Pasar al contenido principal

Mundo

#007300

Beato, Carlo Acutis, modelo de santidad para los jóvenes

10 de octubre de 2020
Beatificación Acutis
Imagen:
ACI Prensa
Carlo Acutis ya es beato...

El joven italiano fallecido en 2006 de leucemia cuando tenía 15 años y conocido como el “ciberapóstol de la Eucaristía”, fue proclamado beato por el Cardenal Agostino Vallini, Legado Pontificio para las basílicas de San Francisco y Santa María de los Ángeles, en una ceremonia celebrada en la Basílica de San Francisco de Asís este sábado 10 de octubre.

Al dar comienzo el rito de beatificación, el Cardenal Vallini leyó en latín la Carta Apostólica con la fórmula de beatificación: “Nosotros, acogiendo el deseo de nuestro hermano Domenico Sorrentino, Arzobispo-Obispo de Asís-Nocera Umbra-Gualdo Tadino, de muchos otros hermanos en el episcopado y de muchos fieles, después de haber obtenido la autorización de la Congregación para las Causas de los Santos, con nuestra autoridad apostólica concedemos que el Venerable Siervo de Dios, Carlo Acutis, laico, que, con el entusiasmo de la juventud cultivó la amistad con el Señor Jesús poniendo la Eucaristía y el testimonio de la caridad en el centro de su vida, desde ahora en adelante sea llamado Beato y que cada año se celebre en los lugares y según las reglas establecidas por el derecho, el 12 de octubre, día de su nacimiento al cielo. En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén”.

La reliquia del nuevo Beato se trasladó procesionalmente hasta el altar, donde se adornó con velas y flores. Mientras se procedía a la veneración, el coro y la asamblea entonaron el himno dedicado al Beato Carlo Acutis:

“La Iglesia de Cristo saluda festejando a su joven hijo. ¡Oh, Carlo beato! El Corazón de Cristo busca con celo dentro de la Iglesia. ¡Oh, Carlo beato!”.

Tras unos instantes de intensa veneración de la reliquia, el Cardenal procedió con  el desarrollo de esta celebración eucarística, desde la Basílica Superior de San Francisco de Asís, Italia; la beatificación del joven Apóstol de la Eucaristía. En su homilía, el Cardenal Vallini destacó que los dos rasgos distintivos de la fe heroica del Beato Carlo Acutis son la oración y la misión.

“Desde pequeño -lo testimonia su familia- sintió la necesidad de la fe y tenía su mirada dirigida hacia Jesús. El amor a la Eucaristía fundó y mantuvo viva su relación con Dios. A menudo decía: ‘La Eucaristía es mi autopista al cielo’”, advirtió.

En esta línea, el Purpurado recordó también que Carlo “participaba todos los días en la Santa Misa y permanecía durante mucho tiempo en adoración ante el Santísimo Sacramento” y añadió que el joven Beato decía: “Se va directo al cielo si te acercas todos los días a la Eucaristía”.

La eucaristía es la autopista que nos lleva al cielo

El postulador de la causa de beatificación de Carlo Acutis, Nicola Gori, describe la vida del nuevo beato como corta, intensa y siempre llevada de la mano de Jesús.

Se trata, afirmó “de la sencillez del testigo de Cristo, quería a Cristo, a quien sentía siempre a su lado, como un amigo que siempre lo ayudaba. No se puede comprender a Carlo si no comprendemos que él se sentía amado por Cristo. Este es su secreto y esto le daba fuerza”.

Un genio de la informática

Para Gori, un joven de 15 años que vive con su familia y va a la escuela, el tiempo es un elemento precioso, sin embargo, “Carlo era un genio de la informática y ayudaba a sus compañeros de clase” y también puso este don al servicio del Evangelio “transmitiendo el mensaje de salvación y de amor a Cristo”.

Acutis tenía una especial predilección por la eucaristía, “por eso, afirma Gori, quería difundir el mensaje de amor del Señor”. El postulador, al profundizar sobre la vida interior del nuevo beato afirma que “la eucaristía, y la virgen María son los dos pilares que sostienen su vida interior”.

Amor y misión

Una leucemia acabó con su vida de manera fulminante. Dio testimonio de calma, tranquilidad y serenidad en Cristo. El personal de salud que lo atendió afirmaba “que no es posible que un muchacho tan pequeño pueda haber logrado una gran madurez espiritual”, afirmó Nicola Gori.

Las personas de su entorno, compañeros de escuela y de juego fueron quienes poco a poco dieron a conocer a este joven como modelo en el seguimiento de Jesús y del amor al prójimo, sobre todo a los más pobres. La fecha en que la Iglesia celebrará la memoria litúrgica del Beato Carlo Acutis será el 12 de octubre, día en que fue llamado a la Casa del Padre.

Según la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, en el caso de los beatos, su memoria litúrgica es inscrita en el calendario particular de una diócesis con la que “que tenga un vínculo particular”. En el caso de Carlo Acutis, la celebración con “el grado de memoria obligatoria” se da “en la iglesia en la que se conservan sus restos”, es decir, en la Diócesis de Asís.

“La celebración de los beatos se asigna en el día del nacimiento”, explica la Congregación del Vaticano. Carlo Acutis fue beatificado el 10 de octubre en Asís. Su tumba se ubica en el Santuario de la Expoliación de esta ciudad italiana.

 

Fuente:
Vatican News, ACI Prensa-EWTN
Oficina Arquidiocesana de Comunicaciones
Aumentar
Fuente
Disminuir
Fuente

Noticias relacionadas