Pasar al contenido principal

Mundo

#007300

Georg Ratzinger, en la Casa del Padre

1 de Julio de 2020
Los hermanos Joseph y Georg Ratzinger
Imagen:
Vatican Media
El hermano mayor de Benedicto XVI, fallece a los 96 años de edad en Ratisbona

Días atrás, a mediados de junio, ambos hermanos pudieron despedirse, cuando Joseph Ratzinger viajó a su país natal para visitarlo durante su enfermedad. Georg murió finalmente alrededor de las once de la mañana, en su cama y en paz, según fuentes del obispado de Ratisbona, a cuya sede acuden a esta hora numerosas personas a expresar sus condolencias en un libro

Apenas se difundió la noticia fueron depositados también varios ramos de flores en la puerta de su casa y en la tarde de este miércoles, en Regensburg, se oficiará el primer servicio religioso por su alma

En sus últimas horas lo han acompañado la hermana Christina, que estuvo cuidándolo en su larga enfermedad, y varios amigos de la familia. “Confío en Dios misericordioso”, fueron sus últimas palabras comprensibles. Apenas se difundió la noticia fueron depositados también varios ramos de flores en la puerta de su casa y en la tarde de este miércoles, en Regensburg, se oficiará el primer servicio religioso por su alma.

Monseñor Georg Ratzinger nació en Pleiskirchen, Baviera, el 15 de enero de 1924, tocaba el órgano de la iglesia parroquial desde que tenía 11 años. En 1935 entró en el seminario menor de Traunstein, pero en 1942 se alistó en el Reichsarbeitsdienst, y más tarde en la Wehrmacht, con la que también luchó en Italia. Capturado por los aliados en marzo de 1945, permaneció prisionero en Nápoles durante unos meses antes de ser liberado y le permitieron regresar con su familia.

En 1947, junto con su hermano Joseph, entró en el seminario del Herzogliches Georgianum en Munich. El 29 de junio de 1951, ambos hermanos, junto con unos cuarenta compañeros más, fueron ordenados sacerdotes en la catedral de Freising por el cardenal Michael von Faulhaber.

Después de convertirse en maestro de capilla en Traunstein durante treinta años, de 1964 a 1994, fue director del coro de la catedral de Ratisbona Domspatzen.

De vez en cuando, además, Ratzinger hacía sus propias composiciones. En el Año Santo 2000, la Missa "L'anno santo" se estrenó en la Catedral de Ratisbona.

Con la elección de su hermano menor como Papa, la segunda carrera no planificada de Georg comenzó en 2005. Como pariente más cercano del jefe de la Iglesia, todos querían saber de él. La relación entre los dos hermanos fue siempre muy estrecha, las llamadas telefónicas casi diarias y habían planeado pasar juntos su jubilación en la casa familiar, en Baviera, pero la elección como Papa de Joseph truncó aquellos planes y solo pudieron seguir viéndose de vez en cuando, hasta que la salud impidió a Georg continuar con sus esporádicas visitas al Vaticano.

En los últimos años de su vida, Georg Ratzinger estuvo muy limitado por la enfermedad. Debido a un problema ocular, solo podía salir con gafas de sol y en los últimos meses ya no podía incorporarse. La visita de su hermano fue “un gran consuelo”, según las personas más próximas a él, y sus últimas conversaciones le permitieron despedirse en paz.

Dos hermanos muy unidos

"Mi hermano y yo -dijo Georg Ratzinger hace 11 años durante una entrevista- éramos ambos monaguillos, los dos servíamos en la misa. Pronto nos fue claro, primero para mí y luego para él, que nuestra vida estaría al servicio de la Iglesia". Y había compartido recuerdos de la infancia: "En Tittmoning Joseph había recibido la confirmación del cardenal Michael Faulhaber, el gran arzobispo de Munich. Había quedado impresionado y había dicho que él también quería ser cardenal. Pero, sólo unos días después de ese encuentro, observando al pintor que pintó las paredes de nuestra casa, dijo también que de grande hubiera querido también se pintor...".

Después de recordar los años oscuros de la guerra y la oposición al nazismo del padre de los hermanos Ratzinger, gendarme de profesión, Georg había hablado del amor por la música que los unía: "En nuestra casa todo el mundo amaba la música. Nuestro padre tenía una cítara que tocaba a menudo por la noche. Solíamos cantar juntos. Siempre era un acontecimiento para nosotros. En Marktl on the Inn, además, había una banda de música que me fascinaba mucho. Siempre pensé que la música era una de las cosas más hermosas que Dios creó. También a mi hermano siempre le ha gustado la música: tal vez lo contagié yo".

Georg Ratzinger era un hombre franco y poco acostumbrado a la diplomacia. Por ejemplo, nunca ocultó el hecho de que no se alegró por la elección de su hermano en abril de 2005: "Debo admitir que no me lo esperaba -dijo- y me quedé un poco decepcionado... Debido a sus gravosos compromisos, comprendí que nuestra relación tendría que reajustarse mucho. En cualquier caso, detrás de la decisión humana de los cardenales está la voluntad de Dios, y a esto debemos decir que sí".

En 2011, entrevistado por una revista alemana, Georg Ratzinger dijo: "Si no pudiera más desde el punto de vista de la condición física, mi hermano debería tener el valor de renunciar". Y será uno de los primeros en recibir, con meses de anticipación, la histórica decisión del pontífice de renunciar al ministerio petrino por razones de edad. "La edad se hace sentir", comentó Georg después del anuncio en febrero de 2013, "Mi hermano desea más paz en la vejez". A pesar de los problemas a las piernas y a la vista, el hermano mayor del Papa continuó viajando de Ratisbona a Roma, permaneciendo en el monasterio Mater Ecclesiae durante varios períodos, haciendo compañía a menudo a Benedicto. También había aparecido, con algunas entrevistas, en el documental de 29 minutos realizado por el periodista Tassilo Forchheimer para la Bayerischer Rundfunk, estación de radio y televisión pública local del Land de Baviera, emitido en enero de 2020.

 

Aumentar
Fuente
Disminuir
Fuente

Noticias relacionadas