Formación

El Pueblo de Dios necesita ser formado y necesitan que se les incentive a la espiritualidad como medio para acercarse a Jesucristo por lo cual, éste es el espacio propicio para ello.

Encuentro del SEAB

La evangelización centro de la misión educativa

28 de Enero 2015
 Oficina Arquidiocesana de Comunicaciones - OAC Bogotá
La evangelización centro de la misión educativa

El pasado 27 de enero en el auditorio de la Cámara de Comercio de Bogotá de 8:00 a.m. a 12:30 del día, se llevó acabo el encuentro general de los rectores, docentes y capellanes de los 19 colegios y la Fundación Universitaria Unimonserrate que pertenecen al Sistema Educativo de la Arquidiócesis de Bogotá – SEAB.

El cardenal Rubén Salazar Gómez, arzobispo de Bogotá, acompañado por representantes del Consejo Episcopal de la Arquidiócesis, hizo su intervención explicando la importancia del SEAB, como organismo que unifica la misión educativa propuesta desde el Plan de Evangelización.

Resaltó la necesidad de trabajar unidos para Formar excelentes seres humanos, auténticos cristianos y verdaderos servidores de la sociedad”, con un servicio educativo de alta calidad y excelencia, que marque la diferencia con el sentido evangelizador en una sociedad donde la presencia de las instituciones educativas del Estado son suficientes.

Así mismo, el padre Ricardo Pulido, Rector de la Fundación Universitaria Unimonserrate y Canciller, retomó el mensaje del Cardenal y explicó el significado del SEAB como sistema educativo, habló sobre la creación de la Capellanía General, a cargo del padre Rubén Darío Hernández,  el lanzamiento de la revista electrónica “Nuevas Búsquedas” dirigida por el padre Mauricio Dueñas y comentó sobre los fundamentos que sostienen el SEAB.  También presentó los rectores, los capellanes y coordinadores del equipo de trabajo del Sistema Educativo de la Arquidiócesis de Bogotá.

A continuación les compartimos algunos apartes del mensaje del Cardenal Rubén Salazar Gómez, arzobispo de Bogotá y del padre Ricardo Pulido, Coordinador del SEAB.

 

Mensaje del Cardenal Rubén Salazar Gómez, arzobispo de Bogotá:

Al iniciar agradeció la participación de todos los asistentes y citó al Beato Pablo VI, para referirse a que la acción evangelizadora en Bogotá y la parte educativa tiene una gran importancia “su razón de ser, existir y actuar es la Evangelización”.

Así explicó que “evangelizar es hacer que las personas puedan descubrir la presencia de Dios en sus vidas, en la sociedad.  Aquel que se hizo como uno de nosotros, en nuestra condición humana, destruyendo el pecado y la muerte con su Resurrección, nos da su Espíritu que nos permite ser hombres nuevos, creaturas nuevas capaces de amar”.

Si hubiera algo de la actividad de la Iglesia que no fuera evangelizar “el criterio es que no lo haríamos porque lo que debemos hacer es evangelizar” sino corresponde a nuestra misión no lo debemos hacer.

Comentó que en el mundo moderno, globalizado, con tantas cosas en cuestión, en el que vivimos, “es fundamental para reafirmar el sentido evangelizador de la Escuela Católica”, por lo que se puede correr el peligro “que otros puedan hacer mejor lo que nos corresponde, duplicar acciones, competir con el Estado o colegios privados y no es el fin nuestro”.

Recordó que hace 5 años como arzobispo, le dio gran alegría al llegar a la Arquidiócesis de constatar la presencia de colegios parroquiales y ver el propósito de estas instituciones con una clara conciencia de escuela católica, evangelizadora y con la necesidad de acentuar más su identidad católica.

“La carencia del Estado se ha reducido, la presencia de las instituciones educativas del Estado hacen presencia eficiente en la sociedad, entonces ¿Qué sentido tiene que la Iglesia mantenga las instituciones educativas? que están al servicio de la evangelización, llevar el Evangelio de Salvación a todos los seres humanos”.

 

El Plan de Evangelización en el Sistema Educativo de la Arquidiócesis de Bogotá – SEAB:

En su mensaje, dejó clara la misión de evangelizar a través de las escuelas católicas, organizar en las tareas de la Iglesia el punto de la Educación:

 “Tarea del anuncio del Evangelio, formación de la fe y diálogo con el mundo contemporáneo”. Anunciar el Evangelio no sólo para que abran el corazón sino también de formarse en la fe, en un diálogo permanente con el mundo, ser “sal de la tierra y luz del mundo”.

Para los que integran el SEAB, ahí está el llamado: “Ser anunciadores del Reino de Dios, brindar a todos la posibilidad de crecer como discípulos y misioneros para incidir en la transformación de la sociedad”.

El Sistema Educativo de la Arquidiócesis de Bogotá “nace de la necesidad de unificar la misión educativa que nos propone el Plan de Evangelización, es una respuesta a la necesidad imperiosa que tiene la Iglesia de evangelizar la ciudad hoy. La Iglesia por medio de la educación católica, contribuye a la transformación de la sociedad formando seres humanos excelentes, cristianos convencidos, auténticos y verdaderos ciudadanos”.

Aclaró que el Plan de Evangelización “no es simplemente un capricho, es una necesidad para nuestra arquidiócesis para que seamos una presencia incisiva, válida en la educación” unirse para ser un organismo que permita una sincronía en toda la comunidad educativa arquidiocesana.  

