Noticias / Bogotá

Información sobre los hechos noticiosos de actualidad que afecten la ciudad de Bogotá y su arquidiócesis

El Colegio Parroquial Santa Isabel de Hungría sigue de celebración 

14 de Noviembre 2019
El Colegio Parroquial Santa Isabel de Hungría sigue de celebración

Como parte de las actividades de celebración de los 60 años del Colegio y con motivo de la fiesta de Santa Isabel de Hungría (17 de noviembre) se celebró una eucaristía presidida por el señor cardenal Rubén Salazar Gómez, conmemorando un año más de trabajo de una de las instituciones educativas más representativas de la arquidiócesis de Bogotá .

 La celebración de los 60 años del Colegio inició desde el pasado 3 de febrero, y a lo largo del año se han realizado una serie de actividades conmemorando todo el trabajo realizado durante todos estos años. Y hoy en el Coliseo del Colegio con la presencia de todos los estudiantes del plantel, profesores, directivas y algunos padres de familia, se realizó una celebración especial, empezando con una eucaristía presidida por el señor cardenal Rubén Salazar Gómez, arzobispo de Bogotá y concelebrada por monseñor Jorge Acevedo, rector del Colegio y monseñor William Casas, vicario episcopal de Santa Isabel de Hungría. Y posteriormente,  un momento cultural y artístico preparado por los estudiantes del Colegio.
 
En su homilía el Señor Cardenal invitó a todos los asistentes a orar por el Colegio "Pidamos al Señor que este Colegio siga por muchos años más llevando el mensaje de salvación, que este Colegio continúe congregando a niños y jóvenes para descubrir la sabiduría que el Señor les da por medio de su hijo muerto y resucitado. Pidamos al Señor que ÉL siga por medio de este Colegio llevando a las familias toda la fuerza y la luz que necesitan para fortalecerse más como comunidades de fe, esperanza y amor". 

Historia

El entonces señor cardenal Crisanto Luque Sánchez, arzobispo de Bogotá, según el decreto 96 del 5 de noviembre de 1953, erigió canónicamente la parroquia de Santa Isabel de Hungría, en el centro de la naciente urbanización del barrio Muzú, y nombra como su primer párroco al padre Luis Valenzuela, quien ejerció su ministerio sacerdotal por cinco años entregándose abnegadamente por el servicio a su comunidad.

En 1958, quedó a cargo de la parroquia el padre Manuel Estévez Bretón, ya que el padre Luis Valenzuela se había tenido que retirar por enfermedad. Él, siendo coadjutor del padre Valenzuela, soñaba con fundar un colegio que respondiera a las necesidades de los niños de las familias que se asentaban en la nueva urbanización. Ya a cargo, inició con la construcción de un pequeño colegio hecho de unas casas de lata y teja que se tenían como campamento cuando se construyó el templo parroquial; de esta manera comenzó la obra educativa oficialmente el 3 de febrero de 1959.

Desde ese entonces su intención ha sido brindar a los niños y a los jóvenes espacios para una formación académica sólida, formando individuos capaces de enfrentar con herramientas legítimas la construcción de una sociedad nueva. En agosto 18 de 1959, el cardenal arzobispo de Bogotá, Luis Concha Córdoba nombra como sucesor al padre Fernando Piñeros Rocha. 

Y la obra comenzada Parroquia y Colegio toman bajo su dirección un rumbo seguro. Finaliza la construcción del templo y el edificio del Colegio. El Colegio empieza a afianzarse y reconocerse entre la sociedad como de grandes estándares a nivel académico.

El 31 de octubre de 1969, fue nombrado el entonces el joven y dinámico padre Jaime Alberto Bonilla, designado párroco y rector por el señor cardenal Aníbal Muñoz Duque. Fueron siete años y tres meses en que desarrolló la organización de grupos pastorales que ayudaron al crecimiento de la fe cristiana de los fieles y al compromiso de todos por el trabajo de una Iglesia mejor. Siempre será recordado por su facilidad administrativa y su compromiso en el anuncio del Evangelio. Su temple como persona de grandes exigencias para alcanzar nobles ideales ayudó a darles a los estudiantes del Colegio parroquial una exigencia grande en los nobles ideales y caballerosidad en sus modales. Su buen gusto a nivel artístico ayudó al ornato del templo y en la adecuación de las cosas necesarias para el Colegio.

Su facilidad administrativa permitió la adecuación de los despachos parroquiales y la agilidad en los trámites pastorales. En su gestión, se logró la aprobación del Ministerio de Educación Nacional para los grados quinto y sexto de bachillerato mixto y graduar a la primera promoción en el año 1975.

