Liturgia Dominical (Reflexión Dominical)

Se brinda el espacio para que podamos por el medio escrito hacer un acercamiento a lo que quiere decir la Palabra de Dios cada Domingo a su pueblo.

LITURGIA Junio 12
La hospitalidad de una pecadora

10 de Junio 2016
 padre Tadeo Albarracín Montañez
LITURGIA Junio 12 La hospitalidad de una pecadora

En la lectura del relato del evangelio de Lucas que sigue el leccionario de la misa por estos domingos se viene presentando la identidad y misión de Jesús. Es de notar que en esta presentación de Jesús juega papel importante la mujer: 

Hace ocho días el pueblo, al ver el actuar de Jesús sustrayendo del mundo de los muertos al hijo único de una mujer viuda, reconocía que Dios ha visitado a su pueblo haciendo surgir un profeta grande.

Este domingo avanza el relato llegando a que un grupo de judíos, viendo la respuesta de Jesús ante el comportamiento osado de una mujer, se pregunte: «¿Quién será este hombre que hasta perdona los pecados?». Como colofón del texto que se lee hoy se escucha un breve resumen de la actividad misionera de Jesús asistido por un grupo de mujeres.

El evangelio según San Lucas narra tres ocasiones en las que Jesús va a comer a casa de un fariseo, en el transcurso de cada una de estas comidas sucede algún hecho inesperado que da origen a una controversia; en el texto de hoy el sobresalto lo produce la actuación de una mujer hacia Jesús. En el contexto de una comida, el evangelista ambienta la escena de este domingo presentando tres conocimientos o saberes: en primer lugar el saber de la mujer, ella sabe que Jesús ha entrado en una casa para comer; el segundo lugar el saber del fariseo, dueño de casa, él sabe que esa mujer es un pecadora; en tercer término está, según el fariseo, el no saber de Jesús sobre la condición de aquella mujer.

A partir de esta presentación, el relato sacude las certezas del fariseo. La narración que comienza hablando de ‘un fariseo’ adquiere una nueva dirección cuando Jesús interviene llamándolo por su nombre: «Simón, tengo algo que decirte»; el fariseo adquiere entonces rostro concreto, historia personal: se trata de Simón. A su turno, Simón asume el lugar de alguien que está dispuesto a dejarse enseñar: «Dime, maestro».

La enseñanza de Jesús a Simón se abre con una breve historia que conduce a apreciar el perdón como una gracia, como un regalo; a partir de esta valoración del perdón el Maestro ilumina el comportamiento de la mujer que se hizo presente en aquella casa para obsequiar a Jesús y proclama que su hospitalidad es la expresión de haber experimentado ella la gracia del perdón: «sus muchos pecados están perdonados, pues se mostrado tan agradecida».

El texto, visto así, lleva a presentar el perdón como obra gratuita de Dios en la persona del pecador; al hablar de ‘obra en el pecador’ hay que pensar en algo más que en la condonación de una deuda, el perdón es gracia, es presencia del amor de Dios que transforma a quien lo recibe.

El perdón ocurre cuando el pecador acoge el amor de Dios y se deja transformar por ese amor; al ser perdonado, el pecador perdonado principia a vivir de la gracia. Se puede afirmar lo contrario: quien no vive de la gracia de Dios es que probablemente no ha acogido el perdón que Él ofrece. El papa Francisco suele repetir que Dios siempre está dispuesto a perdonar, que Él no se cansa de perdonar, pero se hace necesario que el pecador acoja esta gracia.

Esto es lo que constata Jesús en la enseñanza a Simón y que a continuación ratifica a la mujer: «Tus pecados están perdonados». A los comensales de aquella comida la declaración de Jesús les resulta escandalosa y su queja recuerda a los lectores del evangelio la intención de Lucas de presentar la identidad y misión de Jesús: «¿Quién será este hombre, que hasta perdona pecados?».

El evangelio de la misa de este domingo, como ya se dijo, concluye con un breve resumen de la actividad evangelizadora de Jesús en el que se hace mención de la presencia de mujeres ‘liberadas’ en el grupo del ‘profeta itinerante’ y de mujeres que desde su posición ayudan con bienes a Jesús y al grupo de discípulos.

Comentarios

[[ comment.author.username ]] dice:

[[ comment.publication_date ]]
No hay comentarios recientes
« Volver a Liturgia Dominical (Reflexión Dominical)

Desarrollo San Pablo Multimedia