Formación

El Pueblo de Dios necesita ser formado y necesitan que se les incentive a la espiritualidad como medio para acercarse a Jesucristo por lo cual, éste es el espacio propicio para ello.

El próximo 27 de noviembre inicia el Adviento

22 de Noviembre 2016
 OAC - Oficina Arquidiocesana de Comunicaciones
El próximo 27 de noviembre inicia el Adviento

Adviento viene del latín “ad-venio”, que quiere decir “venir, llegar”. Comienza el domingo más cercano a la fiesta de San Andrés Apóstol (30 de noviembre) y dura cuatro semanas.

El Adviento es el comienzo del Año Litúrgico, empieza el domingo más próximo al 30 de noviembre y termina el 24 de diciembre. Son los cuatro domingos anteriores a la Navidad y forma una unidad con la Navidad y la Epifanía. Este 2016 empezará el domingo 27 de noviembre.

Adviento viene del latín “ad-venio”, que quiere decir “venir, llegar”. Está dividido en dos partes: la primera va desde el domingo más próximo al 30 de noviembre al día 16 de diciembre y sirve para meditar sobre la venida final del Señor, al final de los tiempos. La segunda parte inicia el 17 de diciembre hasta el 24 de diciembre, es la llamada "Semana Santa" de la Navidad, y se orienta a preparar más explícitamente la venida de Jesucristo y su irrupción en la historia del hombre en Navidad.

En los templos y casas se colocan las coronas de Adviento y se va encendiendo una vela por cada domingo. La Corona tiene su origen en una tradición pagana europea que consistía en prender velas durante el invierno para representar al fuego del dios sol, para que regresara con su luz y calor durante el invierno. Los primeros misioneros aprovecharon esta tradición para evangelizar a las personas. Partían de sus costumbres para enseñarles la fe católica y está formada por varios símbolos:

-La forma circularla cualno tiene principio ni fin, es señal del amor de Dios que es eterno, sin principio y sin fin, y también de nuestro amor a Dios y al prójimo que nunca debe de terminar.

-Las ramas de color verde de esperanza y vida,  Dios quiere que esperemos su gracia, el perdón de los pecados y la gloria eterna al final de nuestras vidas. El anhelo más importante en nuestras vidas debe ser llegar a una unión más estrecha con Dios, nuestro Padre.

-Las cuatro velas nos hace pensar en la oscuridad provocada por el pecado que ciega al hombre y lo aleja de Dios. Después de la primera caída del hombre, Dios fue dando poco a poco una esperanza de salvación que iluminó todo el universo como las velas la corona. Así como las tinieblas se disipan con cada vela que encendemos, los siglos se fueron iluminando con la cada vez más cercana llegada de Cristo a nuestro mundo. Son cuatro velas las que se ponen en la corona y se prenden de una en una, durante los cuatro domingos de adviento al hacer la oración en familia.

-Las manzanas rojas adornan la corona representan los frutos del jardín del Edén con Adán y Eva que trajeron el pecado al mundo pero recibieron también la promesa del Salvador Universal. 

-El listón rojo Representa nuestro amor a Dios y el amor de Dios que nos envuelve.

Muchos católicos conocen del Adviento, pero tal vez las preocupaciones del diario vivir, hacen que se olvide el verdadero sentido que tiene. Esforcémonos por vivir este tiempo litúrgico con profundidad, en el que podemos revisar cómo ha sido nuestra vida espiritual, nuestra relación con Dios y convertirnos de nuevo, realizando un plan para mejorar como personas.

 

Imagen: Caminando con Jesús de la mano

 

Fuente: ACI Prensa

Comentarios

[[ comment.author.username ]] dice:

[[ comment.publication_date ]]
No hay comentarios recientes
« Volver a Formación

Desarrollo San Pablo Multimedia