Arte y Cultura

Noticias sobre el arte y la cultura presente en el mundo actual. Por medio de imágenes y videos se llegará al conocimiento de la belleza plasmada en papel, audio y video que incentiva a los valores humanos y cristianos.

“Little boy” su pequeñez es grandeza de Misericordia

05 de Noviembre 2015
 Oficina Arquidiocesana de Comunicaciones - OAC Bogotá
“Little boy” su pequeñez es grandeza de Misericordia

Little boy, una película del 2015 dirigida por Alejandro Gómez Monteverde, producida por Eduardo Verástegui (Metanoia films) y escrita por Alejandro Monteverde y Pepe Portillo; cuenta la historia de un niño de 8 años apodado 'Little Boy', por su baja estatura y como este pequeño tiene la fe necesaria para traer a su padre de vuelta a casa, ya que ha sido prisionero en la Segunda Guerra Mundial. 

Despertar el niño que todos tenemos o mejor aún invitarnos a reflexionar sobre “seamos como niños para entrar al reino de los cielos”, es uno de los mensajes que nos deja ésta increíble historia, que nos cuestiona sobre la fe, la esperanza y la caridad.

¿Qué es la fe?...reconocer la presencia de Otro que nos ama en cada instante y tener la certeza que El responde a los deseos de nuestro corazón, como en el caso de Pepper “Little Boy” que nos enseña a llevar a la práctica el Evangelio, cuando escucha al sacerdote en la homilía que dice que con "fe del tamaño de un grano de mostaza se pueden mover montañas"; Pepper cree que puede conseguir lo imposible: poner fin a esa guerra y traer a su padre de vuelta a casa.



En el día a día al participar de la Misa, realmente hacemos fecunda la Palabra de Dios, como en el caso de este pequeño que nos indica la clave para vivir con esperanza a pesar de las dificultades o de la realidad que por dolorosa que sea tiene sentido para seguir luchando, creyendo y esperando.

Y cómo lo va a lograr, por indicación del párroco del pueblo, recibe la “lista del amor”, más conocida como las obras de misericordia; el niño obedece al sacerdote y se hace amigo de su “enemigo” el señor Hashimoto, un japonés, con quien logra una valiosa amistad y nos da el ejemplo de que es posible perdonar.

Si entendiéramos la riqueza del legado de Dios para nuestras vidas, si nos dejáramos sorprender por los gestos más pequeños y significativos con los que podemos expresar el amor y dar felicidad; tendríamos la fe de este pequeño niño que toca el corazón para creer que lo imposible puede ser posible, que la fidelidad y el matrimonio es “para siempre” como lo expresa  su madre, que el misterio de la vida está en prepararnos para morir, viviendo como si estuviéramos gozando ya de la eternidad; la vida que nace para este mundo, en el caso de la madre con su bebé en el simbólico entierro del papá de Pepper, la relación de hermanos que se quieren, se equivocan y perdonan; el ejemplo de una familia nuclear, donde se conservan los valores y se vive el drama del olvido de Dios en el caso del hermano de Pepper dejándose dominar por el rencor y la venganza; así mismo como su arrepentimiento y conciencia de ayudar al japonés al salvarle la vida.

Así que esta historia de los años 40, es contemporánea para quien ha quedado motivado a vivenciar las obras de misericordia, todo un plan de conversión y santidad para estos tiempos. No de una fe que se negocia, en el sentido de que si cumplo El cumple, sino de una fe que abraza hasta el dolor más grande de la muerte de un ser querido, así se haya intentado todo para que viviera, en este caso para que regresara de la guerra, de aceptar la Voluntad de Dios y confiar plenamente en sus designios.

Según el Catecismo de la Iglesia Católica, en el numeral 244: Las obras de misericordia son acciones caritativas mediante las cuales ayudamos a nuestro prójimo en sus necesidades corporales y espirituales. Instruir, aconsejar, consolar, confortar, son obras espirituales de misericordia, como también lo son perdonar y sufrir con paciencia. Las obras de misericordia corporales consisten especialmente en dar de comer al hambriento, dar techo a quien no lo tiene, vestir al desnudo, visitar a los enfermos y a los presos, enterrar a los muertos. Entre estas obras, la limosna hecha a los pobres es uno de los principales testimonios de la caridad fraterna; es también una práctica de justicia que agrada a Dios.

¿Y cuál es la lista del amor en Little boy?

Son las obras de misericordia, hay catorce siete corporales y siete espirituales, en esta historia se presentan las corporales que son las siguientes:

Obras de misericordia: 
1) Visitar a los enfermos
2) Dar de comer al hambriento
3) Dar de beber al sediento
4) Dar posada al peregrino
5) Vestir al desnudo
6) Visitar a los presos
7) Enterrar a los difuntos

Little boy de una manera cotidiana y sencilla logró practicarlas, cumplió  con la lista; dudó también de su fe y lo mejor, se dejó sorprender por lo inesperado por la gran acción misericordiosa de Dios en su vida, tener de regreso con vida  a su  padre.

Vea a continuación, dos videos donde algunos invitados a la función especial que se presentó en el cinema del centro comercial Calima para el clero y algunos agentes de evangelización  de la arquidiócesis de Bogotá, nos comparten sus apreciaciones de “Little boy”:

Fuente: Película Little Boy

Comentarios

[[ comment.author.username ]] dice:

[[ comment.publication_date ]]
No hay comentarios recientes
« Volver a Arte y Cultura

Desarrollo San Pablo Multimedia