Noticias / Iglesia

Novena de Navidad

Un corazón nuevo vence la indiferencia y conquista la paz

Séptimo dia, 22 de diciembre

22 de Diciembre 2016
 CEC / Vicaría de Evangelización
Un corazón nuevo vence la indiferencia y conquista la paz

Séptimo dia, 22 de diciembre

Signo: Un corazón

Lectura de la Palabra de Dios Lc 1, 46-56

María dijo:

«Proclama mi alma la grandeza del Señor,

se alegra mi espíritu en Dios, mi salvador;

porque ha mirado la humildad de su esclava.

Desde ahora me felicitarán

todas las generaciones,

porque el Poderoso ha hecho obras grandes en mí:

su nombre es santo,

y su misericordia llega a sus fieles

de generación en generación.

Él hace proezas con su brazo:

dispersa a los soberbios de corazón,

derriba del trono a los poderosos

y enaltece a los humildes,

a los hambrientos los colma de bienes

y a los ricos los despide vacíos.

Auxilia a Israel, su siervo,

acordándose de la misericordia

–como lo había prometido a nuestros padres–

en favor de Abrahán

y su descendencia por siempre».

María se quedó con ella unos tres meses

y volvió a su casa. Palabra del Señor

Meditación

La página magistral que el Espíritu Santo le dicta a Nuestra Señora y que ella proclama, indica la obra consumada de Dios en el corazón de la Virgen. Ella se ha dejado iluminar por el amor de Dios y ha comprendido que el Poderoso está dispuesto a acercarse con amor profundo a todos, que ha decidido hacer propia la causa de los pequeños, de los últimos, que ha querido derribar el orgullo de los omnipotentes para exaltar la simplicidad y la alegría del corazón de los que no cuentan para el mundo.

En este camino hacia Belén le hemos pedido al Señor de tantos y tan bellos modos, que “disponga nuestro corazón” para que en él brille la aurora de la paz y de la alegría que cada Navidad le promete al mundo. Un corazón nuevo se vuelve misionero de la paz y artesano de la reconciliación porque, como ha experimentado a Dios tan de cerca, sabe cómo actúa el que perdona y da la vida, el que no quiere más el desangre de la humanidad, el que quiere para todos la verdadera paz que incluye un reajuste de los sentimientos para que sea el amor la luz, la fuente y la meta de nuestra vida. El Papa Francisco nos anima a superar la indiferencia para construir la paz desde un corazón nuevo: La misericordia es el corazón de Dios. Por ello debe ser también el corazón de todos los que se reconocen miembros de la única gran familia de sus hijos; un corazón que bate fuerte allí donde la dignidad humana —reflejo del rostro de Dios en sus creaturas— esté en juego. Jesús nos advierte: el amor a los demás —los extranjeros, los enfermos, los encarcelados, los que no tienen hogar, incluso los enemigos— es la medida con la que Dios juzgará nuestras acciones. También nosotros estamos llamados a que el amor, la compasión, la misericordia y la solidaridad sean nuestro verdadero programa de vida, un estilo de comportamiento en nuestras relaciones de los unos con los otros. Esto pide la conversión del corazón: que la gracia de Dios transforme nuestro corazón de piedra en un corazón de carne capaz de abrirse a los otros con auténtica solidaridad, (Cf. Mensaje 01 de enero 2016).

Descargue la novena de navidad a Continuación: https://issuu.com/directorio2014/docs/novena_de_navidad_2016

Fuente: CEC / Vicaría de Evangelización - Imagen: simeon roble.pntic.mec.es

Comentarios

[[ comment.author.username ]] dice:

[[ comment.publication_date ]]
No hay comentarios recientes
« Volver a Noticias

Desarrollo San Pablo Multimedia