Pasar al contenido principal
#2f74c6

Documental relata la vida de la tercera venezolana en ser declarada beata

16 de mayo de 2024
Documental relata la vida de la tercera venezolana en ser declarada beata
Imagen:
de referencia - es.aleteia.org / GuardianCatolic

La producción Madre Carmen de Venezuela, una caraqueña común y extraordinaria, que sigue los hitos de la fundadora de la Congregación Siervas de Jesús en Venezuela, fue dirigida por Javier Melero De Luca y producido por Gustavo Alemán. 

Estrenada el 27 de marzo, actualmente está disponible en YouTube, y cuenta con más de 15.000 visualizaciones.

En una entrevista concedida a ACI Prensa, Melero señaló que la vida de Madre Carmen fue un ejemplo de constancia y “admirable dedicación” a las pequeñas cosas de la vida, lo que le permitió lograr cosas extraordinarias. “Tuvo muchísimas dificultades, pero fue una mujer extremadamente resiliente”, precisó.

El director remarca que su intención fue presentar un ejemplo de santidad cercano para los venezolanos, es decir, una mujer que vivió en Caracas durante el siglo XX y no una lejana figura de la Edad Media. Según Melero, la pieza audiovisual puede tener un gran impacto en las personas, sean creyentes o no. 

Además, afirmó que uno de los aspectos más importantes de la vida de la beata es la capacidad “de darle sentido al sufrimiento”. Este aspecto, comentó, es uno de los ejes centrales de la producción. “Muchos de los sufrimientos y de las dificultades son sólo cosas puntuales”, que pueden ayudar a construir un mejor futuro “con fe y esperanza”, sostuvo.

El documental se rodó en 2018 —año de la ceremonia de Beatificación de Madre Carmen— pero no había podido ser estrenado por diversos contratiempos. A lo largo de las grabaciones, Melero contó con el apoyo de la Iglesia católica en Venezuela, especialmente del fallecido arzobispo de Caracas, cardenal Jorge Urosa Savino.

Testimonio de una mujer que experimentó un milagro gracias a la intercesión de la beata

Trinette Durán, médico cirujana venezolana, tiene un papel fundamental en el largometraje. En 2003, Durán fue curada milagrosamente por la intercesión de la Madre Carmen Rendiles de una dolencia en el brazo producida por una descarga eléctrica accidental. Este hecho prodigioso, luego confirmado por la Santa Sede, permitió que la Madre Carmen se convirtiera en la tercera venezolana elevada a los altares.

Melero relató que grabar el testimonio de Durán fue un momento muy impactante del rodaje, no sólo para él sino para todo el equipo. “Lo recuerdo, fue un punto de inflexión”, afirmó. Y añadió: “Fue tan sentido y tan verídico su testimonio, que el ambiente del set cambió completamente”.

La condición de Durán como respetable mujer de ciencia, contribuyó a que Melero se permitiera cuestionar sus seguridades y sus certezas. “Quedamos todos como de piedra. Tú puedes no creer en nada, pero puedes abrir una hendija y pensar: 'A lo mejor aquí hay algo'”, señaló.

Por último, el director remarcó que el documental puede brindar una enseñanza muy útil, sobre todo en medio de la complicada realidad venezolana. Melero reiteró que la vida de la Beata es un ejemplo de constancia y de no abandonar los proyectos. 

Con ayuda de Dios, concluyó, los venezolanos pueden llevarse del largometraje el aprendizaje de “plantearse las cosas de a poco para sobrellevar las dificultades de la situación venezolana”, indicó. “Yo estaría feliz de que ese fuera el aporte”, aeguró.

¿Quién fue la Madre Carmen Rendiles?

Carmen Rendiles Martínez, fundadora de la Congregación Siervas de Jesús en Venezuela, nació en Caracas (capital de Venezuela) el 11 de agosto de 1903. A pesar de venir al mundo sin su brazo izquierdo, creció entre sus hermanos con independencia y espíritu de liderazgo, destacando en su vida familiar y social.

A los 15 años ya sentía la profunda convicción de consagrar su vida a Dios. El 25 de febrero de 1927, a los 24 años, ingresó en la Congregación de Siervas de Jesús en el Santísimo Sacramento en Caracas. El 8 de septiembre de 1932 emitió los votos perpetuos que la hicieron desde entonces miembro definitivo de esta familia religiosa.

Con tan solo 33 años, la Madre Carmen fue nombrada maestra de novicias y para 1947 fue nombrada superiora de la Casa Madre en Venezuela. Bajo su liderazgo diversas obras de la institución se expandieron en varios estados del país, destacándose la fundación de varios colegios a partir de 1942.

Ya como superiora provincial, la Madre Carmen se opone cuando el gobierno general de la congregación en Francia, después del Concilio Vaticano II, decide establecerse como instituto secular, hecho que implicaba una transformación en el carisma fundacional. 

Después de un proceso de consulta a sus Hermanas, y con el apoyo de los obispos venezolanos, inicia el proceso de separación de la comunidad francesa, que culminó en 1965 con la constitución de una nueva congregación religiosa que se llamaría en adelante Siervas de Jesús de Venezuela.

El 9 de mayo de 1977, poco después de haber cumplido 50 años de vida religiosa, Madre Carmen muere en Caracas en olor de Santidad, siendo superiora general de la nueva congregación. 

Fue beatificada el 16 de junio de 2018, en una ceremonia celebrada en Caracas, presidida por el Cardenal Ángelo Amato, prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos.

"Madre Carmen de Venezuela, una caraqueña común y extraordinaria" (2024)
Fuente:
ACI Prensa
Aumentar
Fuente
Disminuir
Fuente

Noticias relacionadas

#2f74c6
#2f74c6