Pasar al contenido principal

Formación

#397DFF

Historia de la Cofradía de Nuestra Señora del Topo 

14 de octubre de 2021
1

Dado que la Arquidiócesis de Santafé ya tenía como Patrona a Santa Isabel de Hungría y la Catedral se había consagrado a La Inmaculada desde tiempo atrás, el Cabildo Catedral juró como Patrona a Nuestra Señora del Topo.

Los Canónigos no perdieron tiempo en organizar el culto a Nuestra Señora: misa solemne y el canto de la Salve los sábados sosteniendo ceras encendidas, la celebración de la fiesta anual precedida por una novena, procesiones y rogativas en época de necesidad, lo que contribuyó a que creciera la devoción prontamente.

La Cofradía fue constituida formalmente el 8 de noviembre de 1659. A esta hermandad podían pertenecer sacerdotes, religiosos y laicos; hombres y mujeres, nobles, españoles y criollos, quienes se comprometían a observar la oración, la penitencia y las obras de misericordia.

De mediados del siglo XIX hasta nuestros días, la familia de Don Leonidas Posada Gutiérrez, ha jugado un papel importante en mantener viva y operante la Cofradía. Herido de gravedad, se encomendó a Nuestra Señora del Topo. Para agradecer el milagro de su curación, se dedicó a incrementar la devoción a la Virgen hasta 1894. Desde entonces, descendientes suyos han mantenido esta presencia admirable y perseverante, al lado del Capítulo de la Catedral Primada.

Quienes deseen vincularse con la Cofradía, pueden comunicarse con la señora Teresita Posada de Rueda, quien la preside, en el celular 315-606-5614, o conmigo, Canónigo Álvaro Vidales, Encargado del Culto a Nuestra Señora, en el celular 310-312-5890.

Fuente:
Canónigo Álvaro Vidales
Aumentar
Fuente
Disminuir
Fuente

Noticias relacionadas