Familia

Porque se necesita evangelizar al núcleo de la sociedad que es la familia se les ha creado una sección en la que ellos serán los protagonistas como gestores de los valores cristianos y humanos en las futuras generaciones del mundo.

El Padre de familia en el mundo de hoy

19 de Junio 2015
 Luis Fernando Chisco F. D.P. Secretario General Centro de Comunión y Participación
El Padre de familia en el mundo de hoy

Desde la vida de fe hemos considerado al padre de familia como aquél que tiene la condición de ser imagen de Dios, aunque quizás desde un punto de vista opuesto es que nos hacemos una imagen del ser de Dios a partir de la experiencia que se tiene del padre de familia.

En cualquiera de los dos casos ser padre conlleva una gran responsabilidad para que con su coherencia de vida tenga la capacidad de ser un referente para sus hijos, que además de verlo en su tierna edad como el súper héroe, descubran también la bondad, la ternura y demás cualidades que le ayudan a crecer con sentimientos de seguridad, alegría, esperanza. Por supuesto que si es hombre creyente esto facilitará que los hijos tengan una fácil relación con nuestro Padre del Cielo en quien todos estamos llamados a sentirnos hijos amados y objeto de toda su atención.

El padre ha de ser padre y desempeñar su vocación con toda la entereza; vale decir que no pretenda hacerse el gran amigo de sus hijos pues a sus amigos ellos los elegirán y tiene sus particulares connotaciones que le son propias, como muy seguramente las vive el padre con quienes son sus propios amigos.

Ahora bien el padre, padre, no se da silvestre; o no se ha de dar así. Es alguien que conscientemente asume su rol desde la vida de familia, en unión con su esposa, en relación con Dios; ojalá viviendo la experiencia del sacramento y con ello presencia de la comunión que brota de Dios Uno y Trino; padre y madre conscientes que la misión que tiene como tales es más importante que cualquier rol profesional que desempeñen en el mundo, porque en sus manos está el formar hombres y mujeres del futuro con valores bien fundamentados para que sean los que rijan el mismo mundo desde los valores que procuran el bien común y no sus intereses particulares.

Precisamente este mundo que nos ha correspondido vivir ha traído, entre otras muchas cargas, la realidad de que hay familias que por diferentes circunstancias los esposos han decidido separase y entonces el padre tiene, generalmente, un menor contacto con los hijos. Ahí el padre tiene que ser más sagaz para desde los cortos espacios de compartir sea reflejo de amor, de bondad, misericordia; ojalá actitudes también expresadas por la madre.

Feliz día a los padres de familia, que esta fecha (dejando de lado su carácter comercial) sea una oportunidad de profundizar en el gran papel que se tiene como generador de vida, durante todas las etapas de la misma; pues nunca se deja de ser padre y nunca se deja ser hijo.

Comentarios

[[ comment.author.username ]] dice:

[[ comment.publication_date ]]
No hay comentarios recientes
« Volver a Familia

Desarrollo San Pablo Multimedia