Familia

Porque se necesita evangelizar al núcleo de la sociedad que es la familia se les ha creado una sección en la que ellos serán los protagonistas como gestores de los valores cristianos y humanos en las futuras generaciones del mundo.

Un verdadero neocatecumenado para el sacramento del matrimonio

Primer encuentro para animadores prematrimoniales

06 de Marzo 2017
Un verdadero neocatecumenado para el sacramento del matrimonio

“Que vuestra primera preocupación sea dar testimonio de la gracia del sacramento del matrimonio y del bien primordial de la familia, célula vital de la Iglesia y la sociedad, mediante el anuncio de que el matrimonio entre un hombre y una mujer es un signo de la relación esponsal entre Cristo y la Iglesia. 

Ese testimonio lo ponéis en práctica cuando preparáis a las parejas de novios para el matrimonio, haciéndolos conscientes de la profunda importancia del paso que están a punto de dar, y cuando acompañáis con solicitud a las parejas jóvenes, ayudándolas a vivir en las luces y sombras, en los momentos de alegría y en los de la fatiga, la fuerza divina y la belleza de su matrimonio”. Les decía el papa Francisco a los párrocos, el pasado 25 de febrero, en el curso de formación sobre el nuevo proceso de nulidad matrimonial.

Y a propósito de su pronunciamiento, ese mismo fin de semana se celebraba en la arquidiócesis de Bogotá el Primer Encuentro de Animadores Prematrimoniales, el cual se realizó en dos fechas de  enero y febrero y estuvo dirigido por la Coordinación de la Evangelización de la Familia en cabeza del padre Nelson Ortiz Rozo.

Se viene haciendo un esfuerzo muy importante con el profundo deseo de responder de una manera concreta a las necesidades que hoy presenta nuestra sociedad frente a la inestabilidad de los matrimonios y el miedo de los jóvenes a contraer compromisos serios con su pareja. Colombia es el segundo país en el mundo con el índice más alto de cohabitación; solo superado por Perú. El 84% de los bebés que nacen en el país son de mujeres que no se han casado ni por lo civil ni por la Iglesia, según informe Mapa Mundial de la Familia[1], y si lo hacen, 3 de cada 10 se separan antes de los primeros 3 años según informe de la Superintendencia de Notariado y Registro. Es motivo de preocupación para la Iglesia la inestabilidad emocional de los jóvenes, el individualismo que va marcando su camino y sus relaciones selladas más por la pasión y el materialismo que por un auténtico reconocimiento y valoración del uno hacia el otro.

“Y me pregunto, cuántos de estos jóvenes que vienen a los cursillos prematrimoniales entienden lo que significa ‘matrimonio’, el signo de la unión de Cristo con la Iglesia. Sí, sí –dicen que sí- pero ¿lo entienden? ¿Tienen fe en ello? Estoy convencido de que sea necesario un verdadero neocatecumenado para el sacramento del matrimonio y no una preparación con dos o tres reuniones”. Mencionó el Papa.

En el Encuentro se animó a todos los matrimonios que vienen trabajando con parejas, para que  tiendan a hacer encuentros de preparación al sacramento del matrimonio más profundos y de ninguna manera sean exprés. Se buscó un criterio de unidad con el objetivo que se hable un mismo idioma, mirar hacia el mismo norte, articular el trabajo para aunar esfuerzos, haciéndose compañeros de viaje para testimoniar y sostener, y con el compromiso de actualizarse frecuentemente en orden a conocer las pautas y preocupaciones de la Iglesia. En especial recordarles hacer énfasis en que “siempre a los esposos cristianos, en el sacramento del matrimonio, Dios se refleja en ellos, imprimiendo su imagen y el  carácter indeleble de su amor…  El matrimonio, de hecho, es una imagen de Dios, creada por Él para nosotros. El amor del Dios Trino y el amor entre Cristo y la Iglesia, su esposa, sea el centro de la catequesis y de la evangelización matrimonial. No os canséis de mostrar a todos, especialmente a los esposos, este ‘gran misterio’ ”. Incluso el primer momento del Encuentro fue un espacio de reflexión e interiorización y donde el ejercicio recordaba lo imperativo del silencio para escuchar la voz del Señor. Se resaltaba el amor de Dios, principio de toda vocación. “Somos hechos a imagen de Dios, del amor, en amor y para amar; por lo cual debemos ser conscientes de lo que somos y decidir serlo para que el servicio sea pleno”,mencionaba Zulma Castañeda.

Por otra parte, también pidió el Papa, acercarse a los jóvenes que han preferido vivir sin casarse, con el estilo propio del Evangelio, con una mirada de ternura y compasión, siendo esta preocupación esencial en el trabajo de promoción y difusión del Sacramento del Matrimonio. Y en relación a este punto, entre los asistentes al Encuentro nace una gran inquietud para empezar a acompañar a los novios en su camino de amor, con miras a que en algún momento, si decidieran casarse, ellos puedan reconocer el matrimonio como un bien para ellos y se preparen a través de un verdadero catecumenado.

Es un camino en el que empezamos a avanzar y en el que es indispensable caminar unidos en comunión de Iglesia si queremos entre todos sostener nuestras familias como célula fundamental de la sociedad, por nuestros hijos y por nuestras próximas generaciones.


[1] Child Trends, Social Trends Institute y ocho universidades internacionales, entre ellas la Sabana representando a Colombia.

Fuente: Marcela Zuluaga García

Comentarios

[[ comment.author.username ]] dice:

[[ comment.publication_date ]]
No hay comentarios recientes
« Volver a Familia

Desarrollo San Pablo Multimedia