Pasar al contenido principal
#217016

Con centro integral de pastoral social, Arquidiócesis continúa tejiendo comunidad de servicio y esperanza 

1 de marzo de 2024
Con centro integral de pastoral social, Arquidiócesis continúa tejiendo comunidad de servicio y esperanza
Imagen:
OAC
Bendición del Centro Integral de Pastoral Social San Juan de Dios, en la localidad Santa Fe, UPZ Lourdes, territorio que alberga la primera invasión de Bogotá.

Siguiendo la vocación de Iglesia samaritana, que se hace presente en las zonas periféricas territoriales y existenciales para acompañar la necesidad humana, acoger, servir, cuidar, sembrar esperanza y acerca la Buena Nueva del Evangelio, la Arquidiócesis de Bogotá, en articulación con distintas instituciones y fundaciones arquidiocesanas, y con el apoyo de comunidades religiosas, servidores laicos, sacerdotes que acompañan el sector, puso en marcha esta obra centrada en la  promoción del desarrollo humano integral.

Image

“Este es parte del peregrinar de la esperanza de nuestra Arquidiócesis (…) en el que constatamos la presencia del Señor en la ciudad. Es Él quien nos motiva al ver su permanente caminar de la mano de los más pobres, sencillos, de hombres y mujeres en todo lugar y tiempo”, manifestó el cardenal Luis José Rueda Aparicio, arzobispo de esta iglesia particular, durante la ceremonia de bendición, el 29 de febrero.

Image
Image

El cardenal destacó, además, el protagonismo de los pobres, de los más vulnerables en esta misión: “Nosotros, los demás, seremos siempre servidores, que pasaremos a segundo plano. Son ellos, sus rostros, manos, su historia el centro” en este transitar llevando la misericordia del Señor. 

Seguidamente, se refirió a las conversiones necesarias para continuar el trayecto del Camino Discipular Misionero, hacia una Iglesia en comunión, participación y misión: En primer lugar, la necesaria articulación entre estructuras de Iglesia y entidades del Estado, del Distrito – “porque es la caridad social”-, lejana de cualquier viso de protagonismo, que se teje en comunidad; segundo, “es necesario pasar de un momento de euforia a un camino continuado y perseverante”; y la tercera conversión es superar el pensamiento netamente económico. Si bien el recurso monetario y material es necesario para la dignidad del ser humano, explicó, debemos entender que “esta es una casa misionera, de espiritualidad, de esperanza, de Cristo y de la Virgen María, princesa de la caridad”.

A su turno, monseñor Ricardo Pulido, vicario episcopal de la diaconía para el Desarrollo Humano Integral, agradeció la ayuda generosa de quienes se han sumado a esta obra y animó a continuar sembrando y viviendo la espiritualidad samaritana, cercana, compasiva y misericordiosa.

 

“Es un desafío eclesial acoger esta realidad, pero también es un principio evangelizador, estar con los pobres y ayudar en sus necesidades, por tanto, es de gran importancia poder acompañar dicha realidad humana y territorial desde un centro integral de pastoral social, que no se limite a un solo servicio, sino que responda a los clamores del contexto, para lograr aportar al desarrollo humano integral, que trasciende a lo comunitario”.

Image

Una suma de esfuerzos que tejen esperanza

El Centro Pastoral funciona en un predio de la Orden Hospitalaria San Juan de Dios, que fue dado en comodato a la Arquidiócesis de Bogotá durante 10 años. El comodato empezó a regir desde julio 2023, cediendo la administración a los Hermanos Samaritanos Di Padre Pío, por 5 años.

En la casa, de tres niveles, se desarrollan y proyectan distintos programas y procesos orientados al cuidado de la dignidad humana de los niños, niñas, adolescentes, jóvenes, madres cabeza de familia, gestantes y lactantes, adultos mayores y recicladores de la zona. 

Image

En esta misión se han unido, entre otras instituciones y estructuras de Iglesia católica: La Orden Hospitalaria San Juan de Dios, el Banco de Alimento de Bogotá, la Fundación San Antonio, la Fundación de Atención al Migrante (FAMIG), la Fundación Domus Colombia, la Diaconía para el Desarrollo Humano Integral, la Coordinación Arquidiocesana para el Cuidado de la Dignidad Humana, la VET Espíritu Santo, las parroquias San Marcos y San Alonso Rodríguez, laicos y servidores de la comunidad.

 

Líneas del servicio pastoral

  • Trabajo pastoral y psicosocial con la niñez desde el proyecto ‘Redes' de la Fundación San Antonio.

  • Trabajo pastoral con mujeres: acompañamiento espiritual, psicosocial y formativo desde la línea del empoderamiento y en emprendimiento con el proyecto ‘Ser Mujer’.

  • Trabajo pastoral con jóvenes desde su realidad y dinámicas personales, comunitarias, educativas y sociales.

  • Trabajo pastoral con adulto mayor del sector.

  • Centro de escucha y acompañamiento.

  • Trabajo pastoral con recicladores.

  • Ropero, ayuda con mercados, comedor comunitario.

 

Sobre la atención brindada, Laura Lucia Joya, coordinadora del Centro Pastoral explicó que en el momento la atención se realiza de martes a domingo, con distintos grupos poblacionales.

Image

Señaló que cada día se brinda desayuno al adulto mayor, aproximadamente 80 personas en estado de vulnerabilidad, quienes además son acompañados con distintas actividades espirituales, lúdicas y psicosociales. Se destacan las actividades de manualidades con reciclaje, actividades de recreación – salud física. 

Los fines de semana se acompaña a madres y sus hijos, en temas de emprendimiento para estas mujeres, además de acompañamiento psicosocial y espiritual. Los menores son acompañados en temas académicos, deportivos y lúdicos; desde una metodología denominada ‘La Torreta’, se busca que los niños, a través del juego, del arte, de la música, tengan una experiencia de Dios a través de la Sagrada Escritura. Este día también se brinda desayuno a este grupo poblacional.

Otro servicio que pronto se pondrá en marcha es el centro de escucha, con el apoyo de laicos servidores.

Se cuenta con el Banco de Alimentos y Roperos, que posibilita ayuda con mercados a familias y la venta de ropa en buen estado, organizada, limpia, a muy bajo costo. 

La Fundación Universitaria Monserrate – Unimonserrate-  acompaña en temas relacionados con orientación en salud.

El Distrito de la Misericordia continúa extendiéndose 

Este centro pastoral sirve a un territorio que alberga una realidad de asentamientos humanos compleja. En la zona se encuentra el barrio Ramírez, primera invasión de Bogotá, actualmente habitada por recicladores y familias en estado de vulnerabilidad.

Image

Los límites territoriales acogen hasta el último espacio habitado de la montaña. En la zona se presentan problemáticas de consumo, violencia de género, desempleo o empleo informal, desescolarización, abandono del adulto mayor, falta de oportunidades para los jóvenes, focos de delincuencia, presencia de habitante de calle y preocupante realidad en torno al cumplimiento de las necesidades básicas.

Oficina Arquidiocesana de Comunicaciones
Aumentar
Fuente
Disminuir
Fuente

Otras noticias

#217016

Noticias relacionadas

#217016
#217016
#217016