Formación

El Pueblo de Dios necesita ser formado y necesitan que se les incentive a la espiritualidad como medio para acercarse a Jesucristo por lo cual, éste es el espacio propicio para ello.

Los Santos Inocentes de ayer y hoy

'Una voz se oye en Rama
es Raquel que llora por sus Hijos
porque ya no son más " Jer 31

28 de Diciembre 2015
 Danelia Cardona Lozada
Los Santos Inocentes de ayer y hoy

El 28 de diciembre de cada año recordamos a las víctimas de Herodes, quien en una búsqueda egoísta decide mandar a asesinar a todos los recién nacidos para evitar la vida del Mesías.

Olvidamos a veces que ese día el cielo también clama por otros "Santos Inocentes", los modernos, los actuales, los niños que no pudieron nacer a causa del aborto.

En el aborto se elimina de manera violenta un individuo de la especie humana, una persona humana, la más indefensa de todos pues no tiene como defenderse.

También, se lesiona de por vida la vida de la mujer y el hombre que deciden abortar. La maternidad y la paternidad no son procesos reversibles, el dolor los embarga por la realidad de un hijo que existió espirtual y biológicamente.

De ninguna manera se pretende juzgar las decisiones de las personas que optan por el aborto, sin embargo, es  necesario establecer factores que impulsan a esta decisión.

Uno de estos factores que influyen de una manera significativa en que una mujer o una pareja tomen esta decisión es lo que se ha denominado la coerción social.

El embarazo inesperado se vislumbra en esta sociedad consumista y relativa como una enfermedad y una tragedia. Son múltiples los mensajes que se dan desde edades tempranas sobre los embarazos a destiempo y sobre el antiguo estigma y cierta connotación que llevaba la madre soltera. Esto sumado a una mayor autonomía de la mujer como profesional exitosa y muy dueña de sus decisiones y proyecto de vida, han distorsionado el rol de la maternidad en la sociedad. Esto sin sumar las leyes que permiten que la vida sea un commodity más (técnicas de reproducción asistida, alquiler de vientres etc.).

La coerción social es nuestro Herodes actual. No apelo por el embarazo adolescente, considero que a los jóvenes se les debe formar en criterio y coherencia de vida, pero como familia, como sociedad, debemos estar listos para acoger la nueva vida, que en muchas ocasiones llega de manera inesperada. Creo que existen peores circunstancias para una mujer, parejas, familia y sociedad que un embarazo inesperado.

Una sociedad verdaderamente humana es la que acoge la vida, como llegue. No planeada, con problemas y dificultades, con retos. Eso finalmente, nos abre el corazón a ser verdaderamente humanos ya que acogemos a todas las personas humanas, no sólo, las que queremos.

Al año se estima que se pierden 46 millones de bebés a nivel mundial a causa del aborto. En Bogota, en sólo el 2014, más de 8.000 bebés fueron abortados porque sus madres estaban muy estresadas con el embarazo. Me gustaría creer que si ellas sintieran que su bebé era acogido no hubieran abortado, algunas, al menos.

Este 28 de diciembre pensemos también en nuestros santos inocentes actuales, todos estos bebés que mueren inocentemente a causa de un crimen como el aborto. Dios en su infinita Misericordia ya los ha acogido y los tiene junto a Él.

Su Misericordia también se extiende a mujeres, hombres y familias afectados por el trauma del aborto. Que este año jubilar permita que estas personas también conozcan el Amor y la Misericordia de Dios que todo lo perdona.

Danelia Cardona Lozada

Directora Departamento de Promoción y Defensa de la Vida

Conferencia Episcopal de Colombia

 

Fuente: Danelia Cardona Lozada

Comentarios

[[ comment.author.username ]] dice:

[[ comment.publication_date ]]
No hay comentarios recientes
« Volver a Formación

Desarrollo San Pablo Multimedia