. En esta segunda estación, se pidió para que los colombianos podamos acoger, proteger, promover, integrar a los desplazados y a los migrantes. Misericordia de todos los que huyen a causa de la guerra o del hambre.

“Jesús cae por primera vez". En esta tercera estación se oró por la Casa Común. Para que el Señor escuche el clamor de la tierra, quemada, contaminada, deforestada, destruida. Enséñanos a vivir con responsabilidad el cuidado por todo lo creado.

“Jesús encuentra a su Santísima madre”. Cuarta estación. Oración por las mujeres. Para que Nuestro Señor tenga misericordia de las mujeres explotadas sexualmente, de las mujeres esclavizadas, por las mujeres discriminadas y pisoteadas en su dignidad.

CRUZ 4

“El cireneo ayuda a Jesús a llevar la cruz”. Quinta estación. Oración por la solidaridad. Se pidió especialmente por los gobernantes y los empresarios para que promuevan acciones en favor de quienes sufren por falta de trabajo, tierra y techo.

“La Verónica enjuga el rostro de Jesús”. Sexta estación. Se oró por los enfermos. Danos ojos que vean al enfermo, danos corazón para amarlo y no ser indiferentes. Que tengamos tiempo para detenernos ante el dolor del enfermo.

“Jesús cae por segunda vez”. Séptima estación. Oración por la fraternidad. Que con alegría vivamos la fraternidad, que nada nos divida y que vivamos cada jornada como hijos del mismo y único Padre.

“Jesús se encuentra con las mujeres de Jerusalén”. Octava estación. Oración por la cultura del encuentro. Que el Señor nos ayude a comprender que es más valiosa la persona que la economía, tiene más valor el ser que el tener y para que descubramos el profundo valor de la libertad y de la responsabilidad.

CRUZ 4

“Jesús cae por tercera vez”. Novena estación. Oración por los testigos de la esperanza. Se pidió al Señor para que tenga misericordia de las personas y de los pueblos que, ante la guerra, la corrupción y la injusticia, se debilitan en la esperanza.

“Jesús es despojado de sus vestiduras”. Decima estación. Oración para librarnos del narcotráfico. Ayúdanos a reconocer el grave mal del narcotráfico para las familias y la sociedad, caminos de sombra y de muerte. Señor danos sabiduría y valentía para liberarnos del flagelo social del narcotráfico.

“Jesús es clavado en la cruz”. Décima primera estación. Oración por la conversión integral. Señor llámanos a una verdadera conversión integral, para que tengamos una vida humilde, fraterna y sobria. Vivida con alegría y gozo cristiano.

“Jesús muere en la cruz”. Décima segunda estación. Oración por los niños abortados. Ten piedad Señor, de los hombres y mujeres que han recurrido al aborto. Ten misericordia de los médicos y enfermeras que han practicado y de quienes lo han promovido.

“Jesús bajado de la cruz y entregado a su Santísima Madre”. Décima tercera estación. Oración por los desaparecidos. Fortalece Señor a las familias de los desaparecidos a causa de la violencia, los que están en fosas comunes y aquellos que permanecen secuestrados.

“Jesús es sepultado y al tercer día resucita”. Décima cuarta estación. Oración por el nuevo día.  Señor aumenta nuestra fe y haz que anunciemos con gozo la buena noticia de la vida, que en medio de toda fragilidad vivamos con dignidad.

Al finalizar el recorrido por cada una de las estaciones monseñor Rueda concedió unas declaraciones a la prensa. Recalcó que Colombia carga con muchas cruces, pero no debemos olvidar que Jesús nos ayuda a cargarlas.

CRUZ

 

Oficina Arquidiocesana de Comunicaciones
Aumentar
Fuente
Disminuir
Fuente

Noticias relacionadas