Formación

El Pueblo de Dios necesita ser formado y necesitan que se les incentive a la espiritualidad como medio para acercarse a Jesucristo por lo cual, éste es el espacio propicio para ello.

En Nepal la Iglesia Católica como “Hospital de Campaña”

28 de Abril 2015
 Oficina Arquidiocesana de Comunicaciones - OAC Bogotá
En Nepal la Iglesia Católica como “Hospital de Campaña”

Hoy martes 28 de abril, el primer ministro de Nepal, Sushil Koirala, ha declarado que el número de fallecidos por el terremoto del pasado sábado podría superar los 10.000 y es en estos acontecimientos donde la Iglesia responde con valiosa labor misionera.

El último balance de las autoridades informa de más de 4.300 fallecidos y más de 7.000 heridos, pero todavía falta por conocer la cifra de numerosas aldeas remotas que se han visto gravemente afectadas por el seísmo de 7,8 grados que el pasado sábado asoló el país.  Frente a estos hechos, es necesario la acción evangelizadora de la Iglesia que como “Hospital de Campaña” busca sanar las heridas físicas y emocionales de las víctimas.

Por lo anterior, te invitamos a conocer algunos datos que ha publicado la agencia fides sobre la Iglesia Católica de Nepal y la acción misionera de algunas comunidades religiosas como los jesuitas y salesianos ante el terremoto.

El primer sacerdote católico en entrar en Nepal fue el jesuita portugués Padre Juan Cabral, en 1628. En 1670 el rey Pratap Malla invitó a los jesuitas a establecerse en el país. En 1703 los capuchinos italianos realizan la obra de la evangelización en la parte central y oriental de Nepal. La conquista del poder por parte de los Gorkha, en 1769, detuvo la evangelización durante casi dos siglos. Sólo en 1951, algunos jesuitas indios y americanos pudieron entrar en Nepal para enseñar, pero sin ejercer el ministerio pastoral.

Sucedió lo mismo con las hermanas de N.S. De Loreto, en 1955. En 1968 fue ordenado sacerdote el primer jesuita de Nepal. En 1973, se adoptaron medidas estrictas por parte de las autoridades para evitar las conversiones al cristianismo, y decenas de cristianos fueron encarcelados sin juicio.

 El 7 de octubre de 1983, el territorio de Nepal, hasta entonces bajo la jurisdicción de la diócesis india de Pattna, fue erigido en Missio sui iuris, con sede en la capital, Kathmandú, confiada a los jesuitas. A finales de los años ochenta diferentes congregaciones religiosas, masculinas y femeninas, abren sus casas en distintas partes del país. El 8 de noviembre de 1996, la misión en Nepal es elevada a Prefectura Apostólica, y el 10 de febrero de 2007 a Vicariato Apostólico, con el P. Anthony Francis Sharma, SI, natural de Katmandú, como primer Vicario Apostólico, que había estado al cargo desde la creación de la Missio sui iuris. El actual Vicario Apostólico, nombrado el 25 de abril de 2014, es Su Exc. Mons. Paul Simick del clero de Darjeeling. 


Según el Anuario Estadístico de la Iglesia, Nepal tiene 29.129.000 habitantes, de los cuales 8.000 católicos. Hay 11 parroquias, 60 estaciones misioneras, 1 obispo, 18 sacerdotes diocesanos y 58 religiosos, 13 hermanos religiosos, 165 religiosas. La iglesia dirige 17 centros de asistencia y beneficencia y 22 escuelas infantiles, 28 primarias y 23 de media, entre inferiores y superiores.

 

Presencia de los jesuitas y salesianos en las operaciones de socorro

El epicentro del terremoto que sacudió este sábado 25 de abril el Nepal está localizado a medio camino entre las ciudades de Katmandú y Pokhara en el centro de Nepal. Tambien se han reportado muertes y destrucción en el Tíbet, Bangladesh, Bután y en el norte de la India, pero la mayoría de los daños se sitúan en Nepal. El padre Borniface Tigga, Superior Regional de los Jesuitas (SJ) de Nepal informa de que los 68 jesuitas en el país, al igual que otras comunidades religiosas y del Vicariato mismo, no han sufrido pérdida de vidas ni lesiones graves, aunque algunos edificios de instituciones religiosas si que han sufrido daños. “Cuando pase el peligro de las réplicas del terremoto evaluaremos más detenidamente la situación para poner al seguro aquellos a quienes servimos”, dice el padre Tigga en la nota enviada a la Agencia Fides desde la Curia de los Jesuitas. 


“Las comunidades locales y todos aquellos que no se han visto afectados por el terremoto están involucrados en las operaciones de rescate – continua el p. Tigga -. Los jesuitas de Nepal han respondido de inmediato a esta terrible tragedia. El Colegio de San Francisco Javier ha llegado a dos aldeas remotas en el distrito de Dhading con lonas para crear refugios y alimentos básicos. Además se está distribuyendo material en el distrito de Kavre. Muchas carreteras están cortadas por lo que es difícil llegar a muchos lugares”. 


Los Salesianos (SDB) y las Hijas de María Auxiliadora (FMA) presente en Nepal también están todos bien, como informa Ans, y aunque afectados por la conmoción y el miedo, están trabajando juntos para hacer frente a la emergencia. Sólo alguna pared de sus obras se ha derrumbado tras el terremoto, pero no han sufrido daños irreparables. Como toda la población, por orden del gobierno, no pueden regresar a sus hogares y por lo tanto buscan refugio en tiendas de campaña al externo, mientras tratan de llevar ayuda y consuelo a las personas tan probadas.


Los salesianos están presentes en Nepal desde los años 90, dependiendo de la Provincia de India-Calcuta, y animan dos obras en Katmandú, en el suburbio de Lubhu, y dos más en otras zonas del país. Las Hijas de María Auxiliadora han abierto su casa a Katmandú en 2007.

Fuente: Agencia Fides.

Comentarios

[[ comment.author.username ]] dice:

[[ comment.publication_date ]]
No hay comentarios recientes
« Volver a Formación

Desarrollo San Pablo Multimedia