Invitado Especial

Aquí encontrará entrevistas, crónicas y reportajes con personajes o instituciones representativos de nuestra sociedad desde una óptica católica formativa

Parroquia Nuestra Señora de los Dolores: Pastoreo en medio de una zona peligrosa de la ciudad

13 de Octubre 2016
 OAC - Oficina Arquidiocesana de Comunicaciones
Parroquia Nuestra Señora de los Dolores: Pastoreo en medio de una zona peligrosa de la ciudad

Desde que el Bronx se trasladó al barrio San Bernando en el centro de Bogotá, la soledad y el peligro son latentes día y noche en la parroquia Nuestra Señora de los Dolores, ubicada en el parque central del barrio...

Su párroco, el padre Conrado de Jesús Sánchez Posada de 64 años de edad, quien ya cumple 5 años y cuatro meses en esta parroquia, está blindado con todas las armaduras de seguridad tanto materiales como espirituales, para no ser asaltado dentro de la Iglesia. El templo permanece casi todo el día cerrada y solo puede abrir sus puertas cuando se celebra la Sagrada Eucaristía.

“Vivo solo y permanezco solo casi todos los días, las semanas y los meses, me acompañan Dios y mi patrona la Virgen de los Dolores” expresa el padre Conrado. Quien desde algún tiempo, maneja una situación muy dura con la acomodación de los habitantes de la calle en esta zona, luego de que fueron expulsados de la reconocida calle del Bronx. 

Entrega y amor a su vocación

Y, aunque el padre Conrado es oriundo de Bello Antioquia, ya vive desde hace 14 años en la ciudad capital. Viene de una familia conformada por ocho hermanos y hace ya 35 años que fue ordenado sacerdote. Nunca se imaginó encontrarse pastoreando un rebaño tan difícil como este.

De profesión, es administrador de empresas de la Universidad Pontifica Bolivariana de Medellín, también tiene una especialización en gestión para el desarrollo empresarial de la Universidad Santo Tomás y es teólogo y filosofo dogmático del Ateneo Romano de la Universidad de la Santa Cruz de Roma.

Su día a día en el barrio San Bernardo

Una persona le colabora en la parte del despacho parroquial una vez en la semana y durante algunas horas, cuando hay una necesidad urgente. Todo está debidamente sellado, con candados, cadenas y toda clase de seguridad ya que hasta los “tapetes han intentado llevárselos” manifiesta el padre Conrado.

Todos los días, a las cinco de la mañana sale caminando rápido o corriendo a dos cuadras del templo, para dirigirse al Instituto San Bernardo, donde es capellán. Allí encuentra algo de refugio, puede dialogar y prestar sus servicios y a la vez tener un poco de contacto con la gente. A las cinco de la tarde, de forma sagrada, el padre Conrado debe refugiarse en la casa donde queda el templo porque salir después de esa hora, es todo un riesgo. Expresó.

En los últimos meses, a raíz de la situación vivida de la calle del Bronx, los ocho grupos que tenía en la parroquia; de oración, de niños, jóvenes, adulto mayor, de evangelización y demás, se acabaron, renunciaron por miedo y seguridad. No volvieron.

Los invitamos a ver la entrevista como invitado especial al Padre Conrado de Jesús Sánchez Posada, párroco de Nestra Señora de los Dolores, quien nos relata más en detalle su labor en esta zona difícil de la ciudad de Bogotá, a continuación:

 

 

 

Fuente: OAC

Comentarios

[[ comment.author.username ]] dice:

[[ comment.publication_date ]]
No hay comentarios recientes
« Volver a Invitado Especial

Desarrollo San Pablo Multimedia