 

Dos ejes fundamentales:   Excelencia en la educación y el proyecto de vida

Excelente educación en el campo humano, social y cristiano, fue el compromiso al que se refirió el Cardenal Rubén Salazar, para tener presente en las instituciones educativas, la excelencia como una manera de impactar con el servicio que deben de prestar: “No tiene sentido colegios mediocres, si queremos formar seres humanos excelentes, verdaderos servidores de la ciudad en todos los campos”, expresó.

También habló del proyecto de vida, como segundo eje, necesidad imperiosa  para las personas, fundamental para darle sentido a su vida, se refirió a las palabras del papa Francisco de que hay “personas aplastadas sobre el presente”, cuya vida es una serie de momentos fragmentados, sin una búsqueda clara de un fin, sin metodología para alcanzar lo que se proponen. Por lo anterior, la necesidad de que toda persona descubra su existencia como un don que lo lleva a descubrir sus capacidades, potencialidades, siguiendo una ruta, un proyecto para formarse en todos los campos.

Enfatizó en la calidad de la educación, el cumplimiento de unas metas académicas que son necesarias “el subdesarrollo en que hemos vivido en Colombia y viviremos no es un problema económico, es educativo, la educación no tiene la calidad que debe tener; la educación es inequitativa, desigual, injusta, fácilmente se engendra la violencia, de ahí que se viva el conflicto que tenemos en Colombia”. 

Por lo anterior, el desafío de un eje académico con altísima calidad, “la unión hace la fuerza” citó este adagio popular, el cual comparte y está convencido de que si es posible, dio el ejemplo de la caña de azúcar: una sola caña es frágil se rompe fácilmente si se golpea con la rodilla, pero si son 10 cañas o más, no se rompen.

La invitación que dejó a los integrantes del SEAB fue “responder a los enormes retos que nos plantea llevar el Evangelio a la sociedad en que vivimos, un proceso que requiere de la colaboración de todos”.

Si como Iglesia desde la educación quieren incidir en una sociedad justa, dijo que “hay que empezar por casa”, por lo que una vez más expresó en que el Plan de Evangelización inmerso en la educación “no es un capricho, verdaderamente responde a la necesidad de evangelizar”.

También resaltó que hay instancias que favorecen el proceso, como es el caso de la figura de un capellán general y los capellanes en las instituciones. La necesidad de la coordinación de las capellanías, la capellanía general a cargo del padre Rubén Darío Hernández para que “la parte evangelizadora no sea secundaria, marginal, sino que sea el centro de toda la actividad educativa”.

Finalmente, el Cardenal Rubén Salazar Gómez, arzobispo de Bogotá, hizo un llamado a los rectores, docentes y capellanes para ser “Sal de la tierra y luz del mundo, incidir de una manera positiva y permanente en el mundo educativo para construir una sociedad mejor, fraterna, solidaria y en Paz”. 

Formar excelentes seres humanos:

“El cardenal nos insistía en el término de excelencia en el trato, el habla, el conocimiento, las relaciones en todo lo que les ofrezcamos a nuestros estudiantes y familias, en formar excelentes seres humanos”, expresó el padre Ricardo Pulido, rector de la Fundación Universitaria Unimonserrate y canciller.

Así mismo, resaltó que para la formación cristiana en las instituciones educativas el cardenal Rubén Salazar Gómez, arzobispo de Bogotá “ha creado la capellanía general y cada uno de los capellanes tiene un rol protagónico, importantísimo en la evangelización de cada una de las instituciones, que sientan la presencia sacerdotal de nosotros”.

Expresó que el señor cardenal “ha querido que la tarea pastoral tenga un rango de gran importancia, la fuerza que tenemos que darle a nuestra formación cristiana tiene que ser clave, evidente, confesional, que no niega el diálogo con los demás”. El desafío de formar verdaderos servidores de la sociedad “gente honesta, que sepa trabajar, hacer bien lo que se proponen, gente formada con valores que tengan claridad para donde van”.

El padre Ricardo Pulido, explicó el sentido del sistema educativo y su estructura, por lo que habló de los 3 fundamentos que sostienen el SEAB y la importancia del Proyecto de Vida:

1.   Identidad de la escuela católica: Descubrir la presencia de Dios en el Proyecto de Vida y en toda la estructura del Sistema Educativo.

2.   Necesidad de salir al encuentro: De niños, jóvenes y adultos para proponer un camino integral de realización en la vida que parta del encuentro personal      con Dios.

3.  Un modelo pedagógico: De aprender en la escuela que todos capellanes, rectores, docentes, estudiantes, trabajan en la construcción de una sociedad            mejor donde el eje central es el proyecto de vida.

En cuanto al Proyecto de Vida, explicó que es para “favorecer un proceso de formación integral y permanente sobre la base de una antropología cristiana, de un hombre entendido como don, creatura, hijo y hermano”. 

La necesidad de un Proyecto de Vida para un buen desarrollo armónico y “porque la realización del ser humano es fruto de un proceso que se va construyendo a lo largo de la vida, teniendo en cuenta todas las dimensiones que lo constituyen”. 

Te invitamos algunas fotos del evento, haz click aquí

Fuente: OAC

Comentarios

[[ comment.author.username ]] dice:

[[ comment.publication_date ]]
No hay comentarios recientes
« Volver a Formación

Desarrollo San Pablo Multimedia