Pasar al contenido principal
#217016

Bendición e inauguración de la nueva sede del Centro Pastoral y de Capacitación (CEPCA)

28 de mayo de 2024
Bendición e inauguración de la nueva sede del Centro Pastoral y de Capacitación (CEPCA)
En el sur de Bogotá, barrio Jerusalén, funciona la nueva sede de este centro formativo, dirigido a la población migrante, desplazada y víctima del conflicto armado.

Coordinado desde la Fundación de Atención al Migrante de la Arquidiócesis de Bogotá (FAMIG), a través de la Pastoral de Movilidad Humana, con el apoyo de las Hermanas Misioneras Scalabrinianas, esta obra funcionó por más de 20 años en la localidad de Kennedy, trasladándose a la localidad de Ciudad Bolívar como respuesta a la necesidad de acogida y acompañamiento en una de las zonas de mayor recepción de personas y familias migrantes.

“Aquí llegan muchos migrantes, entonces era estar en el corazón del mundo migrante de la ciudad de Bogotá”, afirmó monseñor Rubén Darío Hernández, director ejecutivo de FAMIG y vicario episcopal en la VET Santa Isabel de Hungría, destacando, además, que la nueva sede es propiedad de esta Arquidiócesis. 

El CEPCA funciona en adelante en terrenos de “un colegio del Instituto San Pablo Apóstol de la Arquidiócesis, que había entrado en desuso… Hicimos un esfuerzo por restaurarlo, remodelarlo, llegar a acuerdos y, a partir de este 23 de mayo del 2024, abrir las puertas al servicio de la comunidad migrante (…) Este es un lugar, como dijo el papa Francisco, de acogida, para aquellos que se van a quedar en el tiempo, donde hay capacitación en contabilidad, en emprendimiento, panadería, software … en todo lo que tiene que ver con belleza y estética”. Son cursos que se suman a la acogida brindada a esta población, que abarca atención humanitaria, con mercados, alojamiento, distintas ayudas … y a la orientación psicosocial para la restitución de sus derechos, explicó.

Image
1C

Image
bd

Cercanía y acogida, en un servicio en red

“Que estas personas reciban una voz de aliento, una actitud de misericordia, de cuidado. Que su enseñanza y su presencia sean signo de que el Señor Jesús acompaña a todos estos hermanos en dificultad”, fue la exhortación hecha por monseñor Ricardo Pulido, vicario episcopal de la Diaconía para el Desarrollo Humano Integral, a los formadores y al equipo que acompaña este centro pastoral y de capacitación.

El sacerdote recordó que “una verdadera formación es la que nos hace mejores seres humanos, mejores cristianos… Que este sea un lugar donde se viva la fraternidad, la misericordia, la solidaridad. Que las personas que vengan a recibir un curso, también digan: vengo a un espacio en el que recibo paz”, insistió.

Image
hn

A su turno, la hermana Valdete Wilemann, misionera scalabriniana y secretaria ejecutiva FAMIG, destacó que esta obra es posible gracias a la articulación de distintas instituciones: “Nosotros no trabajamos solos, la Fundación de Atención al Migrante se convierte en red, nos acompaña, por ejemplo, en este día: Cáritas Suiza, la Fundación San Antonio de esta Arquidiócesis, religiosas scalabrianas, un equipo humano comprometido… Gracias por el apoyo", precisó.

Sobre la formación brindada

Desde su creación en el año 2000, el CEPCA se ha enfocado en la promoción de medios de vida, bajo un acompañamiento que involucra enseñanza teórico- práctica; a la que se suma la formación humano-cristiana y de proyecto de vida; siendo estos pilares orientativos para que los y las estudiantes se posicionen competitivamente dentro del mercado laboral.

Image
AAA

Los cursos cumplen una intensidad horaria de 160 horas, de las cuales 120 se dedican al ejercicio de teoría y 40 horas al nivel práctico.

Image
PC4

Durante el 2023 se brindó formación a más de 200 migrantes y desplazados, apoyando su vinculación laboral. También, se promovió emprendimientos con capital semilla y con capacitación en niveles básico e intermedio.

Semilla y signo de esperanza

Durante la bendición de la nueva sede, el cardenal Luis José Rueda Aparicio, arzobispo de Bogotá, afirmó que el mayor tesoro de la Iglesia son las personas, y este servicio es una semilla de esperanza y paz en el sur de la capital.

“Este va a ser un lugar de esperanza, porque es un lugar de formación, de acogida, de acompañamiento y de dignificación, en nombre de la iglesia arquidiocesana para los migrantes, tanto los que vienen desplazados por el conflicto como para los migrantes venezolanos, que pasan o se quedan en esta ciudad”.

Sobre el compromiso con los más vulnerables, y ante los desafíos que representa en toda escala el fenómeno migratorio, el cardenal precisó que en estos años la Iglesia en la capital colombiana “siempre ha estado comprometida en el servicio… Tenemos rostros de distintos lugares de Colombia:  caucanos, nariñenses, del Magdalena Medio, de El Catatumbo…; además, de personas de distintos países para quienes Colombia hace parte de su tránsito. 

Image
CCC

En cifras

Según últimas cifras del Grupo Interagencial sobre Flujos Migratorios Mixtos (GIFMM), a corte agosto del 2023, mensualmente transitan alrededor de 43.000 migrantes venezolanos. 

En su monitoreo de servicios humanitarios en la ciudad de Bogotá se encuentran 472.096 migrantes y refugiados con vocación de permanencia. A esto se suman los municipios cercanos como Soacha, Mosquera, Funza, Madrid, Cota, entre otros, en los que la cantidad de personas está alrededor de 28.000 migrantes de nacionalidad venezolana.

Inscripciones abiertas

Las personas interesadas en acceder a estos cursos deben acercarse a la sede del CEPCA, en la calle 73c Sur #46b-3, barrio Jerusalén, Ciudad Bolívar, de lunes a viernes, en horario: 9:00 a.m. a 12m y  2:00 p.m. a 4:00 p.m.

Oficina Arquidiocesana de Comunicaciones
Aumentar
Fuente
Disminuir
Fuente

Otras noticias

#217016
#397dff

Noticias relacionadas

#217016
#217016
#217016