Pasar al contenido principal

Bogotá

#217016

Sermón de las 7 palabras, realidad humana

2 de abril de 2021
siete
Imagen:
OAC
A las 12 del mediodía en la Catedral Primada de Bogotá, se realizó el Sermón de las 7 palabras, reflexión sobre las últimas palabras que Jesucristo pronunció en la cruz.

 

El arzobispo de Bogotá, monseñor Luis José Rueda Aparicio reflexionó sobre la primera Palabra: “Padre perdónalos porque no saben lo que hacen”. Jesús con esta palabra nos está mostrando el camino del retorno a Dios.

Es una súplica por aquellos que los están torturando y llevando hasta la muerte. El Señor nos enseña a través de esta palabra el camino del perdón. Un don y desafío para cada ser humano. Jesús nos propone pagar con bien a los que nos hacen el mal. Aprender a perdonar.

Segunda Palabra:” En verdad te digo: Hoy estarás conmigo en el paraíso”. Reconocimiento y encuentro, el pecado nubla, ensombrece, oculta nuestras acciones, pero aún en esa oscuridad la luz del Señor nos permite entrar en intimidad para descubrir y reconocer nuestro pecado y encontrar la causa de la gracia, Jesús el cordero de Dios, el Mesías esperado, reconocido en angustia y dolor.

FOTO

Tercera Palabra:” Mujer ahí tienes a tú hijo. Hijo ahí tuenes a tu madre”. María aquella que estuvo junto a la cruz de su hijo, ahora ha quedado con la misión de acompañar a toda la humanidad. Debemos acogerla como madre espiritual, porque es quien nos acompaña en todo nuestro peregrinar terrenal hasta el momento de nuestra pascua celestial. A través de maría, Cristo da plenitud en su obra salvadora.

Cuarta Palabra: “Dios mío, Dios mío ¿por qué me has abandonado? Es la certeza de que el sufrimiento y el dolor no tienen la última palabra. La última palabra, la tiene realmente el amor. El amor de Dios que amó y se entregó por nosotros.

Quinta Palabra: “Tengo Sed”. Es una oración de súplica, del sufrimiento total, también moral y espiritual, tenía sed de almas. Sed de salvar toda la humanidad para llevarla purificada al padre. La sed de Cristo es inmensa. La sed de Cristo no es solo física sino espiritual.

FOTO2

Sexta Palabra:” Todo…está consumado”. La vida de Jesús llega a su fin. Todo lo construido, caminado, recogido, celebrado y vivido le ha permitido hacer la voluntad del Padre. Va preparando la redención, con su Palabra, sus milagros, sus acciones misericordiosas.

Séptima Palabra: “Padre en tus manos encomiendo mi espíritu”. Está muriendo, pero no está muriendo su conciencia clara de que Él es el hijo de Dios. No debemos olvidar que tenemos un Padre que no nos olvida.

FOTO3

Cada una de estas 7 palabras llenas de tantas señales nos permiten apreciar la importancia de la cruz. María junto a la cruz da sentido a la vida y es camino hacia la vida y nos conduce al camino de la pascua.

 

Oficina Arquidiocesana de Comunicaciones
Aumentar
Fuente
Disminuir
Fuente

Noticias relacionadas