Pasar al contenido principal

Colombia

#277518

‘Sinodalidad con María en el mundo penitenciario’

21 de septiembre de 2021
‘Sinodalidad con María en el mundo penitenciario’

La iniciativa, liderada por la Pastoral Justicia y Libertad, desde la Comisión Episcopal de Pastoral Social y Caritativa de la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC) y el Secretariado Nacional de Pastoral Social (SNPS), en articulación con las provincias eclesiásticas del país, busca “profundizar en el “Ser de Iglesia, que guiada por el Evangelio de la misericordia y por el amor al hombre, escucha el clamor por la justicia y quiere responder a él con todas sus fuerzas”, explicó el padre Eliecer Montañez Grimaldos, director de esta pastoral.

En esta línea, en el marco de la celebración de la memoria de Nuestra Señora de la Merced, patrona de los cautivos, se ha propuesto el desarrollo de distintos encuentros espirituales, formativos y de visibilización de la realidad del mundo penitenciario y del acompañamiento de la Iglesia a esta población, liderados por cada una de las 14 provincias eclesiásticas, de la mano de sus capellanes.

Ver programación aquí

Sobre la manera como es comprendida la sinodalidad en el mundo penitenciario, el sacerdote señaló que “se entiende en la corresponsabilidad y participación del pueblo de Dios -privados y privadas de la libertad, sus familias, voluntarios y estructuras del mundo penitenciario-, en la vida y misión de la Iglesia, a través del ejercicio del ministerio colegial de nuestros obispos”

“Llevar la Buena Nueva de Dios a quienes sufren la privación de libertad constituye el núcleo esencial de la Pastoral Justicia y Libertad. Afirmaba el Papa Benedicto XVI en la encíclica Deus caritas est, <<el amor engloba la existencia entera y en todas sus dimensiones, también el tiempo”. Por eso, el “tiempo de condena es también un tiempo de Dios”. De ahí que la Pastoral Justicia y Libertad, como toda acción pastoral de la Iglesia, considera que el “hombre es el camino de la Iglesia”, pues su rostro evoca el rostro mismo de Cristo (Mt 25, 36). La dignidad inalienable del ser humano, fundamento de los derechos humanos, tiene su fuente en Dios Creador, del que el hombre es “imagen y semejanza” (Gn 1, 26). Incluso privado de libertad, por las razones que sean, nada puede ensombrecer esta imagen”, precisó.

En este camino y misión, agregó “qué dicha, tener a nuestra Señora de la Merced como primera discípula del Señor; por eso, la sinodalidad no es ajena a la vida y misión de la Iglesia, porque nace en aquella primera comunidad de discípulos y discípulas de Jesús”.

Presencia de la Iglesia católica en el mundo penitenciario

Esta pastoral acompaña 132 establecimientos de reclusión del orden nacional, con programas en asistencia espiritual y religiosa; asesoría jurídica; atención y tratamiento psicosocial; espacios formativos e iniciativas productivas.

El servicio que beneficia a más de 100 mil privados y privadas de la libertad, intramural y extramural, a sus familias; y a funcionarios del INPEC, es desarrollado con el apoyo de 66 capellanes con contratación formal, sacerdotes y laicos voluntarios. 

Algunos servicios brindados son:

- Atención personalizada a los internos, voluntarios y funcionarios
- Catequesis permanente y pre sacramental
- Charlas de formación humana integral
- Cursos bíblicos
- Celebraciones litúrgicas
--  Celebración de sacramentos
Centros de asesoría jurídica
- Brigadas de salud
- Acompañamientos en psicología
- Ayudas sociales, a familias y pospenados
- Acompañamiento espiritual y religioso de la población privada de la Libertad en detención domiciliaria.
- Coordinación de las celebraciones especiales en el mundo penitenciario como: Adviento, Navidad, Cuaresma, Semana Santa, Día de la Guardia, semanas de misión con instituciones religiosas y Fiesta de Nuestra Señora de las Mercedes.
- Reuniones y encuentros con el voluntariado a nivel nacional
- Acompañamiento a familiares de internos, voluntarios y funcionarios
- Coordinación de donaciones, por ejemplo: kits de aseo, equipos de cómputo, para visitas virtuales desde las oficinas de apoyo espiritual y religioso, entre otras.

Mayores urgencias dentro del mundo penitenciario

El padre Eliecer ha agrupado las principales necesidades en el mundo penitenciario en cuatro áreas:

- Prevención del delito, especialmente la delincuencia juvenil.
- Personas privadas de la libertad con necesidades especiales.
- Reintegración social y prevención de reincidencia.
- El caminar ecuménico en el mundo penitenciario.

Mensaje en el marco del día de Nuestra Señora de las Mercedes 

“Los invito a ser parte de la Iglesia que reconoce, que escucha, que se interesa por la vida de aquellos que han perdido su libertad. Aquella Iglesia que escucha y discierne los “gozos, esperanzas, tristezas y angustias” de sus familias; sus miradas son clamores, que nos dicen: gracias por ser testigos del verdadero amor. Por eso, los animo a que, juntos como Iglesia peregrina, elevemos al cielo una plegaria por las necesidades que tienen en sus mentes y en sus corazones, suplicando por su libertad”.

Aumentar
Fuente
Disminuir
Fuente

Noticias relacionadas