Formación

El Pueblo de Dios necesita ser formado y necesitan que se les incentive a la espiritualidad como medio para acercarse a Jesucristo por lo cual, éste es el espacio propicio para ello.

En la parroquia Santa Ana se celebró la Eucaristía de clausura por la Campaña 40 días por la vida

“El único sentido de la vida es la santidad” Nuncio Apostólico en Colombia, Ettore Balestrero.

04 de Noviembre 2015
 Oficina Arquidiocesana de Comunicaciones - OAC Bogotá
“El único sentido de la vida es la santidad” Nuncio Apostólico en Colombia, Ettore Balestrero.

El pasado domingo 1 de noviembre a las 9:00 p.m. en el templo parroquial de Santa Ana de la arquidiócesis de Bogotá, ubicado en el barrio Teusaquillo, se celebró con una solemne Eucaristía la clausura de la Campaña 40 días por la vida, la cual fue presidida por el Nuncio Apostólico, su excelencia Ettore Balestrero y concelebrada por algunos sacerdotes que acompañaron estos días de oración por la vida; entre ellos el párroco de la parroquia Santa Ana, el padre Alirio Cuevas a quien el señor Nuncio agradeció su acogida. 

El Catolicismo, les comparte el audio completo y a partes del mensaje de la homilía del Nuncio Apostólico en Colombia:

¿Cuántos niños y niñas abortados hubieran sido grandes santos?

 “Hoy celebramos la solemnidad de todos los santos y en esta ocasión el cierre de la campaña 40 días por la vida; la vida en cualquier estado de su desarrollo desde la concepción hasta la muerte natural nunca puede ser un error”; así lo expresó para reiterar que ninguna persona puede ser considerada un error, aunque se pronostique que esté enferma, o aún no  haya nacido, explicó “la razón fundamental es porque la vida es un don de Dios y Dios no se equivoca, Dios es Amor y precisamente porque es Amor nos llama a participar de su vida; esta es la vida de los santos, esta es la santidad”.

Monseñor expresó que para participar de la santidad de Dios tendremos que morir, “es la experiencia de los santos, la muerte se transfigura, pasa de ser lo peor de todos los males para ser la ocasión de gozar del máximo de los bienes; entonces la vida, la santidad que es la misma vida de Dios, todo lo transforma, hasta la muerte y todo es una ocasión para participar de la vida”.

Por lo que invitó a reflexionar ¿cuántos niños y niñas abortados hubieran sido grandes santos?... o de todas maneras, comentó habían luchado por la santidad si hubieran podido nacer; así  explicó que la solemnidad de todos los santos, nos enseña el fin de la vida, que es la santidad.

Mujeres y hombres engañados que deciden abortar

Su excelencia, Ettore Balestrero comentó como muchas mujeres y hombres, que deciden abortar,  fue porque los convencieron “pensando en el bien” del niño y de la niña, en el caso de enfermedad, que sería infeliz, afirmó “así se disfraza una acción cruel como si fuera una acción misericordiosa y las parejas no tienen el coraje, la valentía, la fe, de ser conscientes con sus acciones de enfrentarse con la enfermedad que es parte de la vida, por lo que matan a sus hijos”, y  son ellos  los que tendrían que quererlos más, por darles la vida, lo doloroso es que se ponen en el lugar de Dios y le quitan la vida, “disfrazan de responsabilidad un hecho irresponsable, se portan de manera irresponsable y dicen que lo hacen por ser responsables, por amor”.

La palabra de muerte no es la última palabra

Monseñor Balestrero, se refirió a la fiesta de los disfraces, que se llevó acabo en el día anterior, “lo peor de todo es cuando muchos creen que morir es mejor que vivir”.  

