Noticias / Bogotá

Información sobre los hechos noticiosos de actualidad que afecten la ciudad de Bogotá y su arquidiócesis

Nuestros nuevos presbíteros

29 de Noviembre 2018
Nuestros nuevos presbíteros

El próximo sábado 1° de diciembre, en la Catedral Primada de Bogotá, serán ordenados ocho nuevos presbíteros para el servicio de la arquidiócesis de Bogotá, entre ellos se encuentran Jesús Arroyave y Luis Francisco Rodríguez.

Espero ser un hombre con corazón de pastor

Jesús Arroyave nació en la ciudad de Medellín hace 30 años, es el noveno hijo de once. Empezó a vivir la fe desde muy pequeño debido a que su familia pertenecía al Camino Neocatecumenal. Siempre observó a los sacerdotes de su comunidad como un gran ejemplo a seguir. Pero fue hasta el año 2004 cuando en una eucaristía escuchó una frase que lo marcó para siempre “el Señor me amaba como yo era”, desde ese momento sintió el llamado de anunciar a Jesucristo. 

Así que, a los 18 años, manifestó a su familia y su comunidad el deseo de ser sacerdote e ingresó en el año 2006 al Seminario Redemptoris Mater de Bogotá.

Después de la ordenación continuará su labor pastoral en la parroquia Santa María Micaela, donde se encuentra desde hace un año como diácono adscrito, acompañando al padre Gabriel Méndez. Conoce muy bien a la comunidad y espera darles a conocer a Jesucristo, “Espero para ellos ser un hombre con corazón de pastor, servir en todo lo que pueda y estar incondicionalmente con una gran disposición”, indicó el diácono Arroyave.

 

“Quiero construir comunidad aunque no haya un templo parroquial”

Luis Francisco Rodríguez tiene 36 años y nació en Bogotá. Su familia proviene del campo de Boyacá y Cundinamarca. En el año 2009 se graduó como diseñador gráfico de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, hasta ese momento no tenía en sus proyectos convertirse en sacerdote. 

Siempre tuvo un vínculo con la pastoral juvenil, la cual le permitió llegar a la casa de convivencias en el Seminario Menor, organizando varios encuentros. Allí varios sacerdotes y seminaristas le plantearon la idea de

hacer el proceso de discernimiento vocacional, aunque varias veces rechazó la invitación, después de unos meses trabajando en las convivencias aceptó la propuesta e inició el proceso. 

“Llegan los miedos y las dudas de saber si es una verdadera vocación o una motivación falsa, pero llegó ese momento de poder decir que sí se trataba de un llamado”, indicó el diácono Rodríguez. De esta manera, ingresó al Seminario Mayor de Bogotá.

Se encuentra como diácono adscrito de la parroquia de San Blas, pero continuará su labor pastoral en la parroquia San Cristóbal como vicario. Espera poder ayudar a transformar la mentalidad de la comunidad, incentivando la evangelización y el sentido de pertenencia por su parroquia y su fe.

Comentarios

[[ comment.author.username ]] dice:

[[ comment.publication_date ]]
No hay comentarios recientes
« Volver a Noticias

Desarrollo San Pablo Multimedia