Pasar al contenido principal
#217016

La Cuaresma y el signo de la ceniza

14 de febrero de 2024
ceniza
Imagen:
OAC
Con el miércoles de Ceniza, hoy 14 de febrero de 2024, la Iglesia católica dio inicio al tiempo litúrgico de la Cuaresma

Son 40 días que nos invitan a la  confrontación personal para revisar nuestra vida, reflexionar sobre la condición mortal que tenemos y reconocernos delante del Señor pequeños y necesitados de su bondad y misericordia. 

Pero el propósito firme de esta santa cuaresma es poder convertirnos o sea reconciliarnos con Dios, apartarnos de las tentaciones, del mal, y volver el corazón al Señor, a nuestro Padre. 

Esta conversión puede ir acompañada de signos  y obras que nos ayudan a este recorrido durante estos cuarenta días y son la vivencia del ayuno, la oración, la limosna, y por supuesto el arrepentimiento, a través del sacramento de la Reconciliación.

“Son 40 días, similares a la experiencia del desierto que vivió Jesús, es una prueba similar para nosotros. Y estas prácticas de misericordia, de oración nos ayudan a llegar a la meta que es la Pascua. 

Image

Por esto si se trata de convertirnos a Dios debemos limpiar y tener un corazón puro para emprender este camino cuaresmal”. Enfatiza el padre John Álvaro Jiménez, párroco en San Isidro de Sevilla, parroquia de la arquidiócesis de Bogotá y capellán del colegio de Las Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús, al norte de la ciudad.

Historia y tradición

En la Iglesia primitiva variaba la duración de la Cuaresma, pero eventualmente comenzaba seis semanas (42 días) antes de la Pascua. Esto implicaba solo 36 días de ayuno, ya que los domingos quedaban excluidos. 

En el siglo VII se agregaron cuatro días antes del primer domingo de Cuaresma estableciendo los cuarenta días de ayuno, para imitar el ayuno de Cristo en el desierto (Mt 4, 1-25).

Image

Era práctica común en Roma que los fieles comenzaran su penitencia pública el primer día de Cuaresma. Estos eran salpicados de cenizas, vestidos en sayal y obligados a mantenerse lejos hasta que se reconciliaran con la Iglesia el Jueves Santo o el Jueves antes de la Pascua. Cuando estas prácticas cayeron en desuso (entre los siglos VIII al X), el inicio de la temporada penitencial de la Cuaresma se simbolizaba colocando ceniza en las cabezas de los miembros de la congregación.

Image

Hoy, en la Iglesia, en el Miércoles de Ceniza, cada feligrés que asiste a la liturgia recibe la señal de la cruz en la frente, quedando este signo marcado en esta con las cenizas obtenidas de la cremación de las palmas que se usaron en el Domingo de Ramos del año anterior.

La Pascua es libertad

El final de la cuaresma se llama Pascua, la "Pascua es libertad y plenitud en Dios". Y, así nos lo recuerda el papa Francisco en su mensaje de cuaresma para este 2024 :“A través del desierto Dios nos guía a la libertad”. 

Image

Vea a continuación entrevista con el padre John Álvaro Jiménez Carvajal; Coordinación  de vida, liturgia y oración arquidiócesis de Bogotá, quien nos amplía información sobre el significado de la Cuaresma:

40 días para reconciliarnos con Dios - Cuaresma 2024
Fuente:
OAC
Oficina Arquidiocesana de Comunicaciones
Aumentar
Fuente
Disminuir
Fuente

Otras noticias

#007300
#007300

Noticias relacionadas

#217016
#217016
#217016