Pasar al contenido principal

Mundo

#007300

Biden jura y el Papa lo anima a fomentar la reconciliación

21 de enero de 2021
Leo O'Donovan,sj
Imagen:
Agencia Católica de Noticias
Con discurso sobre unión y reconciliación, el segundo presidente católico de USA ha dicho que “Tenemos mucho reparar, mucho que restaurar, mucho que curar y construir”
  • El Papa, dispuesto a trabajar con Biden para "fomentar la reconciliación y la paz", mientras los obispos le reprochan su apoyo al aborto
  • "Pido a Dios, fuente de toda sabiduría y verdad, que guíe sus esfuerzos para fomentar el entendimiento, la reconciliación y la paz en Estados Unidos y entre las naciones del mundo a fin de promover el bien común universal"
  • "Los obispos católicos no somos actores partidistas activos en la política de nuestra nación. Somos pastores responsables de las almas de millones de estadounidenses y defensores de las necesidades de todos nuestros vecinos", dice monseñor Gómez

Francisco ha animado al nuevo presidente de Estados Unidos, Joe Biden, a fomentar "la reconciliación y la paz" tanto en su país como en todo el mundo, en un mensaje de felicitación por la toma de posesión de su cargo.

"Pido a Dios, fuente de toda sabiduría y verdad, que guíe sus esfuerzos para fomentar el entendimiento, la reconciliación y la paz en Estados Unidos y entre las naciones del mundo a fin de promover el bien común universal", se indica en el mensaje, dirigido a la Casa Blanca.

Como ya hiciera en 2016 con el mandatario saliente, Donald Trump, el pontífice en primer lugar le felicitó por su nombramiento como 46º presidente de los Estados Unidos y le trasladó sus "mejores deseos" durante su mandato.

"Que bajo su liderazgo, el pueblo estadounidense continúe sacando fuerzas de los elevados valores políticos, éticos y religiosos que han inspirado a la nación desde su fundación", augura.

Graves crisis que exigen "respuestas unidas"

El papa avisa de que las "graves crisis" que afronta el mundo en estos momentos "exigen respuestas unidas y con visión de futuro" y, por ello, aseguró que reza para que las decisiones de Biden sigan la necesidad de construir una sociedad más justa y libre.

"Rezo para que sus decisiones se guíen por el deseo de construir una sociedad marcada por la justicia y la libertad auténticas, por el respeto inquebrantable de los derechos y la dignidad de todas las personas, especialmente los pobres, vulnerables y los que no tienen voz", insta el pontífice.

Por su parte, el presidente de la Conferencia Episcopal de Estados Unidos, José H. Gómez, ha emitido una dura declaración en la que, tras felicitar a Biden, e invitarle "a curar las heridas causadas por esta pandemia, a aliviar nuestras intensas divisiones políticas y culturales y a unificar a las personas con una renovada dedicación a los propósitos que motivaron la fundación de Estados Unidos", critica su postura respecto al aborto.

Aborto, matrimonio y género

Así, en un comunicado, el prelado lamenta "que nuestro nuevo presidente se ha comprometido a seguir ciertas políticas que promoverían los males morales y amenazarían la vida y la dignidad humanas, más seriamente en las áreas del aborto, la anticoncepción, el matrimonio y el género".

"Para los obispos de la nación, la continua injusticia del aborto sigue siendo la prioridad preeminente", resalta el arzobispo de Los Ángeles, que define el aborto como "un ataque directo a la vida que también lastima a la mujer y socava a la familia".

"En lugar de imponer más expansiones del aborto y la anticoncepción, como ha prometido, tengo la esperanza de que el nuevo presidente y su administración trabajarán con la Iglesia y otras personas de buena voluntad. Mi esperanza es que podamos iniciar un diálogo para tratar los complicados factores culturales y económicos que motivan el aborto y desaniman a las familias", resalta Gómez, quien añade que "los obispos católicos no somos actores partidistas activos en la política de nuestra nación. Somos pastores responsables de las almas de millones de estadounidenses y defensores de las necesidades de todos nuestros vecinos".

"Somos católicos en primer lugar"

"Trabajamos con todos los presidentes y todos los congresos. En algunos temas nos ubicamos más del lado de los demócratas, mientras que en otros nos encontramos más del lado de los republicanos. Nuestras prioridades nunca son partidistas. Somos católicos en primer lugar", trata de explicar Gómez, en una declaración que ha contado con una fuerte contestación interna.

Sin embargo, añade, "el hecho de trabajar con el presidente Biden será único, él será nuestro primer presidente en 60 años que profesa la fe católica. En una época de creciente y agresivo secularismo en la cultura estadounidense, cuando los creyentes religiosos enfrentan muchos desafíos, será refrescante interactuar con un presidente que evidentemente comprende, profunda y personalmente, la importancia de la fe y las instituciones religiosas".

"El llamado del presidente Biden por una reconciliación nacional y unidad es bienvenido a todos los niveles. Es algo que se necesita urgentemente mientras enfrentamos el trauma en nuestro país causado por la pandemia del coronavirus y el aislamiento social, que sólo han agravado las intensas y largas divisiones entre nuestros conciudadanos", añade Gómez.

 

En la Imagen, el padre jesuita Leo O’Donovan, sj

Fuente:
Religión Digital
Oficina Arquidiocesana de Comunicaciones
Aumentar
Fuente
Disminuir
Fuente

Noticias relacionadas