Explicó la importancia, de comprender que la vida verdadera es la vida de los santos, la vida en Dios y con Dios, la cual depende de la valentía, de la fuerza, del amor, de nuestra sinceridad y transparencia delante de Dios; así mismo dijo, que abortar es quitar esta perspectiva al propio hijo, en negarle el sentido verdadero de la vida. “Cómo sería de diferente la vida y la historia humana sin santa Ana, pensemos si hubiera sido abortada no hubiera tenido a María y no tendríamos a Jesús; sin santa Teresa, san Francisco, san Juan Pablo II, santa Faustina Kowalska…cómo sería de diferente la vida si ellos hubieran sido abortados…”

Su excelencia, comentó que estos 40 días de oración por la vida han alcanzado muchos frutos y expresó su alegría de compartir esta bella celebración eucarística de acción de gracias: “estoy honrado de estar aquí, compartir y presidir esta Eucaristía, agradezco a todos los que han participado, promovido, actuado a lo largo de estos 40 días y será Dios quien les pagará por todo lo que han hecho…son muchos los frutos de arrepentimiento, de conversión, de concientización, de oración. Dios es más grande que todas nuestras miserias y la santidad lo hace misericordia, amor, perdón, reconciliación; por lo que celebrar la solemnidad de los santos, es celebrar la santidad de Dios, es creer que a pesar de tanta incoherencia, maltrato, maldad, hasta el peor de los pecadores está llamado a la santidad, y Dios lo espera para permitirle este camino hacia Él, que es el camino de la santidad”.

Celebrar la vida, es celebrar a Dios

Para el Nuncio Apostólico, celebrar el Dios de la vida, es vivir como Dios y buscar su santidad; por consecuencia el sentido de la vida es ser bueno, compasivo, misericordioso y veraz: “porque a veces creemos que la misericordia disfraza o quita la verdad, cuando la verdadera misericordia es la verdad, es la verdad sobre la persona, la historia, los acontecimientos”.

Para finalizar, invitó a todos a pedirle a la Virgen María, la reina de los santos que nos ayuda en este camino, que acompañe a todos los que han protagonizado estos 40 días, los que han abierto los ojos sobre su vida a lo largo de estos 40 días, que los acompañe “… encontrando a Dios, su santidad, la madre de la santidad, María Santísima, ella les acompañe porque  es el camino seguro hacia Dios, hacia la santidad, no podemos conseguir la santidad, la verdad, la felicidad sin estar con la Virgen María, que ella acompañe y multiplique todos los frutos, los presente a Dios, fruto de amor, de santidad, de vida y reconciliación…que Dios anime a todos ustedes a perseguir el único sentido de la vida, que es la santidad, el único objetivo que hace de la vida merecida de ser vivida; que no es la salud, el dinero, el poder, es alcanzar a Dios que es la santidad”.

A continuación puede escuchar el audio completo de su excelencia Ettore Balestrero. Así mismo, las palabras de Pamela Delgado, coordinadora de la campaña 40 días por la vida; el mensaje del padre Daniel Rodrigo Bustamante Goyeneche, director del departamento de familia de la C.E.C. y la experiencia de Flor, una mujer indígena comprometida con la defensa de la vida participante en esta campaña de oración.

 

 

Mensaje del padre Daniel Rodrigo Bustamante Goyeneche, director del departamento de familia de la C.E.C.

 

 

Los invitamos a escuchar la canción Aquí estoy yo de Héctor Tobo, dedicada  a las mujeres  para que digan si a a la vida en la clausura de esta campaña.

  

También te invitamos a visitar nuestra sección Familia, aquí en El Catolicismo, con el testimonio de una mujer que pensaba abortar y gracias a esta campaña de oración 40 días por la vida, hoy continúa con su embarazo. Ver link:

http://elcatolicismo.com.co/es/noticias/5332-oraciones-que-salvan-vidas.html

Te invitamos aver nuestra galeria fotografíca  en ele siguiente link: http://elcatolicismo.com.co/es/noticias/5340-oraciones-que-salvan-vidas-1.html

Fuente: OAC

Comentarios

[[ comment.author.username ]] dice:

[[ comment.publication_date ]]
No hay comentarios recientes
« Volver a Formación

Desarrollo San Pablo Multimedia