El 29 de enero de 1977, monseñor Aníbal Muñoz Duque nombró al padre Manuel Eladio Mora Bohórquez como párroco y rector del Colegio. Cargo que ejerció con verdadero espíritu sacerdotal y dedicación hasta el 6 de octubre de 1980. Bajo su gestión, se destaca la ampliación la cural y el mantenimiento del Colegio Parroquial.

El 10 de octubre de 1980, fue nombrado el padre Pedro Abel Amaya, quien estaría a cargo por 23 años de la parroquia. Durante su gestión, construyó la segunda etapa del edificio de bachillerato, ampliando los servicios que se exigían. También, se dio el reconocimiento del Colegio en este sector de la ciudad tras el requerimiento que hacían los fieles de un mayor espacio para la formación de un gran número de estudiantes que se beneficiaran de las enseñanzas de la Iglesia Católica. Por tal razón, se da a la tarea de trabajar por un nuevo edificio para alojar a los estudiantes de primaria.

Así, en el año 1986, entrega una nueva planta que permite aumentar el número de estudiantes en el Colegio. No obstante, en el Colegio Parroquial siguió creciendo la demanda y, por ello, en el año 1988 inaugura la sección del pre-escolar para que los niños de esta etapa tengan un espacio adecuado que responda a las necesidades que exigían los tiempos. Con la llegada de la tecnología y de los medios audiovisuales, se vio en la obligación de construir un edificio de informática y audiovisuales que con orgullo entregó a la comunidad educativa en el año 1989.

El crecimiento de la comunidad, cada vez más comprometida en al anuncio del Evangelio y los requerimientos de una comunidad educativa que se había crecido en un 400% en los últimos 10 años, presentó un reto para la creación de un edificio administrativo para una mejor atención a nivel parroquial y del colegio. Así, se inició la demolición de la antigua casa cural para dar cabida al nuevo edificio de administración y vivienda para los sacerdotes, el cual fue inaugurado en el año de 1994. 

También bajo la gestión del padre Amaya, se ve la urgencia de construir un Coliseo que tenga la capacidad de más de 2.500 personas, no solo para el Colegio sino como una necesidad del sur de la ciudad y la Arquidiócesis, que no contaba con escenarios para actividades de gran envergadura. Por ello, decide construir el Coliseo Parroquial llamado Centro de Cultura, Fe y Recreación el cual es entregado a la comunidad en el año 2001.

Como sexto párroco fue nombrado, por el señor cardenal Pedro Rubiano Sáenz, el padre Daniel Arturo Delgado desde el 4 de agosto de 2003 hasta el 26 de octubre de 2010. En su gestión, el Colegio alcanza los más altos reconocimientos como el Premio Iberoamericano a la Calidad Educativa, el Galardón a la Excelencia y alcanzó el nivel muy superior en las pruebas saber ICFES. Diseñó y desarrolló el edificio Bodas de Oro en la celebración de los 50 años de labor educativa de la parroquia. Un edificio con espacios de lectura, reflexión e investigación, con oratorio, laboratorios y la biblioteca.

Desde el 27 de octubre de 2010 hasta el 15 de noviembre de 2012, el señor cardenal Rubén Salazar Gómez, nombró párroco y rector del colegio al padre Guillermo Gómez López. Por su fe en Dios y obediencia en sus designios se entregó al colegio con gran acierto de su ministerio sacerdotal y trabajo pedagógico que llevó al colegio a sostenerse entre los mejores colegios de la Ciudad de Bogotá.

El 16 de noviembre de 2012, el señor Arzobispo Rubén Salazar Gómez, nombró párroco y rector del colegio al padre William Casas Velásquez. En su gestión, el Colegio profundiza de manera constante en el ámbito pedagógico y pastoral, implementa estrategias para una educación de calidad y se mantiene a la vanguardia de los colegios de la localidad.

Impulsa a realizar un trabajo Pastoral con estudiantes de 10° y 11 en instituciones que atienden poblaciones desfavorecidas y estableció convenios de Cooperación Académica con un gran número de instituciones de Educación Superior reconocidas en el Distrito Capital.

Trabajó en el fortalecimiento de las obras que sus antecesores dejaron, modernizando sus instalaciones con la creación de dos salas de audiovisuales, dos salas de informática completamente dotadas; refuerzo estructural y rediseño interno de los salones de preescolar, se rediseñaron las canchas deportivas y se instaló una tarima amplia y funcional para los eventos culturales y deportivos.

Desde diciembre de 2018, el señor arzobispo Rubén Salazar Gómez, nombró párroco y rector del colegio a monseñor Jorge Humberto Acevedo, quien continúa con esta obra de fe y educación cristiana en la arquidiócesis de Bogotá.

Comentarios

[[ comment.author.username ]] dice:

[[ comment.publication_date ]]
No hay comentarios recientes
« Volver a Noticias

Desarrollo San Pablo Multimedia