Noticias / Bogotá

Información sobre los hechos noticiosos de actualidad que afecten la ciudad de Bogotá y su arquidiócesis

Clara Fey, próxima beata

03 de Mayo 2018
 Oficina Arquidiocesana de Comunicaciones-OAC-
Clara Fey, próxima beata

El próximo sábado, 5 de mayo, en la ciudad de Aquisgrán-Alemania, será elevada a los altares como beata, la madre Clara Fey, fundora de la Congregación de las Hermanas del Niño Jesús Pobre. El papa Francisco firmó el 4 de mayo del 2017, el decreto que autoriza su beatificación...

Cien años pasaron para que la madre Clara Fey, fuera elevada a los altares, se reconocieran sus virtudes heróicas y se comprobara un milagro. En el año 2014, la diócesis de Aquisgrán, su ciudad natal, aprobó el milagro que la conduce a la santidad.  

Su amor grande por los niños pobres y abandonados, una vida llena de bondad y de misericordia de Dios y por considerarse una mujer con una visión de futuro, fueron algunas de las virtudes que forjaron su camino a la beatificación.

Conducir a los niños a Jesús

La fundadora de la Congregación de las Hermanas del Niño Jesús Pobre, Clara Fey, nació en Aquisgrán, Alemania, el 11 de abril de 1815 y falleció en Holanda a los 79 años, el 8 de mayo 1894. Perteneció a una familia acomodada, de gran sensibilidad social, por esto desde niña su corazón sintió la necesidad del pobre y el deseo de ayudar.

En su juventud y ante la situación en su país de origen, concibió el ideal de hacer algo por los niños pobres y con un grupo de amigas abrió una escuela elemental. Allí los niños aprendieron a rezar, a leer, a escribir y a hacer obras manuales. Sin embargo, esto no fue suficiente para prestar una ayuda efectiva y Clara Fey decide reunirse con unas amigas en comunidad y poder así brindar un hogar a los niños pobres.

El 2 de febrero de 1844 en su ciudad natal, fundó la Congregación de las Hermanas del Niño Jesús Pobre, institución que tiene como objetivo la educación cristiana de la niñez y de la juventud y, así mismo, la ayuda a los niños y jóvenes en sus necesidades. Misión que la madre Clara expresaba en las palabras: Conducir los niños a Jesús”. “Debemos vivir de la fe y ver a Jesús en cada niño, pues por nosotros se hizo niño”.

Espiritualidad eucarística, Manete in me

La madre Clara Fey pudo realizar su misión porque se esforzó en vivir con Dios y en Dios. Amaba la palabra del Señor transmitida en el evangelio de San Juan: Manete in me: “Permaneced en mí”, y la convirtió en expresión de su propia aspiración espiritual.

Para Clara lo decisivo era permanecer en el Señor con todo su ser y su quehacer. Para lograrlo buscó caminar en la presencia del Señor. El medio para conseguirlo fue lo que llamó sencillamente la práctica, que fue el instrumento para caminar hacia la interioridad, hacia una vida en Cristo, con Él y para Él, que concluiría en: Todo por Jesús, por Jesús sólo.

La Eucaristía era para ella el eje de su constante diálogo con el Señor. Una parte de su tiempo lo dedicaba a prepararse para recibirlo en la Eucaristía y el resto para agradecer su visita. Clara Fey fue un alma eucarística, propuso a sus hermanas un camino de espiritualidad eucarística que les ayudara a vivir diariamente en la presencia de Dios.

Veamos a continuación la entrevista con la hermana María del Rocío, superiora provincial en Colombia:

 

Hermanas del Niño Jesús Pobre en Bogotá

La congregación de las Hermanas del Niño Jesús Pobre se encuentra actualmente en 10 países y hay más de 500 hermanas que trabajan principalmente con los niños. A esta tarea consagran su vida, su trabajo, su oración.

A nuestro país llegaron en el año 1937 por una invitación que consideraron providencial ya que en aquel entonces la política hitleriana las obligó a dejar los colegios que tenían en Alemania. Y es así como arribaron a Colombia cuatro religiosas procedentes de Alemania, las hermanas Klara Alfonsa, Franziska Romana, Anna Aloysian y Josefa Christine. 

Colegio Santa Clara

La vida de esta comunidad en Colombia ya cumplió 81 años y el colegio Santa Clara, ubicado en el barrio Teusaquillo, una de las obras más grandes de las hermanas del Niño Jesús Pobre, cumple 80 de servicio en 2018, brindando educación a niñas y niños de primaria y bachillerato.

También tienen un colegio en la localidad de Bosa es el Instituto Clara Fey, que en asocio con el SENA instruyen a 720 niñas en bachillerato, con habilidades en modistería y/o culinaria. 

En el barrio Belén en el centro de Bogotá, tienen dos obras; el colegio Sagrado Corazón, solo para niñas, desde transición hasta quinto de primaria. Y el jardín infantil Los Pinos, donde son atendidos 220 niños desde párvulos hasta prejardín, apoyados por el Instituto de Bienestar Familiar. En la vereda Monterredondo-Guayabetal, vía al Llano, se encuentra el Instituto Clara Theresia, donde se atienden preescolar, primaria y secundaria.

En los altos de Cazucá, hay varias obras, un consultorio médico, un jardín infantil y un taller pedagógico, donde se enseña a los niños, de manera lúdica, diversas actividades como música, danza, informática. Otras obras sociales también son atendidas por las hermanas de esta comunidad en las diócesis de Pereira y Facatativá.

A continuación, el testimonio de las hermanas María Helena, asistente provincial y maestra de novicias de la comunidad, y la hermana Nohora Cecilia, superiora de la casa en Belén, centro de Bogotá:

Congregación Hermanas del Niño Jesús Pobre en imágenes:

 

 

 

 

 

Fuente: OAC

Comentarios

[[ comment.author.username ]] dice:

[[ comment.publication_date ]]
No hay comentarios recientes
« Volver a Noticias

Desarrollo San Pablo Multimedia